Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

sábado, 30 de junio de 2012

La ejemplaridad

Esta mañana he estado en un programa de Es Radio con Luis del Pino y ha habido un cierto debate sobre cuestiones, digamos, liberales. Yo, la verdad, me siento liberal, cada vez más, pero no dejo de sorprenderme de la actitud de algunos liberales que creen tener soluciones para todo, lo que me parece poco inteligente, o incapaces de pensar si la solución que proponen es mínimamente aplicable, cosa que nunca puede olvidarse en política. Seguramente sería mejor un mundo sin Estado, pero es imposible, de manera que para qué seguir. Lo que hay que buscar es formas de gobierno limitadas, en equilibrio, que permitan la libertad política, pero, además, es necesario insistir en que las fórmulas, por sí mismas, raramente arreglan nada; además de las fórmulas hace falta ética privada y pública, ejemplaridad, y eso es lo que muy frecuentemente  se olvida. Sin fray ejemplo, las prédicas valen muy poco.
Sobre gmail

viernes, 29 de junio de 2012

Un éxito, ma non troppo

Parece que el éxito ha acompañado a Mariano Rajoy en la cumbre de Bruselas, que ha sabido defender los intereses de España, y eso es algo que debe alegrarnos, pero... ya veremos en qué para todo este asunto.  La UE está acostumbrada a avanzar a pasos muy irregulares y sincopados, pero no parece especialmente interesada en arreglar a su cuenta lo que tendríamos que arreglar nosotros a la nuestra. Ayudas, sí, pero queda casi todo por hacer, diga lo que diga don Mariano. 
De Androides

jueves, 28 de junio de 2012

No más, sino mejores

Algunos interpretan nuestra carta como el intento de lanzar un nuevo partido. Se trata de una conclusión sin mucho fundamento porque la carta es únicamente la iniciativa personal de un pequeño grupo de personas a título individual que, además, procuramos que los firmantes pudieran pertenecer a cualquier tendencia ideológica y política, como de hecho está sucediendo. 
Pero me apresuraré a decir una cosa esencial sobre los partidos: no creo que haga falta ninguno más, lo que me parece esencial es que los partidos sean mejores de lo que son, y difícilmente mejorarán si quienes creemos que hay que mejorarlos nos dedicamos a fundar nuestro partidito particular en el que ser líderes indiscutibles. Para esa aventura, la verdad, prefiero a los tiranos de los partidos grandes. 
ISBN

miércoles, 27 de junio de 2012

Baja la recaudación fiscal

Y aumenta el déficit, como es lógico. El gobierno no ha hecho realmente nada, aunque insista en el absurdo lema de que ya lo ha hecho todo. Vamos de mal en peor, y siento tener que reconocerlo. Hace falta una nueva política que no esté basada exclusivamente en la compra de votos, en las promesas que ya vendrá quién las pague. Por cierto, en la carta estamos cerca de los 10.000 y hemos tenido que cambiar de servidor para dar cabida a tanto tráfico. Gracias,
La tableta de Google 

martes, 26 de junio de 2012

Mas de 5000

Me dicen que llevamos bastante más de cinco mil firmas en la carta abierta al presidente del gobierno que hemos puesto a disposición de todo el mundo en www.reconversion.es. Teniendo en cuenta el silencio informativo de los grandes medios, y lo difícil que es todo, parece un milagro, aunque, claro, es posible que hayamos sabido formular un estado de opinión muy común, además de muy justificado. ¡Anímense y animen a otros! No hay nada que perder... salvo la vergüenza y los temores, y lo mismo acaba siendo importante de verdad, debería serlo. Firmen, por favor, si no lo han hecho ya. 
Libros digitales "baratos"

lunes, 25 de junio de 2012

Por favor, firmen la carta

He firmado la carta que pide a Mariano Rajoy que acometa de una buena vez una reconversión del Estado, ya que nuestros problemas no son de gestión, sino de estructura. Hemos abierto una página web, de nombre www.reconversion.es, en que se puede leer la carta, comprobar los primeros firmantes, gente diversa, no necesariamente del mundo de la política y de procedencias muy distintas, y espero que quienes estén de acuerdo con ella suscriban el documento. Solamente si somos muchos seremos escuchados, porque la desgracia de esta democracia consiste en que está hecha solo para escuchar a los que mandan, que no siempre dicen lo que deben, ni saben lo que dicen. 
España atraviesa por una situación muy peligrosa, pero si no empujamos en la buena dirección, llegará a estar mucho peor, y eso lo pagaremos muy caro y durante un tiempo demasiado largo. Está en nuestras manos tratar de evitarlo haciendo saber a los partidos que ya nos hemos dado cuenta de que están a lo suyo, no a lo nuestro. De momento la insensibilidad de nuestros líderes es pasmosa, su empeño en que aquí no pasa nada es suicida, pero tiene algo de cierto, porque, en verdad, a ellos nada les ocurre, y ya es hora de que eso cambie y se vayan enterando. ¡Firme la carta, por favor!
Copiotas

domingo, 24 de junio de 2012

Deportes

La tendencia a la utilización política del deporte es tan vieja como la humedad; además es casi inevitable, pero debiera resultar siempre penosa, de vergüenza ajena. Todo ello no obsta para que los éxitos deportivos de españoles nos deban servir de ejemplo, precisamente, de lo que podríamos ser y no somos. El coraje de Nadal, la inteligencia de Iniesta, la perseverancia de Alonso, o la profesionalidad de Casillas son virtudes que escasean, pero que, cuando se cultivan, hacen que el éxito y, sobre todo, el honor y la gloria, sean más asequibles, merecederos. Tal vez aprendamos, porque seguir siendo unos torpes en política y en democracia es muy triste. Ellos no ganan por ser españoles, sino por ser como los españoles debiéramos ser.

sábado, 23 de junio de 2012

Consejeros viajeros

A medida que se conocen los gastos de los ilustres miembros del Consejo General del Poder Judicial se comprenden mejor dos cosas, que Divar considere que sus gastos no tienen nada de ilegales, y que el despilfarro y la malversación  no parecen ser delictivos para algunos jueces, cuando son ellos quienes lo cometen. Para que lo de Divar no pueda considerarse una cacería, aunque muchos pensemos que está bien que haya tenido que marcharse, independientemente de las intenciones de su verdugo, habría que someter a público escrutinio los viajes y mandangas de estos pajarracos judiciarios. Merecerá la pena intentarlo, porque hay que empezar a luchar contra la corrupción por donde se pueda. 

viernes, 22 de junio de 2012

Buena noticia

Estamos tan escasos de buenas noticias que hay tendencia a considerar como si lo fuese la de los auditores internacionales sobre el maltrecho estado de nuestro peculiar y dualista sistema financiero (políticos y banqueros en comandita). 
Una sociedad tan acostumbrada a la mentira tiene que soportar estas buenas nuevas con cierta calma, pero es cada vez más urgente que corrijamos el estilo y que no se diga, por ejemplo, que el señor Divar ha hecho un gran sacrificio. Mientras sigamos siendo siervos y adoradores de la hipocresía, no nos saldrán las cuentas y nadie nos comprará nada. 
Fides ex auditu

jueves, 21 de junio de 2012

Unamuno recordado

Mi amigo José Luis Puerta me llama la atención sobre esta carta al director de El País que recuerda lo que Unamuno pensaba de los políticos de su tiempo, ustedes dirán si hay motivo: la transcribo a continuación:

Cartas al Director. 19/06/2012 

Se repiten los mismos errores en esta sociedad española anestesiada, sin que una gran mayoría de ciudadanos tenga capacidad para detectar el adoctrinamiento, la mentira y la ineficacia como señas de identidad de una cierta clase política, como ya señalaba en su época el gran Unamuno. “Sabido es lo que son y han sido siempre nuestros gobiernos. Cuando no quieren, o no pueden, o no saben cumplir lo que la opinión pública les exige, lo falsean todo. La mayoría de los políticos viven del engaño y en él quiere mantenernos a todos, sin darse cuenta que no es posible idiotizar a los ciudadanos libres que conservan la cabeza en su sitio y un espíritu critico al cual no van a renunciar”.
Ahora, más que nunca, España necesita otros políticos y otras actuaciones basadas en la unión y no en el sectarismo ineficaz. “El político verdadero, el estadista, tiene valor de personalidad; el politiquero, el caudillo de bandería, el organizador de elecciones, no pasa de ser una fulanidad”.— José Fuentes Miranda.

miércoles, 20 de junio de 2012

Paracetamol

En la UE se toman ya a chacota lo de nuestro posible rescate, Paracetamol, han dicho. Esto tiene cada vez peor aspecto, la verdad, pero no hay otro remedio que reconocer que se trata del desvelamiento de un secreto a voces, a saber, que nuestro sistema es inviable, algo capaz de echar a pique un proyecto nacional que nos ha inspirado, supuestamente, durante  seis décadas. Pues nada, a volver a la peseta y a subvencionar la minería, eso es lo que piensan algunos, pero puede que tengamos suerte y que Frau Merkel nos de una prórroga. ¿Sabremos aprovecharla?
EEUU, España y los libros 

martes, 19 de junio de 2012

No saber lo que pasa

Es siempre útil releer a Ortega, pero en España estamos atravesando momentos en que resulta especialmente aconsejable. Ortega señaló la frivolidad y la falta de advertencia sobre la realidad como defectos bastante comunes, fruto, en el fondo, de la rutina y la pereza intelectual de nuestra clase dirigente. Pero también la mala costumbre de todo el mundo al habituarse a lo extraordinario como si fuese común, al convertirnos todos en "señoritos satisfechos". Eso es lo que hay detrás de la negativa del gobierno, y de los políticos en general, a revisar el funcionamiento de un sistema que está absolutamente en quiebra. De aquí al miedo, al pánico y al descontrol, falta realmente muy poco y habría que procurar evitarlo, pero eso exige mucho valor en gentes que parecen andar escasos. De momento, lo que se lleva, en una especie de consenso irresponsable, es pedir que los alemanes nos paguen las cañas, y no van a querer, que es lo que haríamos nosotros, desde luego, en su caso. 

lunes, 18 de junio de 2012

Disculpando a Divar

Entre los que disculpan a Divar hay alguna diversidad, pero no mucha. El argumento proferido es el de la venganza, cosa que sirve también para sentar plaza de entendido. Es muy probable que sea cierto, pero me temo que no tiene nada que ver. El caso Divar pasará a los anales porque será un primer ejemplo de corruptela en la que no ha funcionado el escamoteo, aunque desgraciadamente no se ha subrayado lo más grave, sino lo anecdótico, pero por algo se empieza. Más grave que los euros es la costumbre de semana caribeña, desde luego, pero lo peor de todo ha sido el comportamiento inicialmente corporativo de los jueces afines, aunque luego se hayan corregido, por lo que pueda tronar. La Justicia no solo está en malas manos políticas, sino en manos sucias judiciales. Siento decirlo, porque me parece que se puede malentender, pero que se ponga en la picota a un político por unos trajes, y que se considere que no atenta al reglamento lo del juececito es de coña. En fin, entiendo que se haya chapuceado una solución no demasiado sangrienta, pero hay que ir a más y a mejor, no a lo de siempre.
Google se niega

domingo, 17 de junio de 2012

Espada

Arcadi Espada tiene toda la razón, y suele tener bastante, en dos de sus últimas intempestivas, contra la, creo, señorita Robles y sus consideraciones divarianas, y contra la sentencia a favor de Dans, por más que yo no sea tan propietarista como lo es don Arcadi y caiga más del lado anarcoide, si es que lo es, de Dans, pero mentir me parece mentir, no opinar, faltaría más. Por lo visto ha sido condenado por twitter por esta última andanada, pero ¿qué tendrá que ver el culo con las témporas? La única diferencia entre una mentira individual y una mentira idolatrada por multitudes es que ésta última es mucho más peligrosa, pero sigue siendo mona a pesar de la seda twittera. 
Malas noticias

sábado, 16 de junio de 2012

Hipócritamente, pero se va

Supe que Divar se iría, lo que es un alivio, al oír a una consejera rival hacerle elogios en una tele. Le doraba la píldora para que tuviese un gesto de dignidad, con seguridad previamente pactado. En este desdichado país todo es apariencia, boato, mentira. Divar se queda para poder lucir en compañía del Rey e irse luego como si lo hiciera dignamente.  Lo de la justicia igual para todos, puede esperar, como siempre. Pacto de miserias, pero algo es algo. Entre otras cosas, puede ser un modelo para otra dimisión que pudiere llegar a ser urgente, aunque ahora todavía parezca inaudita e impensable, como la de Divar hace un par de semanas. Pero en Italia hacen estas cosas mejor.
Cosa de dos

viernes, 15 de junio de 2012

Sentido histórico

Llama realmente la atención la absoluta falta de discernimiento de algunos políticos en cuanto se refiere al momento histórico en que vivimos. Repasemos, de afuera adentro: el mundo es hoy algo profundamente distinto a lo que era hace solo diez años; Europa está en una crisis grave; la situación política española es enteramente de final de un largo ciclo de 35 años que no comenzó mal, pero que puede acabar muy mal si no se acierta a encontrar las salidas adecuadas, la mejora y la profundización de la democracia, sobre todo. Pues bien, hay quien, en la cumbre en que todo debiera verse con más claridad, se obstina en confundir lo normal con lo extraordinario.
Libros (¿?) en Google Play

jueves, 14 de junio de 2012

Aunque Divar tenga que marcharse, hablaremos hoy de fútbol


Ahora que la Liga ha terminado, es un buen momento para pensar un poco en la situación de nuestro fútbol, lejos de las pasiones que lo colonizan, y que le hacen perder buena parte de su auténtico interés, sin que tampoco ayuden nada a cualquier otra cosa. El deporte es un rito en el que juega un importante papel la regla y el anhelo de la objetividad posible, algo que suelen pisotear los aficionados que solo saben ver la lucha a muerte detrás de las bellas maniobras que se ejecutan en el césped.  El fútbol de boquilla, maniqueo, cerril y torpe, le hace menos bien de lo que pueda parecer al fútbol de verdad.
El fútbol español es excelente, sin duda, y buena prueba de ello es el palmarés reciente de la selección nacional, los trofeos europeos de los clubes y la expectación mundial ante nuestros partidos. Pero el fútbol nacional tiene también algunos graves defectos que sería bueno tratar de aminorar. El primero de ellos tiene que ver con el abismo que separa a los dos grandes del resto y que priva a los aficionados de mayores dosis de competitividad y de incertidumbre que son los dos grandes valores del fútbol, un deporte en el que los resultados deberían ser más impredecibles de lo que son cuando se juega contra un grande. Los 100 puntos del Real Madrid no son solo una hazaña, son la muestra evidente de que algo no va del todo bien en la Liga española, de que hay una excesiva desigualdad, un abismo entre los dos primeros y los demás. Esta diferencia revela el éxito del Real Madrid y del Barça en la gestión de sus equipos, pero muestra también una disparidad de condiciones en la pugna deportiva que habría que corregir. No es lógico que compitan en el mismo Torneo equipos que multiplican por muchos enteros el presupuesto del resto de equipos. Eso puede y debe corregirse regulando de otro modo el reparto de los ingreso por televisión, tal como se hace en otras ligas europeas que son más competitivas que la nuestra, y no necesariamente menos brillantes, como se ha visto este años, sin ir más lejos.
El ejemplo de la NBA debería tenerse en cuenta como modelo: el espectáculo y la profesionalidad no están reñidos con reglas que defiendan una cierta equidad económica y permitan una competitividad más deportiva que financiera.
Otro aspecto negativo de nuestro fútbol es el de las irregularidades y opacidades que rodean el mercado futbolístico y la vida de algunos clubes. Que haya equipos que gastan sin tener dinero, que deben dinero a Hacienda, o a los jugadores, que están llenos de trampas y tapujos no debería seguirse consintiendo. Del mismo modo que hemos tenido una burbuja inmobiliaria, vivimos encima de una burbuja financiero-futbolística que no deberíamos alimentar por más tiempo. No me extrañaría que las autoridades europeas, futbolísticas o no, estén empezando a pensar que hay que intervenir en nuestro fútbol del mismo modo que han tenido que ocuparse de nuestras finanzas. 
El fútbol español vive un momento realmente luminoso, seguramente sin parangón en una historia, que ha sido, en general, muy brillante. Hay que tomar medidas para que pueda mantenerse e incrementarse  el nivel de calidad, para que aumente la competitividad de los equipos menores, y con ello el interés de la mayoría, y para consagrar unos niveles de limpieza competitiva y de respeto a las reglas que, francamente, pueden mejorarse.
El fútbol, guste o no, es uno de los temas que más tiempo e interés ocupan en la vida de muchos españoles y, por ello, es un asunto de indudable importancia política. Refleja cómo somos, y es un espejo  en el que nos miramos, de manera que una sociedad consciente debiera procurar que la equidad, la ejemplaridad y las virtudes cívicas se cultiven en los estadios. Nos proporciona muy legítimos argumentos para la autoestima y el orgullo, pero también ofrece aspectos menos admirables y esos son los que hay que corregir. Sería absurdo pretender que el dinero o, más en general, los poderes económicos y políticos, no jugasen un cierto papel en un deporte tan profesionalizado como el fútbol, pero es absurdo tolerar que el dinero y el poder tengan más influencia que la estrictamente inevitable. La poliarquía, el equilibrio de poderes, es siempre la garantía de la democracia, y el fútbol también necesita de una cierta poliarquía, de reglas que dificulten que el mayor poder económico se transforme inmediatamente en predominio deportivo, que los goles se puedan meter casi exclusivamente con la chequera, más todavía si la chequera se nutre, como ha sucedido en muchos casos, de ayudas públicas, de favores y corruptelas.
El fútbol español merece una atenta y responsable consideración de los políticos, un impulso reformista que le dote de mayor transparencia, competitividad y limpieza deportiva. Si además se consigue que las discusiones entre aficionados dejen de ser maniqueas y pasen a ser más sofisticadas y objetivas, la cultura política de los españoles habrá dado un gran paso adelante. El fútbol es demasiado importante como para dejarlo en las manos de sus dirigentes. 
[Publicado en La Gaceta]
Vuelve Terra

martes, 12 de junio de 2012

Los viajes de Divar

Lo grave, insisto, no son los viajes de Divar, que son injustificables y que nunca debieron cargarse al erario público. Lo grave es que siga aduciendo justificaciones falsas, como si tal cosa, y que el Consejo General del Poder judicial no comprenda que debe exigirle su dimisión inmediata. La mentira debe empezar a ser intolerable, aunque ahora sea casi un mérito. Nuestra crisis es incomprensible sin el grado de tolerancia social hacia los mentirosos, pero por algún sitio hay que empezar a acabar con esta lacra, y no es malo que sea por el primero de los jueces, el más obligado a la trasparencia, al estricto respeto de la ley ya al ejemplaridad. ¡Que se vaya Divar, cuanto antes! España y su moralidad pública necesitan esta dimisión urgentemente, de manera inmediata. 
Moda en la red

lunes, 11 de junio de 2012

Sostres

Leer a Salvador Sostres es higiénico, porque suele decir cosas relativamente insólitas. Se puede pensar que lo hace adrede, pero qué importa el motivo. Hoy me ha servido de saludable tónico porque me confieso propenso a la solemnidad, que es vicio de ilusos. De todas maneras, aunque sea indudablemente bueno dudar de uno mismo y de sus obsesiones, nunca es malo nadar contra corriente, justo lo que hace SS. A veces, al hacerlo con hábito cotidiano se corre el riesgo de equivocarse, pero lo bueno de nadar por cuenta propia es que hasta el mismísimo último día, se puede rectificar, o intentarlo: o sea, que me parece bien que Rajoy se haya ido a ver el fútbol a Polonia, y hasta es posible que no pueda hacer nada mejor, pero no me gusta que se consagre con aplausos un estilo de gobierno que no sabe dar un paso sin engañar, porque no puede llevar a nada bueno y, al final, perderemos también la Eurocopa.

domingo, 10 de junio de 2012

Tejidos y novedades


Cuando era un niño circulaba bastante un chiste sobre la enorme inconveniencia de confundir la expresión, muy común en los comercios de la época, "tejidos y novedades", con un exabrupto  de sonido similar, con "te jodes y no ves nada". Perdón por la grosería, pero a veces es difícil controlarse, porque el Gobierno quiere que nos confundamos, quiere que persista el engaño, dice que no hay intervención, y que no ha sido presionado cuando hay intervención y la ha habido mucho antes de lo que nuestro Gobierno pretendía, como para que quede claro quién manda. Naturalmente, podía haber sido peor, y lo probable es que lo acabe siendo con un Gobierno tan pusilánime, tan dispuesto al apaciguamiento y al disimulo. 
El Gobierno quería liquidez vía BCE y no se la han dado, porque, para nuestra desgracia, no la merecemos; el Gobierno no quería intervención, y se la han impuesto antes de lo que pensaba, tras las penosas negaciones de Rajoy, de Soraya, y de toda esa cohorte de políticos demediados y confusionarios que se limitan a hacer la ola. 
Tremenda la responsabilidad de la prensa que se tiene por prensa de derechas tratando de contribuir al engaño. Lo de la portada de La Razón, es de vergüenza nacional, una sima de abyección y de populismo tardo-franquista de la más baja estofa. Que yo tenga que reconocer que no hay más remedio que leer El País, mejor El Confidencial en la web, si queremos enterarnos de lo que está pasando es tremendo. 
¡Pobre España! Un gobierno que no va a tomar el turrón, se empeña en terminar sus días en medio de la deshonra y el disparate. 
La videoconferencia

sábado, 9 de junio de 2012

Con el ánimo suspenso

La mayoría de los españoles conscientes está hoy con el ánimo suspenso a la espera de la decisión que se tome sobre nosotros, porque de eso se trata. ¿Sabremos aprovechar este aviso para rectificar? ¿Seremos capaces de construir una democracia verdadera sobre las ruinas de este sistema corrupto hasta decir basta? Habrá que intentarlo, porque, que nadie se confunda, ese es el problema.
El país que copia

viernes, 8 de junio de 2012

Una imagen contra la que no se hace nada

La imagen que me manda mi amigo Boris Levy es el puro retrato de una situación contra la que nada se hace. Con la levísima excusa de la presunción de inocencia, todos los sistemas se apresuran a proteger a quienes, entre los suyos, son merecedores de repulsa y de sanción. Los partidos defienden a sus corruptos, que son millares; los jueces, que trabajan coordinadamente en empeorar la fama que merecen, defienden a un jefe descarado que tiene que irse a su casa cuanto antes; los legisladores no toman ninguna medida que pueda contribuir a acabar con esta lacra que desprestigia a la democracia y hunde nuestra economía; en fin, para qué seguir. 
Urge modificar la Constitución para establecer normas de mínimo cumplimiento que promuevan la democracia interna de los partidos, y es inaplazable imponer reglas de trasparencia en todo, absolutamente en todo. Siempre que algo está oculto es porque no se puede mostrar, así de simple: las cuentas de los partidos, los gastos reservados, las atenciones protocolarias. Hay que acabar con todo esto para que una ética pública exigente permita que la democracia rinda frutos de prosperidad real, no de burbujas basadas en la especulación, la mentira y la recalificación arbitraria del valor de los terrenos para que unos cuantos puedan forrarse a costa del esfuerzo ímprobo de muchos.
La wikipedia del 15M

miércoles, 6 de junio de 2012

La lucidez de Muñoz Molina

Gracias a mi amigo Federico Hasna Menduiña he podio conocer un magnífico texto de Antonio Muñoz Molina, "Hora de despertar", que, aunque ya tiene unos meses, no ha perdido ni una pizca  de actualidad y, sobre todo, de oportunidad: es un análisis enormemente certero de una de las verdaderas causas de los males que nos afligen. Les hago un favor incluyendo el link para que lo lean y disfruten
Una Internet mejor

martes, 5 de junio de 2012

Nunca es tarde

Las cosas de palacio van despacio, esta vez han tardado más de noventa años, pero puede merecer la pena. En 1921, en plena guerra de África,  había que defender a los soldados españoles que se retiraban de Annual; entonces, el teniente coronel Primo de Rivera, al mando del  Regimiento de ‘Cazadores de Alcántara, 14 de Caballería’, al que ahora le ha sido concedida la Cruz Laureada de San Fernando, dirigió la siguiente alocución a las tropas a su mando:  “La situación, como ustedes pueden ver, es crítica. Ha llegado el momento de sacrificarse por la Patria cumpliendo la sagrada misión del Arma. Que cada cual ocupe su puesto y cumpla con su deber”. Reconozco que no puedo leer estas palabras sin experimentar un   respingo, una emoción que me parece noble y muy humana, el orgullo de saberme compatriota de aquellos soldados valientes y honrados, porque, por discutible que pueda haber sido la causa en que estaban envueltos, nos defendían a todos. La resistencia de esa unidad entre el 22 de julio y el 9 de agosto de 1921, cuando el Regimiento dio protección al repliegue de las tropas españolas desde sus posiciones hasta el monte Arruit, supuso una gesta en la que fallecieron la mayor parte de sus integrantes (28 de los 32 oficiales y 523 de los 685 miembros de tropa), y ha merecido, por fin,  el homenaje más alto y solemne  a la conducta  ejemplarmente heroica de aquellos hombres. 
Tontería artística avanzada

lunes, 4 de junio de 2012

Las verdades del barquero

Un artículo de José Ignacio Torreblanca pone en negro sobre blanco uno de los temas de mayor importancia para el futuro de España, el rescate de la democracia.  El problema de Bankia, por ejemplo, como Torreblanca subraya, es antes que un problema de regulación bancaria un caso desdichado de autoregulación política de ambos partidos que todo lo ocupan y todo lo pervierten. Torreblanca no se refiere al caso de las autonomías, pero es idéntico, no es tanto un exceso de las regiones como un abuso de las mesnadas partidarias (remember Valencia y su Estatut demente). Desgraciadamente, no hemos aprendido gran cosa de la democracia, la hemos reducido a ser algo así como el franquismo con otros libretos,   no siempre mejores, con idéntica unidad de poder y, habitualmente, peor coordinación de funciones, sin poliarquía alguna, y eso tendría que acabarse, aunque los beneficiarios se resistirán. 
También aquí puede verse la cortedad del actual gobierno que cree que se trata de reformar algo para que todo siga igual, cuando es obvio que sin cambiar las causas no se podrán evitar los efectos muy amargos  que ahora padecemos. El drama es que el PP tiene legitimidad política y electoral para acometer reformas de verdad pero se limita a chapucear. ¿Qué clase de democracia es la que ampara la corrupción evidente del presidente de uno de los poderes del Estado con excusas de reglamento? Cuanto más se tarde en acometer los cambios de fondo, más dolorosos serán, pero no dejarán de ser inevitables. 
Peculiaridades españolas

domingo, 3 de junio de 2012

Beneytos y Pastores

Este gobierno tiene un problema de fondo y de forma, le falta claridad y unidad, y, en consecuencia, decisión. Como no se aclara, nos obliga a tratar de aclararnos y eso, inevitablemente, genera confusión, malestar, un dolor añadido. Un par de ejemplos. La ministra Pastor, que está en Fomento, ha declarado, más o menos, lo siguiente: el gobierno anterior ha dejado 40.000 millones de deudas, facturas sin pagar o déficit, no creo que lo sepan ni ellos, pero, al parecer, el AVE es rentable, y parece ser que lo será más cuando vaya a La Coruña, creencia insólita, pero muy oportuna en una gallega simulada y vocacional como la ministra. Para culminar afirma que ella va a arreglar todo esto sin que nos  cueste un euro a los españoles. ¿Qué pasa entonces? Que no hay quien entienda como con ministros tan sagaces no se han resuelto ya todos los problemas en España, y como no vienen del mundo entero a pedirle a Rajoy que les deje algunos ministros, al menos por unas semanas. 
Entonces aparece Beneyto que no es ministro, pero manda y se atreve a echar un cuarto a espadas, y dice que no hay que descartar una intervención y que tampoco sería para tanto (no sé si estaría pensando en que Pastor diese la versión oficial para hacerlo muy llevadero). Éste, al menos, dice algo que puede ser verdad, aunque parece que no es lo que el gobierno está deseando que pensemos, de manera que imagino que le lloverán los capones, y que puede  terminar su carrera sin apenas haberla empezado. Si me dejan elegir me quedo con Beneyto, pero me temo que el estilo Pastor se lleva más, es decir suponer que los electores son más tontos de lo razonable.
¿Chromebook?

sábado, 2 de junio de 2012

Nuestro problema

Esta vez no es que no sepamos lo que nos pasa, porque lo sabemos; el problema, más bien, es que nos guiamos por el principio comodón de "que se corrijan los demás", y, claro, no funciona nada. España necesita dosis crecientes de ejemplaridad y de intolerancia con los corruptos, o sea, por ejemplo, que Divar sea obligado a marcharse, aunque sea a Marbella. Además, somos acomodaticios en exceso, y cobardes, decimos lo que pensamos cuando no importa decirlo, pero no cuando haya algo en juego: pronto tendré ocasión, una vez más, de comprobarlo.
¿Novedades digitales?

viernes, 1 de junio de 2012

Cavan su tumba, y la nuestra

La insensibilidad de los políticos a los estados de opinión del público es proverbial: la suficiencia insensata que les caracteriza, el estar rodeados de pelotilleros, y el hecho de que lo único que les importa no sea casi nunca confesable, lo hacen francamente fácil. De todos modos, sorprende ver a Ruiz Gallardón, un personaje cuyas credenciales en materia de flexibilidad, por decirlo de algún modo, son casi legendarias, atarse al destino de Divar, a la apuesta por su honradez, a echar tierra al asunto como si fuese un pecadillo sin importancia, con el peregrino argumento, ya repetido, de la estabilidad de las instituciones. ¿Cómo no comprenden que lo que está en juego es su fiabilidad y que lo peor que pueden hacer es lastrarla con un caso que todo el mundo comprende? Los más viejos se pueden acordar del episodio de las bragas de la Miró, que, por cierto, acabó con su vida política, e inició la era demoledora para el PSOE felipista.
El gobierno de Rajoy se le está jugando a costa de un juez pasmosamente indigno que se atreve a esconderse detrás de una conciencia moral tan peculiar que no admite examen. Lo que están haciendo es gravísimo, pero en medio de la tormenta financiera e institucional es directamente suicida, y, si no, al tiempo. ¡Que se vaya Divar! ¡Que dimitan los consejeros que le apoyaron! ¡Que Gallardón se esfume! Es lo que va a pasar, que no cesarán de crecer las exigencias. Se lo ha explicado Draghi, pero ellos siguen escuchando a Arriola que cobra un pastón y dice lo que quieren oír.
Morir de éxito