Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 21 de abril de 2010

Poder absoluto

En 1996, Clint Eastwood dirigió una de sus indiscutibles obras maestras, Poder absoluto, una historia protagonizada por un ciudadano escasamente ejemplar, una especie de ladrón honrado, que no se rinde ante el poder, pero sí cree en la democracia, un tipo raro, vamos. Resulta evidente la parábola política de Eastwood, un republicano en cualquiera de los sentidos del término, poco dado a la lisonja con los excesos de poder. En su película, Allen Richmond, el presidente americano, magistralmente interpretado por Gene Hackman, trata de librarse de las consecuencias de un crimen pasional haciendo uso de la protección excepcional que le confiere su cargo. Pero la presión conjunta de un policía honesto, y el ladrón que ha sido testigo oculto del delito, acaban por provocar el suicidio del presidente y la detención de quienes fueron más fieles al poder que a las leyes de la democracia. El espectador comprende que un ladrón resulta más decente que el político que miente y abusa de su poder, poniéndose por encima de la democracia y de la ley.

Nuestra cultura política no ha sido proclive a las cautelas para combatir las patologías típicas del poder. Aquí las leyes prevén la excepción para el que está arriba, el aforamiento, la inimputabilidad incluso. La tradición anglosajona, en la que alguna vez se cortó la cabeza a un rey rebelde, es mucho más cuidadosa, y parte de que una de las cosas que hay que prevenir es la desviación y el abuso de poder, porque el poder corrompe siempre, y el poder absoluto corrompe absolutamente, como decía Lord Acton.
Nuestro risueño presidente no cree que sul poder deba reconocer límites. Quizá sea esa una de las pocas características que comparte con algunos de los socialistas más veteranos, la convicción de que la legitimidad de los electos, siempre que sean de izquierdas, no consiente límite alguno. Por eso recurre con facilidad a medidas que ponen en riesgo la estabilidad del sistema, con tal de que lo consoliden a él. Zapatero cree que, así como el Rey Sol pudo decir aquello de “L’Etat c’est moi”, él puede actuar como si lo que le conviene, fuese bueno para todos.
Una de las formas de corromper la democracia es la provocación del exceso. Eso es lo que Zapatero ha hecho casi sistemáticamente desde que llegó al gobierno; su menosprecio absoluto por la tradición liberal, por el respeto al buen sentido, le han permitido decisiones que nadie con buen discernimiento hubiera tomado, al menos de esa manera. Su sentada ante la bandera americana, y su retirada desleal de las tropas en Irak, no se han curado con oraciones hipócritas a la vera de Obama. Su apuesta insensata por un nuevo Estatuto catalán que solo servía, en realidad, para sentarse más cómodamente en la Moncloa, le ha dado incontables disgustos, menos en cualquier caso que al conjunto de los españoles. El 6 a 4 del Tribunal Constitucional, por provisional que sea, ha debido de sentarle, por cierto, como un rejón ardiente, y ha servido para mostrar que quedan en algunos sectores de la izquierda las dosis de racionalidad y patriotismo necesarias para que pueda resurgir tras las ruinas irrecuperables que dejará Zapatero.
Tal vez sea su conducta ante la crisis económica lo que mejor muestra su convicción de que el poder es absoluto, o no es nada. Por increíble que resulte, ha actuado siempre como si la crisis no tuviese nada que ver con la acción del gobierno, como si bastaran unas consignas suavemente bobas para que el país se recuperare; cuando ha visto que eso no ocurre, y que su cotización electoral está severamente en riesgo, ha hecho lo que hacen todos los iluminados: huir hacia adelante, tratar de poner al país en píe ante las amenazas de la derecha, ante la vuelta de Falange, ante la resurrección de Franco.
No se trata ya de un prurito izquierdista y radical; se trata de una voluntad decidida de reescribir la historia, de ganar la guerra que se perdió, de borrar las huellas morales de la transición, de romper los falsos consensos en que, a su juicio, se ha fundado nuestra democracia, un sistema falseado en que, ¡por dos veces!, ha podido ganar la derecha. De momento parece guardar alguna de las formas más elementales, pero veremos a dónde llega si las encuestas, y la tozuda realidad, le siguen siendo adversas. No me cabe duda de que de poder actuar como la Reina roja ya habría cortado algunas cabezas, y que de su fecunda imaginación surgirán algunas leyes de excepción, si el caso lo requiere, que se aprobarán mansamente por los diputados que apacienta, y por las minorías que han hecho de la carroña política una de las bellas artes.
Con las dificultades y matices del caso, una minoría valiente de jueces ha podido librarnos de un dictamen melifluo y favorable a la mayor serie de disparates que haya aprobado nunca un parlamento español. Con ser ejemplar esa conducta, no es suficiente. Muchos son los que tendrán que hacer algo más para acabar con esta quimera de poder absoluto.

15 comentarios:

Teresa dijo...

Creo que los ciudadanos, de cualquier partido deberíamos de exijir al PSOE, que no a Zapatero y su panda de secuaces, que por el bien de la democracia, de la libertad, y de la justicia tomen cartas en el asunto, recapaciten y obliguen a este elemento a marcharse.
Y digo esto porque un partido debilitado o desgastado, ya sea por absolutismo, corrupción, falta de iniciativas... por lo que sea, lo único que provoca es una crisis democrática, por goleada del contrario en el próximo partido, y eso es algo que la libertad de ideas, de opiniones de oportunidades no se puede permitir.
El pueblo tiene que ser consciente de que la derecha necesita de la izquierda y la izquierda de la derecha. Si uno de los dos es anulado por el motivo que sea, esto deja de ser una democracia y se convierte en una "dictadura democrática" sea del color que sea.

No se si es mi ordenador o su página, pero últimamente los comentarios que escribo no aparecen reflejados, si no les doy un montón de veces a publicar.

José Luis González Quirós dijo...

Para Teresa: la verdad es que la echaba de menos; no sé que pueda estar pasando, pero Google, que mantiene este blog, también falla de vez en cuando, aunque poco. Lo que dice me parece enteramente cierto: el único mal serio de nuestra democracia es la cobardía de los políticos dentro de su partido, lo que está llevando a una democracia demediada y absurda.

Teresa dijo...

Gracias por echar de menos mis comentarios, aunque a veces sean fruto más de mi visceralidad que de mi raciocinio. La verdad es que podía haberle escrito un comentario en el Confidencial, en donde también le sigo, pero a veces tengo muy poco tiempo hasta para leer, y escribir me lleva bastante más. Me gustaría que no fuera así, pero no tengo sus enormes dotes y su gran fluidez de ideas.

José Luis González Quirós dijo...

Para Teresa: Gracias por su amabilidad. Escribir es un oficio, y, al menos en parte, se puede aprender; pero tener algo que decir es cosa distinta, y usted siempre dice algo.

Antonio Gonzalez dijo...

Querido Jose Luis,
Ya sabes que comparto plenamente tus apreciaciones en lo concerniente a buen cine. Efectivamente creo que se trata de una grandisima pelicula.
Sin embargo, si se trata de buscar un posible mensaje del Sr Eastwood, o si tratamos de usar su film como ejemplo de algunas situaciones, nos encontramos con que para combatir a ese supuesto "poder absoluto", el autor se apoya en la figura de "un ladron" (eso si con unos ideales y una moral muy determinados) y en la figura de "un policia", que hace la vista gorda, puesto que comulga planamente con el sinverguenza del ladron.
Conozco casi toda la filmografia del Sr Eastwood y tambien conozco perfectamente su vision o posicionamiento personal, lo cual no me impide valorar su obra y admirarle por ella.
No me parece, aunque lo mismo me equivoco con el personaje, que considerando lo inteligente que es este cineasta, que simplemente se dedica a hacer buen cine, pierda el tiempo incluyendonos sus mensajitos a traves de sus peliculas.
No obstante, si ello fuese cierto, seria bastante lamentable que para acabar con una supuesta situacion de "poder absoluto", el autor señale que "un sinverguenza" y "un policia que hace la vista gorda", son una opcion aceptable, puesto que en el fondo se cargan a "un desgraciao".
Ademas quien se carga "al desgraciao", es un megamultimillonario, que entra en la residencia de Mr Hackman, con mas facilidad que yo en mi casa, que es todavia peor.
Un abrazo

José Luis González Quirós dijo...

Querido Antonio: en mi opinión, las películas de Eastwood no solo son buenas, sino que transmiten el pensamiento político de Eastwood, que lo tiene, además de que fue alcalde de Camden, creo recordar. Eastwood es un republicano, es decir que cree en la decencia individual, en la libertad y desconfía de los políticos, cosa que se nota en toda su obra. Precisamente lo que quiere decir en AP es que un ladrón puede ser más honrado que un político corrupto, cosa que yo también creo, puesto que el ladrón actúa por su cuenta y se la juega, mientras que el político corrupto se escuda detrás de la ideología y la democracia para engañarnos a todos, además de pretender estar por encima de la ley. El poder absoluto de la película no es supuesto, sino evidente, además de estar en el título original, Absolute Power, reside en que el presidente piense que las leyes comunes no van con él, que la democracia pueda salir perdiendo si la gente llegase a saber lo que había hecho. Frente a esa corrupción de lo mejor (la ley y la democracia), los ladrones son efectivamente gente honrada..., y los millonarios que ayudan a políticos corruptos reciben su merecido. Eastwood es un cineasta muy político, pero como sus ideas no son las que aquí se llevan, se puede caer en el error de creer que es un mero artista. Como verás, ser republicano, no es lo mismo, siempre, que ser conservador. Abrazos,

antonio gonzalez dijo...

Querido Jose Luis:
Es normal que ante un hecho , en este caso una pelicula, se tengan visiones tan diferentes. Esto no hace que uno sea mas listo o mas tonto que otro, ni tampoco que uno este mas acertado o menos. Es simplemente que lo que vemos, varia segun desde donde lo observemos. Igual que el giro de las ruedas de un coche visto desde las dos aceras de una calle.
Coincido contigo en que es un gran director, eso ya te lo decia yo, pero creeme, los profesionales serios, y este lo es, no suelen perder el tiempo usandose asimismo para divulgar el mensaje de otros. Este es el caso de Clint. Lo se porque se lo he oido decir.
Ademas sigo pensando que es un gran cineasta, que se inspira en obras dramaticas y no el asuntos politicos. Asi esta reconocido por muchos y corroborado tambien por el.
Ademas el tener orientacion republicana, no significa nada en absoluto, ni bueno, ni malo, simplemente cada uno piensa como quiere, pero quieras aprovecharte de su orientacion, para establecer una correlacion entre el y los republicanos.
Lo siento, "is too much".
Un autentico republicano, nunca hubiese rodado "Media noche en el jardin del bien y del mal", o "cartas desde IWO JIMA" y tantas otras.
Es cierto que fue alcalde de Carmel (no Camdem) por el partido Republicano, lo se, pero tambien se que salio espantado de la experiencia y de las compañias.En fin, que a mi tambien me gustaria tener como correligionario de mis ideas a Clint Eastwood, pero no es posible. Tendras que conformarte. Esta a años luz de lo que por aqui conocemos.
Por ultimo, no creo caer en ningun error por considerar a Clint Eastwood unicamente un artista. Yo no le considero unicamente eso, pero desde luego voy a ver su cine porque ofrece siempre una vision de las cosas algo diferente de los demas.
Sin embargo, si tu ves sus obras con el filtro de la politica, yo no te voy a criticar, pero te estas perdiendo cosas, lo creas o no.
Un abrazo
Un abrazo

José Luis González Quirós dijo...

Querido Antonio:
No creo que tengamos visiones demasiado distintas de la película, pero sí de lo que es la política. La política, aparte de una práctica frecuentemente abyecta, pero no siempre, es también un tema intelectual, una visión de las cosas, y yo creo que Clint Eastwood ha hecho siempre cine político, pero no quiero repetirme sobre el asunto. Tu dices que los profesionales serios no suelen divulgar los pensamientos de otros, cosa en la que coincido, pero los profesionales, y también los que no lo son, suelen exponer sus puntos de vista, o los que creen ser suyos, cuando se enfrentan con temas en que se trata de juzgar sobre la vida humana, como pasa en la literatura y el cine, cuando son buenos. Ahora emplearé un argumento ad hominem, como tú has hecho, para decirte que me parece bien que pienses que un republicano no habría hecho nunca
"Media noche en el jardin del bien y del mal", o "Cartas desde IWO JIMA", pero eso se debe únicamente a que tu crees que los republicanos no pueden hacer según qué cosas, y yo no estoy de acuerdo con ello. Tampoco estoy de acuerdo con que el tener orientacion republicana, no signifique nada, de hecho me parece imposible que no lo signifique, lo mismo que ser liberal, jesuita o comunista. Una cosa es que no haya que juzgar las obras artísticas por los pretendidos móviles políticos de sus autores, y otra muy distinta que algunas obras no supongan un ideario político. Los temas que ha tocado CE lo han supuesto casi siempre, de hecho no recuerdo ninguna película suya que no sea, implícita o explícitamente, política, cosa que no se puede decir, por ejemplo, de Hitchcok, de Capra y de tantos otros.
Es evidente que me he confundido entre el londinense Candem y el californiano Carmel, pero eso es lo único en que estoy de acuerdo contigo, en este caso. De todas formas, me alegro de que aprecies el cine de CE porque, a su debido tiempo, quizás acabes por comprender que eres más republicano de lo que creías. Un abrazo,

Antonio Gonzalez dijo...

Querido Jose Luis,

Bueno, a menudo las cosas no son lo que parecen, o quizas muy frecuentemente. CE es claramente republicano, esto es cierto y ambos lo compartimos y aceptamos.

Yo creo que sus peliculas son mas propias de alguien con otras orientaciones, digamos intelectuales en vez de politicas, y como le considero un tipo inteligente, concluyo que su cine no es politico, pues de ser asi, no haria lo que hace.

Tu crees que en general alguien de esas orientaciones, digamos intelectuales en vez de politicas, podrian hacer ese tipo de cine y por tanto concluyes que CE hace cine politico.

El razonamiento es el mismo, solo que yo efectivamente pienso, que un republicano no es logico que haga según qué cosas, y sin embargo tu parece que piensas que ese mismo republicano, podria hacer cualquier cosa, lo que piensa el y lo que piensan los que no son como el.

Creo, que esto ultimo en realidad no lo haria casi nadie, aunque muchos, sean "republicanos o democratas", puedan permanentemente estar diciendo, si, si yo haria esto y haria aquello. No te lo creas. Podria ponerte centenares de ejemplos.

Por cierto, no creas que necesito esperar a ser mas mayor para sentirme republicano. Lo soy hasta la medula, pero no de estos, sino de los otros.
Un abrazo

José Luis González Quirós dijo...

Querido Antonio:

Es un problema de teoría y de historia política, pero los "unos" y los "otros" son los mismos, qué se le va a hacer. Lo que tu crees es que cuando un republicano piensa cosas que a ti te parecen correctas, entonces no es republicano. Bueno creo que la gente tiene derecho a definirse sin pedir permiso a los demás, y además también creo que las ideas que tu aprecias en CE son más republicanas que sus contrarias, pero vivimos en un país que padece graves equívocos políticos, y tu punto de vista es bastante compartido, aunque entiendo que erróneo. Ya sé que hay centenares de ejemplos de lo que dices, pero no hablamos de ejemplos, sino de
CE y del republicanismo. Que haya ejemplos de algo, cosa que no dudo, no quiere decir que no puedan ser verdad los casos contrarios. No aspiro a cambiar tu opinión, pero tal debieras aprovechar el caso CE para pensar que el republicanismo no es lo que tu crees, ni que la izquierda sea poseedora universal de verdades y virtudes.

Antonio Gonzalez dijo...

Querido Jose Luis,

Como llevo hoy todo el dia delante de la dichosa pantalla, veo inmediatamente que me contestas, asi que imagino que estas dandole tambien a tus obligaciones.

Oye, que interesante eso que has dicho en tu ultima respuesta. Te lo reproduzco:
"Lo que tu crees es que cuando un republicano piensa cosas que a ti te parecen correctas, entonces no es republicano".

Oye, que error mas grande. Yo se perfectamente que CE es un republicano, lo que pasa es que ello no me impide admirarle. Mas aun, si las cosas que trasmite CE, fuesen ideas que apoyadas, de verdad, por un partido conservador concreto, yo seria sin duda de ese partido conservador concreto.

Querido Jose Luis, este no es el asunto. Este señor tiene un pensamiento, que pese a tu loable empeño, no encontraras grandes coincidencias con la mayoria de gente, que dirige, milita o vota a un partido conservador de hoy en 2010. Y digo mayoria, que es de lo que hablamos.

Precisamente por eso no quiero que este agradable dialogo, se quede en que tu me pongas como ejemplo de indivuduo tipico de una "marca" conservadora actual, al señor CE, por lo menos hoy en el año 2010.

Afortunadamente, porque sino seria terrible, hay gente como tu y como CE, pero hay pocos. He estado con ellos muy a menudo y los conozco.

Por ultimo decirte, que aferrarse a unas siglas, a un partido o a una marca, es algo que no comparto. Lo importante es la gente que puede estar al frente, a los lados, dentro y fuera en un momento determinado. A eso es a lo que me referia cuando decia aquello de que ser republicano, carece de importancia. Lo mantengo.

Tu crees que seria lo mismo nuestro gobierno con Zapatero que sin el?. O tu crees que seria lo mismo una opcion conservadora como la que representa Rajoy, que esas mismas siglas representadas por otro candidato?

Un abrazo
Antonio

José Luis González Quirós dijo...

Querido Antonio:
Creo que nos estamos pasando con este intercambio, pero podemos seguir, si quieres. Me parece que hay dos diferencias esenciales: la primera que yo creo que todo el cine de CE es político y republicano, y tu no. La segunda que cuando me refiero al republicanismo no estoy hablando principalmente a Bush o de un partido, sino a una forma de entender la política que no se debiera de identificar con el conservadurismo. En realidad, el republicanismo consiste en desear un sistema político que se funde en la libertad individual y el respeto a la ley, especialmente entendidas como límites de la acción legítima del gobierno. El republicanismo cree más en la virtud cívica, que en las ideologías políticas, en la participación ciudadana y en la persecución implacable de la mentira y la corrupción. Lo de derechas e izquierdas es, en principio, ajeno a esto, aunque se suele entender que el republicanismo es de derechas, porque la izquierda suele creer en un partido salvador como agente del cambio. Así que creo que estamos más de acuerdo de lo que pudiera parecer. Saludos,

Antonio Gonzalez dijo...

Querido Jose Luis,
Es probable que nos estemos pasando, pero al fin y al cabo este blog esta organizado para contestar e intercambiar puntos de vista.
De todas las formas acabamos cuando quieras.
Un saludo

José Luis González Quirós dijo...

Querido Antonio:

Me encanta que los lectores comenten cosas, y procuro cuidarlos, porque en este país hay escaso hábito de discusión y, más aún, miedo a que se le juzgue a uno por sus opiniones. Es muy característico ese miedo, lo que, me parece, se explica por nuestra tradición política de intolerancia. De manera que cuando alguien como tú persiste en explicarse, pues me alegro. En este caso me parecía que las distintas posiciones han quedado claras, y, en cierto modo, muy cercanas, pero muy bien pudiera no ser así, y si así fuese y hubiere necesidad de ulteriores matices, estaré más que dispuesto a seguir, de manera que en tus manos queda.

John dijo...

fitflops shoes
nike air max
the north face outlet
chaussure louboutin
fitflops sale clearance
burberry
nike huarache black
stephen curry shoes
nmd adidas
burberry uk
louis vuitton handbags
sac longchamp pliage
nike store uk
adidas stan smith
nike free runs
skechers shoes
nike air max
coach outlet
versace
pandora jewelry outlet
fitflops sale clearance
cheap nfl jerseys
new balance outlet
coach outlet online
canada goose jackets
toms outlet store
michael kors handbags
fitflop uk
oakley sunglasses outlet
oakley sunglasses
adidas nmd white
michael kors outlet
kate spade outlet
jimmy choo outlet
michael kors handbags
gucci handbags outlet
2016530yuanyuan