Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 12 de febrero de 2012

El Gobierno ha dado un  paso adelante con la reforma laboral, pero también ha cedido a varias cautelas demasiado complacientes con los poderes fácticos, sindicales, por supuesto. Lo que no es fácil de saber es si el gobierno no se ha atrevido a más, o es que cree que más es peor, y, la verdad, no sé a qué carta quedarme. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mucho ruido para tan pocas nueces. Se esperaba algo más de creatividad en las medidas. También hubiese sido deseable simplificar la variedad de contratos ¨laborales¨ vigentes. El panorama actual resulta complejo tanto para empresarios como para trabajadores.