Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 31 de julio de 2012

Reducir el número de diputados

Parece que en el Sanedrín autonómico del PP se abre paso la idea de la reducción del número de diputados autonómicos. Menos es nada, pero mejor sería que se abriese un debate serio en el seno del PP,  si es que puede haber algo como eso, es decir si el PP tiene algo como órganos de debate, sobre la reforma del modelo autonómico del que nos hemos ido dotando a la carrera y sin reparar en gastos (por ejemplo: desde que la sanidad pasó del llamado territorio Insalud a las autonomías, su gasto ha crecido de modo espectacular sin que haya mejorado sustancialmente la calidad), y en clara conexión con las actitudes puramente clientelares, compra de votos e influencia, de los aparatos de los partidos. Mientras no se haga eso no se empezará a poner seriamente en marcha una política nacional, una política que merezca ese nombre, más allá del alicorto interés de los dirigentes y colocados de los distintos partidos. 
¿De quién son los rectángulos?

lunes, 30 de julio de 2012

Trastornos bipolares

A veces parece como si los españoles padeciésemos trastornos bipolares, pasando de la euforia a la depresión con demasiada rapidez. Quizá sea cosa de nuestro reciente bautizo financiero y de las murgas que nos endilgan los analistas de bolsa. Nuestras relaciones con el euro, con Alemania y con una cierta normalidad económica están sometidas a esa bipolaridad que  nos hace difícil pensar las cosas con un mínimo de calma. Con los entusiasmos deportivos pasa lo mismo, desde la locura por ganar dos Eurocopas seguidas a la depresión, y búsqueda de culpables, por ser eliminados por Japón y Honduras, dos grandes potencias emergentes. La explicación tal vez esté en nuestros esfuerzos por no mirar directamente a las cosas, resulta que no pueden gustarnos y nos ponemos como Juana la Loca. 
Un poli irlandés

sábado, 28 de julio de 2012

Cuba

Es realmente misterioso cómo se puede preferir un régimen como el cubano, en el que cabe toda mentira porque el poder es absoluto, a los regímenes, por corruptos que estén, en los que queda alguna sombra de respeto a la verdad, es decir, a la libertad de todos y de cada uno. Los protagonistas del supuesto accidente que costó la vida a Oswaldo Payá todavía no han podido decir nada, tienen que esperar a que el régimen de los tiranos acomode violentamente los testimonios posibles al único relato que desea, a lo que ha hecho o a lo que, por lo menos, le conviene que parezca. 
Escribir en los teléfonos sin teclado

viernes, 27 de julio de 2012

No habrá rescate

Eso repite el Gobierno, pero se puede no creer, si se quiere conservar el buen sentido. No es nada deseable, pero no es fácil imaginar cómo se va a resolver la situación económica y política, con paro, déficit, y deuda creciente, y con el Gobierno empeñado en lo que no parece posible, sin abordar ninguna reforma estructural importante. Supongo que el Gobierno espera sobrevivir a un rescate disimulado, pero se antoja difícil que lo consiga, y da que temer lo que con esa actitud se puede poner en riesgo. Es un momento de gran responsabilidad, pero la mayoría de los españoles no saben muy bien cómo acertar con su cometido, y alguien tendrá que aclararlo, si hay tiempo y se puede. Yo no veo el euro en peligro, pero veo que España está, una vez más, a la espera, sin proyecto y sin pulso.
Ceremonias

jueves, 26 de julio de 2012

Telefónica no paga dividendo

Una pésima noticia, pero muy previsible. Se trata de un modelo de negocio que está muy desfasado, que ha vivido de jugar con ventaja, y de explotar con exceso los despistes del personal, sin aportar demasiadas cosas positivas y realmente nuevas, pese a los esfuerzos de Alierta. Si ha seguido habiendo dinero para urdangarines ya se ve que el negocio sigue siendo bastante  ficticio: es de esperar que cambie y lo haga deprisa. 
Internet y la libertad

miércoles, 25 de julio de 2012

Jueces y policías

Cuando era pequeño había un juego muy socorrido que era el de policías y ladrones, y se trataba de que ganasen los primeros, por lo general. Ahora se podría hacer uno de policías y jueces, que ganarían siempre los últimos y se daría libertad general a todo el mundo según la regla de la presunción de inocencia universal, y el muerto al hoyo. De todas maneras, el actual ministro del Interior no parece que pueda ganar una Olimpiada de listeza, la verdad. 

martes, 24 de julio de 2012

Libertad política

Esta mañana hemos tenido una reunión con diversos periodistas una buena parte de los primeros firmantes de la Carta abierta al presidente del gobierno que puede ser firmada en www.reconversion.es. Mi impresión ha sido muy buena porque creo que se van desvaneciendo las dudas sobre supuestas segundas intenciones de una iniciativa tan ingenua, abierta y elemental, al tiempo que va creciendo la receptividad al mensaje simple, pero certísimo, de que el rey está desnudo. Estamos en manos de la prensa, pero tengo gran confianza en la onda expansiva de las verdades del barquero, especialmente porque el tiempo no ha hecho otra coas que confirmar la corrección y oportunidad de nuestro análisis, creo yo, con toda modestia. 
Arriba y abajo

lunes, 23 de julio de 2012

Prima de riesgo

Desde luego éramos más felices cuando no nos desayunábamos con la noticia del crecimiento de la prima de riesgo. Ahora el problema no es la información, sino cómo interpretarla, aunque se trata, evidentemente, de una de galgos o podencos. Lo prudente sería hacer lo que esté en nuestras manos, aunque duela, pero aquí se prefiere echar la culpa al Banco clandestino o a la conjura masónica, esta vez modelo financiero especulativo, que en algo hemos avanzado.


Lo caro vende más

domingo, 22 de julio de 2012

La soledad de Rajoy

Se empieza a hablar de la soledad de Rajoy, suele pasar cuando pintan bastos. Yo no sé si es un caso de persona inadecuada o de sistema disfuncional, o una mezcla de ambos. Doy por hecho, en todo caso, que Rajoy es persona inteligente y decente, y que sabrá rectificar, aunque haya de hacerlo a tiempo, es decir muy rápido, y que esa decisión tendrá un gran coste, pero España debiera ser lo primero para él. 
Nexus 7

sábado, 21 de julio de 2012

Especuladores sin freno

El ministro de Exteriores, que tiene fama de boquirroto, ha dicho que Europa no debe estar a merced de especuladores sin freno, imagino que para explicar la situación de la economía española, asediada por esos perversos personajes, mala pata que nadie les ponga cara para tirarles tomates o algo peor. Mientras tanto, el señor Bono le compra a su hija pequeña un hermoso ático en la calle Velázquez, nada especulativo sino muy práctico, una modesta vivienda de 1,6 millones de euros. Se ve que hay quien sabe administrarse y hacerse un patrimonio, mientras que a otros se les va la fuerza por la boca. 
Ya saben que la economía es ciencia misteriosa, pero apostaría algo a que las dos cositas que mezclo inocentemente tienen algo que ver. Las cosas irán no muy mal sino peor mientras los españoles no se quiten la espesa venda ocular que las mentiras persistentes y bien intencionadas que unos chicos muy despabilados les han venido poniendo durante años, ¡qué malos son los especuladores, oiga!
¡Viva el IVA!

viernes, 20 de julio de 2012

Los usos de la historia

La historia sirve de mucho, o de nada, cuando se trata de justificar políticas. Al fin y al cabo, si la política es algo es cambio y, en eso poco puede enseñar la historia que suele invocarse para legitimar la continuidad. De todos modos les exhorto a que sospechen de casi todo lo que se vende con la etiqueta de historia, suele ser ideología disfrazada con sucesos, casi siempre legendarios. Lo que sí me parece es que hay que respetar las historias largas, por ejemplo, la de esta país que se llama España y que lleva más de quinientos años sin mover sus fronteras. puede que sea casualidad, pero no lo parece. Tal vez lo diga, sobre todo, porque detesto que se pruebas de ingenio y de españolidad hablando de Expaña. 
Microsoft pierde dinero

miércoles, 18 de julio de 2012

Valeriano Gómez, antifranquista

Aunque antes se decía lo contrario, el sentido del ridículo es una rareza entre españoles, al menos entre los políticos, para ser precisos. El ex ministro y sindicalista Valeriano Gómez ha hecho hoy una exhibición de su absoluta carencia de tan preciado don al comparar algunas de las medidas del Gobierno con lo que, según él, ocurría hace casi cuarenta años. Como no creo que trate de facilitar el trance al Gobierno, me temo que éste sea su único argumento, por llamarle algo. Claro que un colega suyo se había remontado hace un par de días a la guerra civil para explicar lo que pasa. Decididamente, este Gobierno no tiene suerte ni con los enemigos. 
Lo último de Garci

martes, 17 de julio de 2012

La susceptibilidad política

Los hábitos políticos de una buena mayoría de españoles siguen siendo autoritarios, por decirlo de la manera menos hiriente. Lo de la democracia se queda en algo puramente formal, apenas una legitimación del que manda. La discrepancia se entiende que es un contrafuero, un descontrol, una agresión. No se ha aprendido a jugar, en el mejor sentido del término, con ella, a emplearla para favorecer los mejores designios políticos, la inteligencia de los planes, cuando se tengan. Se entiende que los representantes tienen derecho pleno al asentimiento y al silencio de los representados.  La democracia de los cementerios a las órdenes del sepulturero.
Gregarismo digital

lunes, 16 de julio de 2012

Yo me sucedo a mi mismo

En un pasaje de su obra, Nietzsche cita a Lope de Vega: "Yo me sucedo a mi mismo". La verdad es que no sé de dónde ha podido sacar la frase el alemán, pero me viene al pelo para caracterizar el estado lamentable de nuestro gobierno, sucediéndose a sí mismo, y al gobierno anterior, como si la realidad política fuese inalterable, como si los electores pudiésemos ser ninguneados ad nauseam. ¡Qué falta de imaginación y de valor! Y todo por no atreverse a cortar por lo sano, por donde más duele a los políticos, pero por donde recobrarían la alegría los ciudadanos y la confianza los mercados, por reducir a la nada un Estado de las Autonomías insostenible y absurdo y por poner orden, ley y claridad en los turbios asuntos de todos los partidos, polvos de los que derivan inevitablemente los lodos que nos ahogan.
Open Access

domingo, 15 de julio de 2012

Sí, podemos elegir

Contra lo que dice el presidente del gobierno, sí podemos elegir. Naturalmente no podemos elegir nuestros problemas, son los que son, pero sí podemos elegir las soluciones. Estamos intervenidos, ya desde hace un año, pero podemos reaccionar, podemos tratar de sacudirnos ese yugo asumiendo las dificultades con audacia, con generosidad, de manera ejemplar, no echando el peso del recorte en las espaldas de otros. Una televisión autonómica cerrada sería más eficaz políticamente que cualquier recorte, pero eso les duele a los dueños del cortijo, y de eso se trata, de acabar con el cortijo. Eso es política, no es verdad que la solución sea económica, y quien no sepa hacerlo debería retirarse, así de simple. 
Inventos

jueves, 12 de julio de 2012

El problema difícil


Cuando, en cualquier esfera del saber, un problema resulta muy difícil es corriente dividirlo hasta dejar desnudo y solo al núcleo de dificultad más irreductible. Esto, que supone una buena estrategia en la ciencia, puesto que puede caminar a su paso y sin apuros, no acaba de ser una conducta lógica en política, porque las complicaciones pueden estropear cualquier plan bien pensado, y el tiempo disponible se agota a gran velocidad. Sin embargo, los políticos suelen acogerse con frecuencia a la estrategia de ir postergando los problemas difíciles haciendo lo que popularmente se conoce como marear la perdiz. Pensemos, por ejemplo, en el caso de los mineros: los políticos llevan décadas tratando de evitar lo inevitable, echando dinero al pozo negro de la mina,  aprovechando la feliz circunstancia de que el pago corre a cargo de quienes no se enteran. Ahora en cambio, pasan dos cosas, el dinero de apuntar se ha acabado, y el personal está con la mosca detrás de la oreja, con lo de los mineros y con mil cosas más. 

Solo a un político se le puede ocurrir que si, por ejemplo,  hubiese que operar de apendicitis, la cirugía se lleve a cabo por partes y en cómodos plazos, un recorte por aquí, algo de bisturí por allá, betadine y tiritas, para que el enfermo se vuelva, de momento, a casa, hasta que el mes que viene se le opere otro poquito. Ni que decir tiene que un enfermo grave se moriría en el proceso, sin que sirva el consuelo cínico de tener un problema menos.   No estoy diciendo que la política tenga que consistir en hacer escabechinas, pero es muy mala solución hacer creer al paciente que la cosa va a ser más simple de lo que parece. Lo que ocurre es que algunos políticos llegan al poder creyendo que la cosa consiste en aplausos y halagos, y así pasa lo que pasa. 
Woz y los Lumia

miércoles, 11 de julio de 2012

Desdecirse

Desdecirse es algo muy corriente en política, y puede llegar a ser irreprochable, pero no todo desdecirse es acertado. Lo acertado es decir lo que hay que decir, se haya dicho o no antes. Lo de hoy de Rajoy, ya se verá: es un buen paso, pero no acaba de aclararse la dirección de fondo, me parece. 
King size

martes, 10 de julio de 2012

Economía y libertad


En sus orígenes, la ciencia económica estuvo muy ligada a consideraciones morales; ahora, puede parecer que la economía se haya alejado por completo de esa perspectiva, pero es un error creerlo así. La razón de que tendamos a desvincular economía y moral es doble: el carácter técnico, impersonal y anónimo que parecen haber adquirido las transacciones dinerarias, y la errónea sensación de abundancia y riqueza que nos han dado las técnicas monetaristas, el dinero muy barato. Hay, sin embargo, un aspecto en el que es necesario ser algo más simple de lo conveniente para no comprender que sigue existiendo una relación muy estrecha entre el dinero y la libertad. Cuando contraemos una deuda, perdemos independencia y, cuando lo hacen las naciones, pierden parte de su soberanía, aunque sean los amos del mundo, mucho más si, como nos pasa, no lo somos.

Aquí suele entrar en juego una determinada, y corrupta, concepción de la democracia que afirma que tenemos derecho a lo que queramos, que nuestra soberanía es total, que podemos hacer leyes, cambiar costumbres, decidir cuanto se nos antoje y, en último término, de las piedras pan, pero no es el caso. Y no lo es porque la realidad sigue existiendo y suele cobrarse el precio de la necedad, mucho más cuando resulta que esa realidad tiene cara y ojos en las personas y las instituciones que nos han prestado un dinero no únicamente para ayudarnos, sino para ganarse legítimamente un interés. Está claro que podemos hacer como que no vamos a pagarlo, que podemos amenazarles, y que eso les hará poca gracia, pero es de tontos engañarse, porque cuanto más debamos, menos independientes seremos, incluso si nos hacemos peronistas, que es lo que parece que ansían algunos. Si quieres ser libre, no gastes más de lo que puedas pagar. 
Jueces guay

lunes, 9 de julio de 2012

Mezquindad

Que en la política abunde la mezquindad es muy mala cosa, porque la política debiera ser un oficio noble y de grandeza. Es evidente que no siempre es así, pero todo admite grados y aquí estamos al borde del abismo. Ya son varios los firmantes de nuestra carta abierta al presidente del gobierno que me han advertido de represalias diversas, sutiles, al menos en intención, pero efectivas. No es raro que quienes no creen en la libertad no sepan ver sino conspiraciones en lo que es una mera afirmación de verdades bastante obvias, y con la simple intención de ayudar al gobierno a que se atreva a tenerlas en cuenta, y a ser consecuente. Pero aquí abundan los que no conocen otro gesto de lealtad que la genuflexión, exigencia indigna en quien alcanza el éxito, pero delirante en quienes se pasean con el rabo entre las piernas y están a punto de conseguir que hasta sus predecesores más ruines puedan llegar a parecer titanes.
Sobran los Cajales 

domingo, 8 de julio de 2012

La difícil Economía

Ando siempre muy cerca de pensar que la Economía no es solo una ciencia difícil sino imposible, y la culpa la tienen los economistas, y no porque no encuentren el bosón de Giggs o sus equivalentes, sino por lo mucho que se contradicen, no solo unos y otros, sino cada uno consigo mismo.  Valga esto es para introducir una larga entrevista a Paul Krugman que hay que leer sin perder de vista que está en España no para salvarnos, sino para vender un libro.
Fútbol y tecnología

sábado, 7 de julio de 2012

Recortes finos

Un problema adicional con el que el Gobierno se va a a encontrar a la hora de recortar es que, puesto que conocen muy mal el funcionamiento real de las administraciones, lo que es un mal endémico, fruto de la manera habitual de gobernar, rodearse de asesores e ignorar a los curritos, es que muchos recortes van a suponer daños irreparables, cosa que no debiera suceder nunca, pero que sucederá porque las prisas son malas consejeras, y el andar a ciegas no garantiza ningún éxito. Ejemplo: un diplomático me contó que habían despedido al funcionario que, en su país de destino, agilizaba la expedición de ciertos documentos, a sesenta euros el tamponazo: en conclusión, se ha ahorrado un sueldo, pero se han perdido miles de euros diarios a causa de ese ahorro. Veremos muchos casos de este tipo, imagino. 
Nuevas formas de interacción

viernes, 6 de julio de 2012

Los gestos

La política de gestos es un lastre irreprimible de nuestra vida pública. El culto a la apariencia nos matará. Ahora resulta que Rajoy no encuentra mejor cosa que hacer que devolver en persona el Códice Calixtino. ¡Qué pena de país!
Amazon se suma al convite y al combate 

jueves, 5 de julio de 2012

Lo de Bankia

Nunca he tenido buena impresión de los jueces españoles, y no me gusta generalizar, pero después de lo de Divar y compañía la he empeorado. Ahora un juez emula a algunos de sus famosos compañeros y empapela a todo el mundo de Bankia y la gente parece encantada: se va a hacer justicia: ¿Sí?  Salvo que Rato sea oligofrénico perdido, no parece fácil explicar que se metiese en Bankia si no tenía el respaldo del gobierno de entonces, además del de Rajoy y del resto de la Banca, para hacer la salida a Bolsa, sabiendo todos que se trataba de tapar un agujero enorme, pero a un coste que les parecía asumible. Luego, el tomate lo organizan unos beneméritos auditores que, como de repente, se sienten obligados a no seguir tapando lo que todos sabíamos que había que tapar y que, by the way, ellos habían tapado siempre, sin mayor problema. Algún tonto ha sugerido que Guindos quiso matar al padre, a Rato: creo que tan mal no estamos, la verdad. Lo razonable es que haya sido el BCE quien le movió la silla al auditor para que la operación saltase por los aires... pero ahora viene un juez y lo va a arreglar todo. Da gusto vivir en un Estado de derecho, donde los jueces son independientes, justos y diligentes, los políticos honestos, los periodistas valientes, y los ciudadanos trabajadores, ponderados, decentes y patriotas.
Apple contraataca

miércoles, 4 de julio de 2012

España sí puede

John Carlin es un escritor excepcional y tiene una idea muy positiva de nosotros, de los españoles, incluso conociéndonos bien. Repito hoy el título de su columna en El País que suscribo punto por punto y cuya lectura recomiendo por su buen sentido y su efecto lenitivo y hasta euforizante, aunque sea claro que no conviene pasarse. Yo, de todos modos, creo que hay muchos Xavis, Casillas, Iniestas y Llorentes, por no citarlos a todos, sueltos por esta hermosa España, pero tenemos un pésimo seleccionador en casi todas las actividades,  salvo en el fútbol, y muy especialmente en la política. 
IVA y e books

martes, 3 de julio de 2012

Ya vamos por 35.000

En un país escéptico, en el aspecto más negativo del término, especialmente con sus políticos y sus políticas (advierto que no es una concesión a la cosa del género), que ya llevemos 35.000 firmas en la carta al presidente del gobierno es una espléndida noticia. Somos, sin más, un grupo de personas, sin medios y sin apoyo de los grandes grupos de prensa, que están a los suyo, y, sin embargo, ha habido 35.000 españolitos que se han molestado ya en firmar. Creo que es una gran noticia y que nos acercaremos al medio millón, lo que sería todo un aldabonazo.
Lo curioso es que lo que decimos lo piensan el 90 por ciento de los electores del  PP, el 90 por ciento de los del PSOE y seguramente hasta un 100 por 100 de los de UPyD, pero es noticia que se diga. Así estamos, con una democracia cada vez más formal, más anquilosada y más engañosa y eso es lo primero que hay que ir removiendo, si no queremos acabar mal, muy mal.
El éxito de un nombre 

lunes, 2 de julio de 2012

Los equívocos del fútbol


Como hace dos años, como hace cuatro, el fútbol español se ha vuelto a poner de moda. Esta vez, más que las anteriores, se hace fácil contrastar sus éxitos, la aparente facilidad con que hacen lo que hacen, con la crisis económica, con cierto desánimo social.
Tengo para mi que el fútbol se presta a infinitos equívocos y que eso se debe, como pasa tantas veces, a su éxito. Las emociones no son las mejores ayudas para el talante reflexivo, y el fútbol dispara un comportamiento altamente emocional; sin embargo, no siempre los efectos de algo tienen que ver ni con su naturaleza ni con su historia, a veces son añadidos y, en otras ocasiones, constituyen una auténtica sorpresa. Algo de esto pasa con el fútbol una realidad que ya es relativamente vieja pero que ha llegado a su plenitud hace no mucho.
Su éxito puede ser un auténtico trampantojo, al menos a mi me lo parece. Lo diré de manera muy directa: el fútbol de primer nivel supone un trabajo pasmoso, es una auténtica industria, y el éxito personal de los futbolistas exige una preparación y un esfuerzo que están a la altura de las actividades más exigentes. Estos chicos que le dan al balón como si tal cosa son, en realidad, unos virtuosos, unos atletas y unos héroes. Solo acostumbramos a fijarnos en lo fácil que parece lo que hacen, cosa que subrayan, sobre todo, los que nunca han pisado un césped o han tratado de meter un gol, pero en realidad, su trabajo es arduo y muy, pero que muy competitivo. Son supervivientes de un proceso de selección extremadamente riguroso, y llegan a la cumbre tras mucho dolor y mucho sacrificio, a veces con toda una familia detrás de ellos desde los muy pocos años, como cualquiera que se proponga triunfar tiene que hacer, solo que a la cumbre del fútbol apenas llegan unas docenas.
Los críticos del fútbol abundan. Sus argumentos son de circulación muy fácil, todavía cotizan en la bolsa intelectual, pero basta detenerse unos minutos a pensar en lo que hay detrás de este espectáculo cósmico (un 85 por ciento de españoles que veían la tele en ese momento estuvieron viendo el partido de España contra Portugal), para reparar en que deberíamos aprovechar la oportunidad de estar arriba, como ahora nos pasa, para tomar ejemplo. Si tuviésemos unos cuantos personajes en distintas esferas como Casillas, Iniesta o Ramos nos iría mucho mejor, no tengan duda. Y no lo digo solo por lo de las banderas, que tampoco está mal: lo digo porque son ejemplares y eso es siempre algo que permite el estímulo, la emulación. Y esto lo escribí, además, antes de que supiese si, como esperaba, ganaríamos a Italia o terminarían pasando los persas, como en el poema de Kavafis. Adversus mathematicus

domingo, 1 de julio de 2012

Más que un sueño

El cuatro a cero a Italia es más que un sueño. Lo siento por los italianos, que me caen muy bien, pero ahora juegan bastante peor que los nuestros, o sea, como todo el mundo. 
Tarifas baratas