Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

sábado, 30 de julio de 2011

Teoría y práctica



Llevamos varios días con noticias sobre sorprendentes aumentos en las remuneraciones de los consejos de administración de grandes sociedades, como si los beneficios solo se pudiesen atribuir a los jefazos y las pérdidas al resto del personal, y no siempre será así, me imagino. Parece pues como si la crisis solo afectara a los desgraciados: en Iberdrola, Santander, Barclays, Telefónica, Repsol, puede haber EREs y despidos, pero los directivos ganan siempre un poco más que el año pasado, que no es que fuera poco. Todo esto produce vergüenza ajena por la impudicia y la injusticia que representa, en grado superlativo, pero puede tener cierta justificación, aunque no me guste nada, en la pura teoría del capitalismo, si es que existe algo como eso. Sin embargo, lo que me ha llamado mucho más la atención es que el faro ideológico de la izquierda, PRISA, haga exactamente lo mismo, echar miles de trabajadores a la calle, mientras que las retribuciones del Consejo, dirigido por esa luminaria del progresismo que es Juan Luis Cebrián, se multiplican de forma escandalosa por tres, una cifra pequeña, que es lo que seguramente comentaría Rubalcaba. ¡Mundo, mundo!

1 comentario:

Pablo dijo...

Existe una palabra que resuelve muy bien el problema, REGULACIÓN.
Porque a los paladines del libre mercado, los bancos, les gustan tanto las leyes como la que les permite subastar la vivienda de una familia que no puede hacer frente a los pagos consecuencia de una crisis de la que ellos no son inocentes, y sin embargo cuando se le habla de impuestos de obligaciones, de que tienen que participar en los rescates, etc. Sabes como reaccionan los mercados: Atacando, utilizando "el poder", que la no REGULACIÓN les ha concedido.
Regulación que permita controlar los bonos seguidos de EREs, los directivos de las corporaciones no son elegidos bajo ningún criterio democrático.
¿Por que les concedemos (los politicos) tanto poder?, yo digo: no será tambien corrupción pues un político tras su andadura por la honesta actividad política, pasan a formar parte de esa clase no tan honesta de los directivos de las corporaciones...