Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 11 de enero de 2012

El viejo corporativismo

Es bastante asombroso que aceptemos como si tal cosa que la legislación laboral deba ser pactada entre empresarios y sindicatos. Si se aplicase el principio al resto de las actividades se vería lo absurdo que resulta. Por fortuna, la cerrazón corporativa va a obligar al gobierno a enviar al parlamento una legislación laboral que hay que esperar no sea timorata y pueda servir para cambiar algo el panorama de la contratación y del empleo. Esto que se considera excepcional es lo que debería ser normal, lo contrario es un resto absurdo de corporativismo o, si se prefiere, de franquismo.
Abaratar el uso del móvil

No hay comentarios: