Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

viernes, 2 de marzo de 2012

Militantes del PP

No deja de ser un misterio que el PP esté tardando, como me parece pasa, en cambiar muchos de los órganos de poder en los que tendría que actuar con cierta celeridad: TVE es un buen ejemplo, pero hay numerosas comisiones y cargos de apariencia técnica en los que sucede lo propio. No es fácil explicar una conducta que ya puede considerarse habitual en el PP, porque ya ocurrió en 1996, y también viene siendo característica de su estilo de gobierno en ayuntamientos y CCAA. Me malicio que, además de una cierta ingenuidad y alguna forma de cobardía, que de todo puede haber, también opera un elemento estrictamente político. A mi modo de ver, de la misma forma que los soldados de Napoleón llevaban, o creían llevar, en su mochila el bastón de mariscal, muchos altos cargos del PP consideran que su victoria es personal, que su misión es personal, que el partido es una especie de franquicia que ha sido útil para que ellos lleguen a su destino, y nada más. Se comprende, entonces, que no sientan prisa alguna en colocar a otros, a sus amigos, sí, desde luego, porque se imaginan que ellos solos van a poder arreglar todo lo que sea necesario, y que otros compañeros de partido seguramente no servirían para otra cosa que para molestar.  Puede que el PP sea, como lo es, sin duda alguna el PSOE, una agencia de colocación, pero de colocación de amigos,.. los militantes están para ir a los mítines a aplaudir, como todo el mundo sabe. 
Voz de mando

No hay comentarios: