Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 7 de octubre de 2009

La ciencia española no necesita tijeras

Tomo el título de uno de los numerosos blogs de protesta ante el tijeretazo que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha decidido aplicar a los presupuestos destinados al fomento de la investigación. El dinero destinado a los grandes organismos públicos de investigación, aunque uno de sus defectos es que son más abundantes que grandes, se reduce un 15% y, en el caso de la investigación en biomedicina y salud, la merma se eleva a un 25%. Los científicos están justamente indignados ante la posibilidad de ser ellos los paganos del derroche de otros.
Un grupo de investigadores ha escrito una carta pública al gobierno en la que ponen de manifiesto la contradicción entre las proclamas políticas y los recortes efectivos. Los firmantes recordaban lo que hace más de un siglo dijera Santiago Ramón y Cajal, el único científico de primer nivel en toda la historia de la ciencia española: "lo que el país necesita es plantar árboles y sembrar mentes". No hacemos eso, gastamos dinero en cosas absurdas, en propaganda, en prejuicios, en absurdas hazañas contra el pasado, al tiempo que los poderes públicos regatean el dinero al único sector que en todas las naciones, empezando por los EEUU, es mimado por el dinero público. Para mayor escarnio, se suben las subvenciones del cine, ya que la ministra del ramo es de la cosa. Eso no ha servido para nada en el caso de la ciencia porque, como se sabe, los científicos no están siempre disciplinadamente dispuestos al “no a la guerra”, o escandalizar porque se haya hecho lo correcto con un petrolero extranjero que se hunde en alta mar frente a nuestras costas. Es lo malo de los científicos, que están entrenados en un escepticismo metódico que les lleva a poner en tela de juicio lo que se dice; precisamente por esa razón, si los científicos se desengañan de una promesa en la que habían creído, su desenganche de la retórica gubernamental será definitivo. Zapatero sabe, sin embargo, que son pocos y da muestras de no temer su desencanto.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece que el principal problema no es el recorte, sino toda la politica en genaral de I+D+i o como se la quiera llamar.
Toda ella se guía por ratios para poder compararnos con otros paises, y con ello se ponen a jugar con el numerador y denominador para ver si el numerito sale bonito o no.
La relacción universidad-empresa es en mi opinión uno de los puntales de esto no existe.
Ni de lejos se parece a la alemana, francesa, USA, etc.
En esos pises no se pierden el tiempo con ratios, para ellos simplemente investigar es consustancial a su existencia, mientras tanto aquí los jóvenes solo investigan en como atacar comisarías durante el botellón.
Y por no saber no sabrán ni hacer un coctel molotov, tranquilo que no voy a dar ideas, pero se alguno que se ha estado a punto de abrasar por idiota supino.
En fin así nos vá.

José Luis González Quirós dijo...

Para anónimo: el problema primero y principal es que no se comprende que no puede haber ciencia si no hay competencia entre organismos de investigación y universidades; mientras se pueda vivir de la sopa boba muchos preferirán seguir haciéndolo; esta rebaja del gobierno es una muestra más de que el gobierno no cree en la investigación, que no la respeta, y a veces, en ataques agudos de pesimismo, pienso que no le faltan motivos.

Anónimo dijo...

tiene usted razón, como va a haber competencia entre universidades vistos los procedimientos usados para elegir los profesores, mas endogámicos imposible.
Metodo
1/¿tu has estudiado aquí?
2/¿te has significado por hacer la pelota a algún departamento?
te nombramos interino
3/¿tiene experiencia como interino?
Si , pues entonces adentro y si algún amigo nuestro está en el caso 2/ esperamos su ayuda.
Con estos mimbres quien espera competir.