Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 17 de mayo de 2011

Los jóvenes se manifiestan

Estos días han salido a la calle los jóvenes, eso se dice: lo que en realidad habría que decir es que han salido, por ejemplo en Madrid, 15.000 de los cientos de miles que seguramente hay. Mal comienzo es la patrimonialización juvenilista del movimiento. 
Se discute mucho el significado de este fenómeno, pero habría que partir de que esta clase de fenómenos no tienen un único significado sino, al menos, tantos como interpretes y/o como manifestantes, de manera que cualquier claridad sería prematura. Yo haré una anotación muy ambigua, que me parece precisa. Es bueno que los jóvenes se den cuenta de que las cosas están mal. Es pésimo que piensen que hay algo que arreglar gritando simplezas, o armando follón, aunque es posible que sea inevitable hacerlo y que quepa sacar de ello algo positivo. Veremos.  
De todas maneras, bueno sería que quienes se supone que dirigen el país se den cuenta de que algo empieza a oler a podrido, sin que quepa descartar del todo que alguno de los políticos que sabe jugar con varias barajas esté detrás de alguna de las razones que han llevado a esta sorprendente eclosión, que no lo sería menos por el hecho de que algún fantasmón de la más rancia izquierda haya estado mezclado con los manifestantes, además de la obviedad de que los antisistema son muy capaces de aprender pronto las malas artes de Batasuna. 

6 comentarios:

Teresa dijo...

Yo la verdad es que no tengo ninguna duda de quien está detrás de todo esto. Si no se puede ganar, porque ya sería el milagro de Fátima, y la izquierda si hay algo en lo que no cree es en los milagros, aunque a veces rece para que sucedan, intentar debilitar al contrario para que te saque la menor ventaja posible es una buena opción. Si se consigue sembrar la duda y el descontento hacia todos, la posible avalancha de cambio de voto queda minimizada, lo que supondría una gran victoria, ya que los incondicionales no van a cambiar su papeleta. Desde luego esta tesis valdría para los dos partidos en el poder, ya que esta protesta implica a ambos. Pero como suelen decir en los juicios, a quien beneficiaría una decisión de este tipo?. A mi esto me huele a movida del Rasputín español

Javier dijo...

Aunque advierto algún poso de nobleza en esta causa, el montaje huele a chamusquina. Distorsionar las elecciones en España es ya un lugar común. Recordar 2.004. Esta amalgama, esa retórica rancia, esos comportamientos con los medios de comunicación... es lo de siempre.La banda de la porra de la izquierda. Asistiremos el sábado a otra jornada de reflexión adulterada ? En fín.

José Luis González Quirós dijo...

Para Teresa: Me parece muy lógica su suspicacia, aunque quiero recordarle que Rasputín parece muy hábil, pero no lo es tanto, y es posible que este asunto se le acabe yendo de las manos. Habrá que esperar, pero va a ser una experiencia interesante y desearía que fuese educativa para la gente de buena intención, que también la habrá. Es una necedad confundir los problemas con las soluciones, y los jóvenes son muy dados a ella, hasta que se les pasa. No olvidemos que la veneración de lo juvenil es un prejuicio nazi, el único que ha sobrevivido a su derrota política.

José Luis González Quirós dijo...

Para Javier: creo que hay algo que es seguro, y es que este tipo de movimientos va a menudear a medida que se acerque el PP al Gobierno, lo que no obsta para que haya que esperar a ver en qué para este asunto concreto, porque es obvio que la queja, muy general, está bien fundada y que la situación es lo suficientemente grave com para que la gente, el 45% del paro juvenil, salga a la calle, aunque no sepa muy bien para qué. Lo difícil no va a ser que gane el PP, que está por ver, sino que pueda gobernar, y que pueda hacerlo bien, y está claro que hay quienes están, desde ahora mismo, disuestos a impedirlo a cualquier precio.

Karim Gherab Martín dijo...

Suscribo al 100% la siguiente frase que has escrito: "es obvio que la queja, muy general, está bien fundada y que la situación es lo suficientemente grave como para que la gente, el 45% del paro juvenil, salga a la calle, aunque no sepa muy bien para qué".

Teresa dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con todos y en especial con usted D. José Luis cuando dice que esto se le puede ir de la manos a su mentor. Si la juventud tiene algo bueno, que tiene muchas cosas buenas, es que cuando se implica, aunque en principio esté manipulada, luego vuela libre. Su protesta es tan realista que no dudo que ningún españolito de bien no la suscriba. Pero vamos al fondo. El motivo está claro, y como bien dice Javier, parece noble, pero y las pretensiones. ¿Cuales son?. Por ahora no están claras, supongo que habrá que esperar un par de días para saberlo, pero yo sigo opinando lo mismo, provocar una gran abstención. Espero que cuando menos este movimiento sirva para abrirle los ojos a más de uno y consiga hacerle pensar y reflexionar por su cuenta. Espero también que por lo menos sepan para que salen a la calle y despierten de su letargo.