Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

sábado, 7 de julio de 2012

Recortes finos

Un problema adicional con el que el Gobierno se va a a encontrar a la hora de recortar es que, puesto que conocen muy mal el funcionamiento real de las administraciones, lo que es un mal endémico, fruto de la manera habitual de gobernar, rodearse de asesores e ignorar a los curritos, es que muchos recortes van a suponer daños irreparables, cosa que no debiera suceder nunca, pero que sucederá porque las prisas son malas consejeras, y el andar a ciegas no garantiza ningún éxito. Ejemplo: un diplomático me contó que habían despedido al funcionario que, en su país de destino, agilizaba la expedición de ciertos documentos, a sesenta euros el tamponazo: en conclusión, se ha ahorrado un sueldo, pero se han perdido miles de euros diarios a causa de ese ahorro. Veremos muchos casos de este tipo, imagino. 
Nuevas formas de interacción

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto de los recortes es sin duda necesario pero parece descontrolado. Da la impresión de que ha habido una orden de arriba a abajo de recortar en todo lo que se pueda pero ninguna coordinación o estudio global. Los responsables intermedios aprientan las tuercas a los inferiores para quedar bien con los superiores. Pero uno teme, a veces, que no sepan bien lo que están haciendo.

José Luis González Quirós dijo...

Para Anónimo: así es, por desgracia. Casi nada se hace con equilibrio y teniendo en cuenta, tanto como se pueda, los intereses generales, solo se va a lo inmediato, a lo aparente, a lo cómodo y a lo egoísta.