Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

jueves, 3 de febrero de 2011

Hacer algo por el Real Madrid

Aunque el Real Madrid acaba de clasificarse para jugar la final de la Copa del Rey, es evidente que el equipo no está a la altura que deseamos sus socios y sus seguidores, y que esa decepción hunde sus raíces en un modelo de gestión que ha fracasado, ese modelo que ha hecho que Mouriño, un tipo serio, sin duda, haya dicho que el Real Madrid es un circo, y que se está pensando su continuidad al final de esta temporada. Creo que los socios que no estamos conformes con la manera en que la directiva lleva las cosas debemos hacer algo. A mi se me ha ocurrido crear un grupo en faceboook "El Real Madrid merece lo mejor" para ir intercambiando opiniones y crear una fuerza que pueda actuar en favor de nuestro equipo en las próximas elecciones, evitando que sean un nuevo paseo triunfal para Florentino, como ocurrió, lamentablemente en la última convocatoria. Lo que sigue a continuación es el "manifiesto" con el que convoco a los socios del Real Madrid a organizarse y a defender el estilo, la historia y las esperanzas del club y de todos nosotros.

La historia del Real Madrid ha sido gravemente desvirtuada bajo el poder de Florentino Pérez y los socios del Real Madrid, que somos responsables del destino de nuestro club, al menos eso dice la teoría, debemos de tratar de que se pueda recuperar el rumbo perdido. La realidad, sin embargo, es que el Real Madrid se ha convertido en una finca de Florentino y sus amigos, en una institución que deportivamente está muy mal dirigida, que malgasta el dinero y, lo que es peor, que está viendo cómo su prestigio histórico está siendo humillado no sólo porque nuestro gran rival está ahora mejor que nosotros, sino, sobre todo, porque la dirección del club es caótica, caprichosa y personalista.
Creo que el hecho de que Florentino Pérez haya ganado las últimas elecciones sin ni siquiera una candidatura rival dice muy poco de nosotros, y pretendo que nos esforcemos para que eso no vuelva a suceder jamás.
Quienes amamos al Real Madrid, y pensamos que el mejor club del siglo XX debería seguir siéndolo en el siglo XXI, tenemos que movilizarnos y exigir de nuestros directivos una política distinta. Estoy seguro de que somos muchos, pero estamos muy dispersos, además de desconcertados y con sensación de impotencia frente a protagonistas muy poderosos; pero me parece evidente que si esta clase de medios, como Facebook o Twitter, han servido para hacer posibles revoluciones que eran impensables hasta ayer mismo en el norte de África, también podrían servir para que los socios del Real Madrid cobren conciencia de su poder y sepan que pueden impedir que su destino siga en manos de un pequeño grupo de gente que no ha sabido mantener el nivel deportivo y la categoría moral que siempre ha distinguido a nuestro equipo.
desgraciadamente, creo que la situación actual tiene ya muy poco remedio, y que hay que ir preparando el futuro con calma. No creo que haya que renunciar a nada, pero me parece que el club necesita políticas muy distintas y que tenemos que buscar entre todos un nuevo Bernabeu, sin rendirnos a la idea de que hayamos de ser rehenes de alguno de los multimillonarios caprichosos que quieren prestarse a hacernos el favor de presidir el club que tanto amamos.
Me gustaría que este sitio fuese un lugar de intercambio de opiniones educado y positivo, que no se insultase a nadie, ni se hiciese demagogia. Para eso, por desgracia, ya hay muchas oportunidades en otros lugares, pero nada sacamos con ello. Los madridistas sabemos muy bien que no se gana nada con echar la culpa a los árbitros o a conjuras de necios. Sabemos muy bien que cuando se es el mejor se gana casi todo: esa ha sido nuestra historia, pero desde que Florentino Pérez puso su mano en el timón, los resultados han sido muy escasos. Es verdad que le debemos momentos estelares, sobre todo que Zidane haya sido nuestro, pero, no nos engañemos, el balance es decepcionante y sería muy triste que entre todos nos consigamos aunar la fuerza necesaria para llevar a la dirección del Real Madrid a quien realmente lo merezca. 

No hay comentarios: