Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

lunes, 31 de diciembre de 2012

2013

Será difícil que sea peor que el año que hemos padecido, pero a todo hay quien gane como dice una persona muy sabia y muy cercana. Estos días, además del aspecto familiar y religioso, tiene un efecto bastante balsámico porque la política se ve reducida a lo mínimo, y eso es siempre un alivio. Esfuércense, traten de sacar lo mejor de sí mismos, dejen de creer en tonterías y concéntrense en lo básico, y a todos nos irá algo mejor. ¡Feliz año!
Clarke y Movistar

domingo, 30 de diciembre de 2012

La mala educación

Hablando y hablando en la Radio que es para eso, hemos tocado el tema de la mala educación de los españoles, y he decidido ser un poco más correcto en el futuro, para aportar mi grano de arena, que nunca sobrará. Parece una bobada, pero es un factor clave. Empezaré por casa, e iré ampliando el círculo. 

sábado, 29 de diciembre de 2012

Ni contigo ni sin tí

Tienen mis penas remedio, y me refiero a los partidos políticos, españoles, por más señas. Todo lo hacen posible, pero todo lo bloquean. Por eso me exaspera ver cómo se pierden oportunidades de hacer que España pueda dar un gran salto adelante, la crisis es una oportunidad magnífica para la conciencia, mientras el PP    está en manos poco ambiciosas, pero, al tiempo, no tengo otro remedio que admitir que estar en esas manos, es el mal menor, el paraíso de los posibilistas. Confieso ser tan tonto como para que esta aporía, me haga perder el sueño. Concretando, que en Madrid hay que apoyar a un Ignacio González, e il suo complesso, escasamente atractivo, y que hay que conformarse con Rajoy y Gallardón, o sea que si no quieres caldo, dos tazas. 
Algo hay que hacer pero es tan lento y tan sinuoso como esto: lograr victorias en el interior de los partidos a base de agitación, en cierto modo, desde fuera, porque dentro no hay mucho que hacer, para que esas victorias permitan un progreso político real que, en cualquier otro caso, sería inalcanzable, salvo revolución que acabaría por significar, sin duda, muerte y retroceso, de manera que, aunque no sea mi elección, comprendo que la gente lista decida dedicarse a sus asuntos privados. 

viernes, 28 de diciembre de 2012

El círculo vicioso

Muchas cosas  mejorarán el día que los españoles comprendan el funcionamiento del círculo vicioso. Cojamos el Ayuntamiento de Madrid, un ejemplo especialmente apto, y por muchas razones, para ilustrar la idea. 
Paso primero, el ayuntamiento construye edificios que no tendría que construir  que no necesita y que nadie demanda. Por ejemplo, el Madrid Arena, los Gimnasios municipales, y mil  más. ¿Porqué lo hace? Porque tiene cobertura política, la de todos los que no comprenden el funcionamiento del círculo vicioso, y porque, de paso, unos cuantos se forran, a oscuras y de uno u otro modo: constructores amigos, contratistas, intermediarios, proveedores, la leche de gente, mientras los demás pagamos, directamente o mediante el ligero endeudamiento municipal que con el Faraón, hoy ministro de justicia, ¡pásmense!  llego a los ocho mil millones de euros.
Paso segundo, el ayuntamiento no sabe, no quiere o no puede gestionar los servicios que justificarían la existencia del edificio y alguien se los adjudica a un amiguete que pasaba por allí en medio de la más perfecta inadvertencia, incluso en un cuarto oscuro. En el ayuntamiento todos contentos, menos trabajo y menos responsabilidades, y así hay tiempo para empezar otra operación.
Paso tercero, como la gestión del edifico no da para ganar todo lo que quiere ganar un tipo tan listo como el adjudicatario, se recurre a mil trucos, a vender el doble de entradas de las permitidas, o se pide al ayuntamiento que eche una mano  a la vista del marrón que se le ha encomendado, y como el ayuntamiento es comprensivo se la echa, porque, al fin y al cabo, es su edificio. Hasta aquí ya tenemos un negocio redondo, y hay muchos. 
Paso tercero, con las ganancias del operativo anterior se estimula a quien haga falta para que el ayuntamiento se gaste más dinero en dotaciones y para que los madrileños comprendan que no hay otro remedio que subir los impuestos, recuperar la tasa de basuras, poner el IBI por las nubes, los gestores de las gangas municipales no pagan  nada porque los edificios son del ayuntamiento, subir las multas a 600 euros y así hasta la nausea.
¿Tiene esto algún remedio? Sí, claro, que los ciudadanos aprendamos a exigir trasparencia y no nos conformemos con las cuentas del Gran Capitán, que, por lo menos, había ganado guerras en Italia. Y que la Justicia meta mano a alguno, al menos, de los numerosos sinvergüenzas que son responsables de que hayan muerto cinco adolescentes que solo querían divertirse y no sabían que estaban hinchando los bolsillos de los canallas y corruptos que han hecho posible todo eso.
Para olvidadizos: cuando Alonso Puerta, concejal socialista, denunció la corrupción en la adjudicación de las contratas de basura, se ascendió al concejal sospechoso y se expulsó del PSOE al levantisco: la guinda que siempre adorna a los círculos viciosos.
El nuevo Sísifo

jueves, 27 de diciembre de 2012

Totalmente de acuerdo

Me permito reproducir en este post lo que escribe Alejo Vidal Quadras en su blog de hoy en La Gaceta, con lo que estoy de acuerdo no al cien sino, si se me permite el disparate, al mil por cien. Aunque bastaría pinchar en el enlace, allá va el texto para los menos partidarios de usar el ratón:

Uno de los dirigentes socialistas vascos más emblemáticos, conocido y admirado por sus correligionarios en tiempos por su firmeza ante el terrorismo y por su valiente compromiso con la causa de las libertades civiles y los derechos humanos atropellados por ETA, acaba de anunciar públicamente que abandona su partido por discrepancias profundas con las políticas que hoy conducen a pactos con la izquierda abertzale como el cerrado la semana pasada en Guipúzcoa.
Se trata de José Antonio Pérez Gabarainalcalde dos veces de Andoain y antiguo senador, que a sus sesenta y ocho años devuelve un carné que ha llevado con orgullo en el bolsillo durante dos décadas y que para él representaba el conjunto de valores y principios por los que ha arriesgado tantas veces su vida.
También lamenta Gabarain en su comunicado de adiós la rigidez de las estructuras de su organización, su falta de democracia interna y el desprecio y la humillación sufridos por tantos militantes abnegados que han intentado mantenerse fieles a una línea coherente y seria frente a los vaivenes y oportunismos de sus mandos.
Su gesto es, sin duda, noble y digno, y demuestra que nos encontramos ante un hombre cabal. Sin embargo, hay un aspecto de este episodio y otros similares a los que hemos asistido recientemente en los dos grandes partidos nacionales, que merecen que las alabanzas a la anécdota no sean confundidas con la adhesión a la categoría.
En primer lugar, nada puede hacer más felices al grupo de chaqueteros que actualmente dirige el PSE, que personas como José Antonio se marchen a su casa. Lejos de sentir la pérdida o de reflexionar críticamente sobre sus motivos, sienten alivio por eliminar un obstáculo a sus planes entreguistas. En segundo, los miles de socialistas vascos que piensan como Gabarain, ven debilitada su corriente, privada de un referente y un líder. En tercer término, nadie asegura que la estrategia del apaciguamiento pusilánime respecto a ETA sea la mayoritaria entre las bases socialistas y si no hay nadie que articule y encabece una opción más firme, ¿cómo comprobarlo luchando desde dentro, exigiendo y practicando un debate en profundidad?
Fuera de los partidos no sólo hace mucho frío, sino que cualquier posibilidad de acción efectiva se desvanece. Lo que José Antonio Gabarain y los que comparten con él una visión honrada y moralmente sólida de la política han de plantearse es que muy probablemente los que representan de verdad los sentimientos y las ideas de sus votantes son ellos, los paradójicamente clasificados como discrepantes, mientras que los máximos responsables tienen secuestrada unas siglas y una historia que no les pertenecen. A menudo, el combate por los ideales ha de ser tan empeñado hacia el interior como hacia el exterior. Si se renuncia a uno de los dos, la derrota es segura.
[Alejo Vidal Quadras en La Gaceta]

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Zapatero a tus zapatos

Una de las lecciones que debiera desprenderse de la tragedia y el escándalo, pues es ambas cosas, del Madrid Arena, no es que las administraciones sean corruptas, cosa sabida, sino que pueden serlo con tanta más facilidad cuanto más se metan en negocios impropios, innecesarios y ruinosos. ¿Cuál es la razón de que un ayuntamiento tenga que dedicarse a construir espacios para festejos? Ninguna, salvo el panem et circenses. Así pues, hagamos cuentas, y veremos que no tiene ninguna gracia que el Ayuntamiento de Madrid sea una institución insoportable desde el punto de vista de los impuestos, ineficiente desde el punto de vista de la gestión, corrupta desde el punto de vista de la ética, y dedicada a negocios impropios de un municipio. Hay sobrado número de empresas y empresarios para promover espacios de jolgorio, de exposición y de fiesta sin que el Ayuntamiento tenga que meterse en ese jardín, pero claro, algo tendrán que hacer esos miles de asesores y soplagaitas que tan caros nos salen, y ya tenemos el círculo vicioso perfecto. 
Bellum omnium erga omnes

martes, 25 de diciembre de 2012

Mas entre la realidad y el imposible

He leído el discurso de Mas. Es una pieza correcta y sería asumible si no diese en suponer que existe algo que no existe y que no existe algo que sí existe. Que Cataluña es, o ha sido,  una nación desde el punto de vista cultural, no ofrece demasiadas dudas, ni tiene otro interés que el histórico; que Cataluña no ha sido nunca, ni es ahora, ni podrá ser nunca una nación en el sentido político es algo bastante obvio, aunque el futuro no esté nunca del todo escrito.
Que Mas  crea que es fácil pasar de lo que no es a lo que es, sin violencia, sin olvidarse del estado de derecho, sin vulnerar la democracia y sin saber a dónde se va, no a Europa, desde luego, pues Mas sabe muy bien que fue esta advertencia europea y no la corrupción, lo que le quitó los votos que han ido al sector más radical y escasamente leído  del nacionalismo, que Mas crea esto, digo, es sorprendente, pero parece cierto.  Pues bien, Mas puede creer lo que quiera, estamos en un país libre, pero no puede hacer que el pueblo catalán constituya un sujeto político capaz de autodeterminarse, primero porque el único pueblo catalán realmente existente seguramente no querrá hacerlo, ni ahora ni en muchos años, y segundo porque no es la creencia sino el derecho efectivo el que rige las relaciones políticas. Yo no puedo, y Mas tampoco, presentarme con cien mil personas, por poner un número, ante, por ejemplo, el Banco Santander y decir nosotros creemos que este banco es nuestro, así que "váyase señor Botín".  La diferencia esencial con el ejemplo, deliberadamente absurdo, es que, hasta ahora, el "señor Botín" ha estado haciendo como que no le importaba el banco y ese es un error que no se puede seguir cometiendo.  
Motorola y Google

lunes, 24 de diciembre de 2012

Mobile vulgus

El regalo de Fontán de estas navidades me trae el título de este post y una reflexión de oro: el heroísmo es virtud individual que no se puede pedir a los pueblos. La gente puede ser resignada, no heroica.  El heroísmo hace falta, con frecuencia, en los líderes, en quienes sepan que aunque puedan morir de éxito deben hacer algo muy  difícil por los demás, y de eso ahora andamos escasos. 

domingo, 23 de diciembre de 2012

Pancartas y disfraces


La calle está siendo utilizada por gentes amenazadas de manera más intensa que hace unos meses; los sindicatos se suman, sacan tajada y hacen suma y sigue, pero no son los únicos que están detrás de las marchas  y los silbatos. Los que ahora salen a la calle, sanitarios, empleados de empresas equívocas, profesores, funcionarios, son los que ven que les llega la hora del ajuste ya sufrido por el sector privado.
No puede parecer mal que se defiendan, es lógico, y están incluso en su derecho, pero no es fácil de entender que solo apuesten por la confusión, en lugar de pedir luz y taquígrafos, transparencia y competencia. Se ve que temen el procedimiento y prefieren escudarse tras causas sin tacha, de manera que no dicen “defiendo mi salario”, ni tampoco “protejo mi régimen laboral, bastante laxo”, sino, por ejemplo, que “la sanidad está en peligro”, o que la felicidad de todos se haya en riesgo.
Es humano que jueguen a confundir, muchos están confundidos, pero lo que no resulta fácil de entender son las simpatías que generan esta clase de protestas, salvo, claro está, en los viejos topos irredentos a la eterna espera de ese paraíso en el que ya no habrá dominación del hombre por el hombre, sueños que todavía alientan algunos con la natural enemistad que todo el mundo siente hacia los prestamistas.
En el fragor callejero se mezclan algunas causas dignas, no demasiadas, con defensas de lo impresentable, y con esa miserable costumbre de echar siempre la culpa de todo a los demás. Los ciudadanos asistimos atónitos a la explosión de protestas, pero no deberíamos olvidar que cuanto mejor sea una consigna, más capaz es de ocultar lo que no quieren que sepamos, lo poco que les interesa realmente eso que dicen defender con tanto ahínco. 

sábado, 22 de diciembre de 2012

Consejo General el Poder Judicial

Aprovechando que el Pisuerga pasaba por Valladolid, el Gobierno se ha apresurado a atar mas corto a los jueces, tal vez movido por la envidia de cuanto ocurre en Cataluña. Su disculpa es que el PSOE considera innegociable la designación parlamentaria de los vocales del CGPJ, pero hay que preguntarse las razones que el PP pueda tener para renunciar a ejercer su mayoría absoluta, como hizo el PSOE en su momento en este particular asunto, cargándose lo que sugiere la Constitución. La respuesta es simple, el mangoneo es mayor. Los partidos interpretan el que la Justicia emane del pueblo como que la Justicia es patrimonio de los partidos. En España no hay demócratas ni liberales, hay autócratas ligeramente moderados por una campaña de imagen que empieza a desvanecerse. 

viernes, 21 de diciembre de 2012

Justicia

Lo de Gallardón es de juzgado de guardia (no hay que preocuparse, habría indulto): se supone que hay que despolitizar la Justicia, y se inventa un procedimiento que acentúa su sumisión a los partidos.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Rato en plan pim pam pum

Se trata de un asunto muy intrincado, pero me parece una enorme simpleza cargar contra Rato en el affaire de Bankia. Creo que es evidente que Rato se equivocó al aceptar la presidencia de Bankia, pero no creo que sea responsable prácticamente de nada de lo que había ocurrido antes ni del diseño de la peligros operación de salvamento: era un plan cocido, consensuado y apañado por quienes en verdad mandan y son los auténtico responsables de lo que ha pasado con las Cajas, y, de momento, no concretaré;  el error de Rato fue fiarse demasiado de sus colegas de la  política y, tal vez, una cierta sobreestima de su capacidad, pero no es el responsable de ninguno de los problemas que hacían de la vieja Caja Madrid un buque fantasma a la espera del milagro de la resurrección que, como suele suceder, no se dio. 

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Me han confundido con un Diputado

Cerca de la Asamblea de Madrid, tal vez por ir de corbata, me han confundido con un Diputado, y he pasado un mal rato porque querían insultarme y agitarme un poco las estructuras, en nombre, según me decían unas mujeres ya no disculpables por su corta edad, de lo mucho que roban los del PP y de que están desmantelando la Sanidad, que era la cosa del día. La situación estaba fea y he podido escapar con buen píe, y no sin susto, pero me parece que esta actitud sindical y agresiva es lamentable y carece de cualquier justificación. Creo que se equivocan quienes creen que de esta forma están haciendo daño al PP, y más lo hacen quienes crean que esta clase de acciones son espontáneas, porque apestan a política equivocada y demagogia barata. Es que les toca la hora de los recortes y tratan, en vano, de evitarlo. Resulta que hay señores, y señoras, que creen en serio que la victoria electoral de la derecha no vale, que tiene trampa y hay que demostrarlo en la calle. Por lo visto, los diputados de izquierda se habían quedado a dormir en la Asamblea, para demostrar su solidaridad con los huelguistas e impedir que se aprueben los presupuestos madrileños ¡qué cosas!. 

martes, 18 de diciembre de 2012

Wert

El ministro de educación acaba de caerse de un guindo, cosa muy propia de los ministros. Ha dicho que tenemos un problemón, pero que los niños españoles no son más torpes. Adivinanza: si los niños no son más torpes y el resultado es peor: ¿quién es responsable?, ¿son los profesores? ¿no serán acaso los políticos que tardan años en caerse del guindo y pastelean con lo que ignoran? Ustedes mismos. 
Disculpas inglesas

lunes, 17 de diciembre de 2012

Una nota sobre la política y la llamada crisis de valores


Tengo mis reservas sobre la conveniencia de sumar sin demasiadas precauciones los problemas morales y las deficiencias políticas. Creo que los primeros solo son aparentemente sociales y tienen una raíz indiscutiblemente personal, se dan en todas partes y no tienen un tratamiento político claro. Adicionalmente, esos problemas existen también en lugares y épocas en las que no hay problemas políticos como los que nos afectan, de modo que por pura lógica milliana deberían ser excluidos del análisis, aunque no se me ocultan dos cosas al respecto: la primera que es muy característico de ciertos tipos de conservadores hacer esa mezcla, un poco a la ligera, la segunda es que no niego que una política conservadora, de la que soy franco partidario, debería defender ciertas ideas morales, cosa que el PP ha tendido, insensatamente a eludir. Pero quiero insistir en que ese tipo de análisis moralista de la política me parece intelectualmente muy objetable, políticamente estéril, cuando no negativo, hablo siempre de debates públicos, no para hablar alrededor de una mesa de amigos cuando me parece casi inevitable, aunque también un poco cansado. 

Yendo a otros aspectos del problema, estoy de acuerdo con el análisis sociológico que distingue varios sectores distintos entre los conservadores, y hace hincapié en el hecho de que haya entre ellos serias divergencias  políticas (y de otro tipo, pero me interesan las políticas). Creo que ese es uno de los enormes errores estratégicos del PP desde su fundación y que nadie ha corregido nunca, la inexistencia de un debate interno imprescindible en una derecha plural, como lo es la española (sector católico conservador/autoritario, sector liberal/católico, sector liberal/laico, sector católico/socialdemócrata, sector conservador/tecnocrático/laico, y se podrían añadir más) que para simplificar podríamos dividir en solo tres áreas, la católica, la liberal y la tecnocrática. Pues bien, el PP no ha sido nunca consciente de que es necesario hacer política interior con ellas para llegar a soluciones inteligentes y que satisfagan un mínimo de las tres y ha tendido a confiar su dirección a un núcleo de "profesionales", trepadores de ocasión,  que pretenden explotar un carisma (en el sentido sociológico del término) con el que nunca han sido agraciados ni investidos, más allá del absurdo y ridículo sistema de investidura de la herencia fragiano-aznariana. Esta ausencia de una tensión política interior e inteligentemente tratada  ha hecho que tienda a predominar un posibilismo de vía estrecha que ahora está llegando a su más extrema caricatura, que reduce la política a una tecnocracia económica que se supone triunfará indefinidamente si las cosas van bien, olvidándose incluso del panem et circenses que tan bien maneja la izquierda, o, lo que es peor, continuando con el mismo panem et circenses de la izquierda, con un resultado previsible. Esa política trata de imponer de manera autoritaria una unidad absurda en el seno del PP y se traduce en la producción de un tipo de líderes maniqueos, oportunistas y cínicos que es lo que ahora abunda. Por si alguien no sabe a que me refiero, me bastará recordar a la secretaria general del PP quien pretende que sea un éxito político del PP el supuesto fracaso de Mas en Cataluña, y juega a que creamos que el soberanismo es solo la nube que trata de ocultar ese fracaso. Esta misma señora dijo en un debate reciente en la Fundación del Pino, creo recordar, que eso de la soberanía era cosa que había que manejar con cuidado, es decir que piensa y siente al modo zapateril. Estos políticos que no conocen ni siquiera el país al que pretenden servir (ni, por supuesto, su historia) son la quintaesencia de esa forma de hacer la política que solo ha podido triunfar, de manera transitoria, tras el ejemplo más demencial de izquierda desquiciada, y, desde luego, están llamados hundirse y hundirnos, salvo que se crea en los milagros imposibles de la macroeconomía, que no es mi caso. 

El PSOE, o la izquierda, son también plurales, pero están mejor articulados, porque hacen un cierto debate interno y no heredan ninguna tradición carismática, son algo más modernos, en esto, que los del PP que mandan. Eso explica que estando profundamente divididos y habiendo cometido errores gravísimos sean capaces de mantener un cierto tipo de unidad política que en la derecha no sabe lograrse. En el PSOE hay comunistas castristas, socialdemócratas e incluso vaticanistas, pero saben cooperar, debatir, poco de todos modos, y repartirse áreas de influencia, de manera que logran formular mejor políticas de mínimo común múltiplo, aunque, eso sí, insensatamente catalizadas por un odio visceral a la derecha. Yo creo, por cierto,  que este maniqueísmo  es una herencia sarracena que por supuesto funciona también en la derecha, lo digo porque ese fenómeno no se da de manera similar en los otros países católicos y latinos.

Esa falta de políticas inteligentemente consensuadas en el seno del PP mediante un debate habitual, que es inexistente y se sustituye por una fidelidad perruna a lo que diga Mariano, o Esperanza, hace que los electores de la derecha, no todos, pero sí muchos,  estén continuamente pidiendo nuevos partidos, como si eso arreglara algo, lo que no es sino una manifestación más de ese enfermedad del arbitrismo, tan vieja en España, y esa tentación anti-política que ya era muy poderosa antes y se incrementó con el franquismo. Todo ello sirve para fortalecer una de nuestras mayores debilidades, valga la paradoja, puesto que la querencia estatalista-socialdemócrata es potentísima, también en la derecha, y eso solo se cura viajando, que es caro y lento, y debatiendo, cosa que no se hace porque hay un sector muy amplio e instintivo en la derecha que recela  de las ideas, de los intelectuales (¿adivinan de dónde viene?) y que interpreta que la cultura y el pensamiento son peligrosos porque son de izquierdas, y así les/nos va. 

Creo que no hay otro remedio que reformar desde dentro el partido de la derecha, cosa que será lenta y difícil, pero cualquier otra solución será más lenta, más costosa y tendrá efectos incontrolables. Se que es muy jodido, pero nadie me ha pagado nunca para creer en el cuento de la lechera, aunque sea consciente de que éste mío también puede parecer de los hermanos Grimm. 

domingo, 16 de diciembre de 2012

¡Más madera!


Como en la delirante escena de los Hermanos Marx en el Oeste, nuestro   ministro de Hacienda se ha soltado el pelo en plan Groucho, y, al grito de “¡más madera!”, está destrozando el tren económico a base de nuevos impuestos, hasta dejarlo en los purititos huesos. “¡Es la guerra!”, dice Groucho-Montoro sin pararse a pensar, ni un minuto, de qué lado se supone que tendría que estar, porque, al parecer, todo consiste en que la locomotora, aunque sea sin tren, llegue al déficit convenido. Miedo da este hombre creativo hasta el surrealismo, a la hora de inventar hechos imponibles y descubrir sujetos pasivos a los que dejar en pañales, como Gandhi, aunque esto sea de otra película. 
Un amigo me jura que Montoro es, en realidad,  un peligroso liberal que se ha infiltrado en un gobierno de realistas,  para poner un calificativo que no moleste, y que está firmemente dispuesto a demostrar que lo de la curva de Laffer es cierto, a ver si así convence a Rajoy y al PP de que conviene no esmerarse en la subida de impuestos. Mucho mejor sería dar la curva por demostrada, y aplicarse un poco más en gastar menos en lugar de ese empeño en recaudar más, pero los hacendistas son así de rigurosos, y no se creen nada que no sea la práctica contable, y a veces ni eso, porque siempre hay alguien ocurrente para sugerir que el resultado parece dar razón a Laffer, pero que se trata de una simplificación, y hay que seguir apretando al personal para que no se cabreen más los catalanes, que menudos se han puesto con lo de Wert, otro liberal disfrazado.
Los hermanos Marx están bien para unas risas, pero en economía conviene hacer los experimentos con gaseosa, como   recomendaba don Eugenio. ¿Es tan difícil comprender lo sano que es que la gente pueda trabajar para sí en lugar de para Hacienda?
[Publicado en La Gaceta]

sábado, 15 de diciembre de 2012

La curva de Laffer y el sentido común


Hoy viene una estupenda entrevista con Arthur Laffer, que, por cierto, parece mucho más joven de lo que yo creía,  en Libertad Digital, y este es su consejo, que yo suscribiría la mil por cien:  "Pues que lo que necesita España es bajar todos los impuestos, controlar el gasto y simplificar las regulaciones", lo que no dice es que, de ese modo, el mangoneo político se vería severamente reducido, y ahí le duele, de manera que seguiremos siendo menores de edad bajo la paternal mirada de Rubalcaba y otros sabios sindicales.
Tecnología y ficción

viernes, 14 de diciembre de 2012

Xavi, juega bien y piensa mal

Xavi, que es un futbolista excelso, ha declarado que no le parece bien que se les exija no hablar en catalán, y me uno a su protesta, pero me temo que esté desenfocada y no se pueda criticar a nadie. Lo que está pasando, a ver si se entera el chico de los pases magistrales, es que no se puede escolarizar en español, o castellano como dicen algunos, a los niños catalanes, o que viven en Cataluña, y quieren escolarizarse en su lengua materna, cuando casualmente es la española. Espero que el jugador no esté dispuesto a prohibir una cosa tan razonable, que es lo que hace la política de inmersión nacionalista, cosa que queda claro hasta con el nombre. De todos modos, no van a conseguir lo que se proponen, y van a quedar en ridículo antes pronto que tarde, pero es una pena que se pueda ser tan eximio jugador y tan miope, o cobarde, ciudadano.  

jueves, 13 de diciembre de 2012

Nacionalistos

De nuevo cito una información de El Confidencial que me parece oro molido, de ser completamente cierta, que lo parece. Resulta que el Príncipe de CiU, uno de los Pujol juniors, se dedicaba a cobrar dinero por facilitar la deslocalización de empresas en Cataluña. Hay que reconocer que son listos y no se andan con chiquitas, cobramos por entrar, por estar y por marcharse: el cuento de la lechera, pero funcionando gracias a que la bandera no destiñe ni destapa. ¡Qué asco! ¡Ya verán en cuanto se entere la Rahola como los pone en su sitio defendiendo a Cataluña!
Google arriba y Google abajo

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Consejos muy útiles

El Confidencial de hoy viene con un par de columnas con consejos que me permito recomendarles (he estado a punto de utilizar "trasladarles" para evitar "aconsejarles", pero me he reprimido a tiempo de usar esa palabra tan en boga de políticos, sobre todo en infinitivo,  "trasladar", serán memos), el primero de ellos  porque se refiere al buen escribir, y al  buen uso de la lengua, tan deteriorado, y el segundo porque recuerda muy sensatas reflexiones de Steve Jobs que, aunque no era mi héroe favorito, no era ningún tonto. 
Si es  posible, hagan un esfuerzo especial por no perder del todo el subjuntivo, sean responsables con nuestra hermosa lengua, por favor. 
¡Quiten sus manos de Internet!

martes, 11 de diciembre de 2012

No se sabe qué es peor, o corrupto o gilipollas

Un periódico pregunta al público si cree o no las explicaciones del diputado navarro, del PP, que ha sido detenido por la policía, y luego puesto en libertad, no teman, al ir a recoger un sobre que, supuestamente, contendría  25.000 euros como pago ante un chantaje. Yo no sé si el diputado es inocente de esa acusación, pero sí sé que si lo fuese tendríamos que considerarle un tonto de mucho cuidado, vistas las explicaciones que ha dado de su conducta.
Imagino que, al final, se sabrá lo que realmente ha sucedido, pero ya sabemos que el PP no escoge todo lo bien que podría hacerlo a sus diputados madrileños, pues se trata de un cunero en esta provincia.
Insisto, es posible que se haya dejado llevar por la curiosidad que mató al gato, pero es necesario ser muy tonto para no recelar la posible trampa y muy aprovechado para, siendo diputado, nada menos, no poner las informaciones que pretendidamente le hicieron ser tan cotilla en manos de la policía para que no hubiera ninguna posibilidad de  un malentendido. Total que hasta para ser corrupto hay que ser medianamente listo, y muchos no dan la talla y prefieren el riesgo de pasar por tontos inocentes antes que renunciar a la posibilidad de un bocado más. Deseo que no sea el caso de este señorito, pero ha quedado retratado por el photomatón, que no es gran cosa desde el punto de vista estético.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Los Rectores y las Rectoras

Los Rectores de las universidades públicas han firmado de manera conjunta, a la manera catalana, un vacuo y lacrimógeno comunicado en que se lamentan de lo mal que lo van pasar con los recortes presupuestarios. Como en ese comunicado no hay ni el más leve asomo de autocrítica, puesto que algo tendrán que ver en el hecho de que tengamos bastantes más universidades de lo que sería razonable, y en que sean mucho menos prestigiosas de lo que sería deseable, y ya que, además, se encabeza en nombre de "Rectores y Rectoras", creo que sobran los comentarios, no se me vaya a escapar algún elogio. 

domingo, 9 de diciembre de 2012

País de risa


España está en crisis, pero hay cosas peores, por ejemplo, no ser un país serio. Si fuésemos serios podríamos salir de ésta, pero sin serlo va a ser muy difícil, y convendría caer en la cuenta.
No es serio que los políticos nunca tengan responsabilidades, ni en los ERE de Andalucía, ni en las muertes del Madrid Arena. No es serio que las autoridades no cumplan las leyes y se tomen a chacota las sentencias. No es serio que el Gobierno indulte a personajes impresentables y delincuentes con sentencia firme porque le venga bien. No es serio que los Gobiernos improvisen. No es serio que una consejera catalana de Educación, que tiene que negociar, diga que se va de una reunión porque tiene que “visualizar” su descontento. No es serio que no haya una ley de huelga. No es serio que siga habiendo televisiones públicas a mansalva mientras se recortan miserablemente las pensiones de los que no tienen otra cosa. No es serio que varias Cajas hayan dado créditos millonarios a presidentes de la patronal que parecen sacados del mundo de Rinconete y Cortadillo. No es serio que los sindicatos de Iberia digan que los ingleses quieren acabar con la compañía, cuando ellos están perfectamente capacitados para hacerlo. No es serio que Telemadrid deje de emitir porque se les pone a unos tipos que quieren seguir haciendo entre más de mil lo que normalmente puede hacerse con  unas decenas. No es serio que al ministro de Educación se le ocurra una ley porque los nacionalistas no cumplen la vigente: yo de mayor quiero ser un catalán de este tipo, poderme saltar las sentencias y que un Gobierno me prepare leyes de despiste. 
En los países de broma siempre hay algunos que se ríen mucho a costa de los más, pero la cosa no tiene ninguna gracia, y suele acabar mal. 
[Publicado en La Gaceta]
127 frente a 168

sábado, 8 de diciembre de 2012

El cantonalismo

Acaba de llegarme uno de esos pastiches de Internet que hace una especie de repaso gráfico e histórico del cantonalismo, uno de los episodios más chuscos y absurdos de nuestra vieja historia común. Como no somos suficientemente capaces de labrar un futuro glorioso nos dedicamos a ignorar el pasado o a inventar uno inexistente, lo mismo que el futuro que lo inspira. Bien haríamos en conocer a fondo los pasajes ridículos de nuestra historia para no confundir el culo con las témporas, como se hace de continuo en este viejo país torpemente desconfiado, chapucero y crédulo. 
el fin de la prensa escrita

viernes, 7 de diciembre de 2012

Los sindicatos

No hay duda de que los trabajadores tienen derecho a defenderse, tenemos derecho a defendernos, pero  es lamentable ver cómo ese derecho se transforma en una inagotable capacidad de abusar. Ahora mismo hay dos ejemplos en la calle: los pilotos de Iberia que con la bella excusa de que la pérfida Albión quiere acabar con la compañía están dispuestos a no ceder ni un palmo de sus privilegios, en un negocio cada vez más competitivo, y puede que hasta engañen al Gobierno en la pelea, dada su inagotable capacidad para meterse en charcos; otro ejemplo, los de Telemadrid, defendiendo bravamente un trabajo de 1.300 personas, que pagamos todos a tocateja y con intereses, para una cadena que no ve casi nadie y que se hace con cinco veces más personal que una privada, pero es que son de izquierda, y no como los pilotos que son muy malos. Que no exista una ley de huelga es lo que demuestra que la democracia española es débil con los poderosos, con la ETA, con los nacionalistas y con los sindicatos, con todos los que se organizan bien y son aguerridos: unos pocos bien organizados y a sacarles el bandujo a los más, que no se enteran. 
Trampas tarifarias

jueves, 6 de diciembre de 2012

España somos todos

He estado en la concentración de hoy en Colón, creo que ha sido un acto emotivo, perfecto, sobrio, como deben ser las manifestaciones de amor a la patria. Me uno a todo lo que se ha dicho porque no se ha hablado contra nadie, aunque sea obvio que todos los presentes lo estabamos contra quienes quieren deshacer o romper España. Me ha encantado, en especial, el uso de la letra para el himno nacional que escribió Jon Juaristi, y  que ha sido cantada primero por una joven que se apellida, nada menos, Fernández de Córdoba, y luego, ya al final, por una cantante nueva de voz excepcional, Yanela Brooks, nacida en Cuba, pero española de los que de verdad quieren serlo. He aquí la hermosa letra que se puede cantar, y recordar:


Canta, España,
Y al viento de los pueblos lanza tu cantar:
Hora es de recordar
Que alas de lino
Te abrieron camino
De un confín al otro del inmenso mar.
Patria mía
Que guardas la alegría de la antigua edad:
Florezca en tu heredad,
Al sol de Europa
Alzada la copa,
El árbol sagrado de la Libertad.

Mis felicitaciones a DENAES, y a sus dirigentes, muy en especial a  su presidente,   Santiago Abascal, porque están haciendo un trabajo digno de todo elogio, valiente, abierto, inteligente, de buenos patriotas, algo que no siempre abunda, para nuestra desgracia. 
Miedo me dan

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Los empresarios

Nadie se puede creer que la detención del expresidente de la CEOE no vaya a hacer daño a la maltrecha imagen que los empresarios tienen en España. Si además, como cabe temer, todo queda en nada, se desvanece, o se le indulta, no solo sufrirá la imagen de los empresarios sino la del país mismo, de modo que esperemos que, aunque sea por la notoriedad del caso, la Justicia sea ciega, imparcial, independiente y, aunque sea pedir gollerías, que sea también relativamente rápida y medianamente transparente. En cualquier caso,  los empresarios deberían hacérselo mirar, y empeñarse en mejorar su imagen, solo hay que intentarlo, será un primer paso. 
Novedades de Google en lo suyo, que no es vender teléfonos

martes, 4 de diciembre de 2012

Lo de Telemadrid

Telemadrid está otra vez en negro. Es un ejemplo más de cómo nos tratan los que están en posesión de alguna prebenda, política, sindical o de empleo, es decir, por las bravas. A los trabajadores sindicalizados de Telemadrid les importa un pimiento que la cadena pierda todos los  años unas decenas de millones de euros, el que sea literalmente insostenible, y que ese dinero salga de los impuestos de todos y de una deuda cada vez más insostenible es lo de menos: mientras ellos sigan cobrando no hay problema. Pues lo hay, aunque no sea el único, pero que ninguno de ellos pretenda que nos trata mejor que el más acomodaticio e inútil de los políticos, tenemos que pagarles y punto. Una prueba de lo que digo es que ni hay ley de huelga ni ley de partidos: sindicatos y políticos hacen lo que se les pone; ellos mandan y nosotros a aguantarnos. Así de simple. 

lunes, 3 de diciembre de 2012

Y van cinco



Un rosario de muertes adolescentes puede ser poca cosa para que crujan las cuadernas de una casa largamente acostumbrada a la arbitrariedad, el gasto sin control y una proverbial ineficiencia. Cinco cruces, y nadie se ha hecho responsable de nada, pero la imagen que aparece por detrás de los sumarios es el retrato de una institución podrida por la chapuza y las amistades peligrosas, algo así como la corte de un faraón. 
El ayuntamiento de Madrid debiera ser un espejo de las virtudes del PP, un raro ejemplo de eficacia y servicio, pero, muy lamentablemente, no arranca a serlo. Tras la dispendiosa y grandilocuente labor de un alcalde que ha dejado un déficit escandaloso, el ayuntamiento tendría que iniciar una etapa de moderación, transparencia y limpieza, pero la alcaldesa ha tenido la mala suerte de estrellarse con una de las fullerías  que le han tocado en herencia. De sopetón, se halla ante una de esas ocasiones que marcan la diferencia entre quien está dispuesto a ser ejemplar y quien se limita a trastear para tapar lo que apesta.  Hay que desear que no le falte el empuje ético exigible, pero puede que no se atreva, o que no la dejen. De ser así, ya puede ir pensando en lo que pronto será un pasado escasamente glorioso.

Mientras tanto, ironías del destino, su antecesor, tras batir cualquier record en el derroche, y haber dejado un legado deletéreo, va a convertirse en el juez severo que no tolere a nadie bromas en los presupuestos, ni gastar más de lo debido, y lo hará con el gesto de quien sabe que no se puede hacer política sin principios. Para que luego digan que el PP no sabe poner a cada uno en su sitio, y siempre al mejor. Como estamos en manos de los jueces, que Dios nos asista, o, si no, que el Ministro de Justicia indulte, que lo hace muy bien, y aquí no pasa nada.
El Papa en Twitter

domingo, 2 de diciembre de 2012

Una entrevista a Aznar

En la entrevista que hoy ha publicado El Mundo, José María Aznar da muestras evidentes de preocupación ante la situación política  y el riesgo de degradación. Es mucho decir para un ex-presidente que se autoimpone la obligación de dejar libres las manos a quienes le han sucedido en el gobierno del PP, pero parece evidente que teme que las cosas puedan ir a peor, o, simplemente, continuar como están, y que los efectos dejen de ser controlables. Comprendiendo la necesidad que tiene de ser prudente y positivo, creo que lo que ha dicho debería hacernos pensar. 

sábado, 1 de diciembre de 2012

Prohibido ser español

Un amigo, al que tengo por persona inteligente y de buena intención, me dice lo siguiente al ver la entrada de ayer convocando a la manifestación del día 6 de diciembre: "Nacionalismo contra nacionalismo. Excelente estrategia para tapar los desmanes de esta gente que desgobierna el país. Si la cosa sigue así dentro de nada pelearemos por Gibraltar. Gracias por la invitación. Hay gente muy indecente entre los que mencionas. Los míos son otros".
¿Cómo interpretar tal cosa? Bueno, mi amigo José Luis dice lo que le parece, faltaría más, pero lo interesante es lo que dice. Al parecer, defender la unidad de España es una forma de nacionalismo, pues no lo creo, es una forma de defender la ley, la democracia y un cierto sentido de la proporción. Si la cosa sigue así,.. ¿qué cosa? y ¿pelear por Gibraltar? Yo lo único que veo es que mi amigo pelea por que no se mueva nadie que no sea de su gusto, y que su gusto está un poco fuera del tiempo, entre aquellos que creen que el nacionalismo catalán es pura libertad, porque dicen, ¡qué risa! que luchó contra Franco, y en cambio defender a España es ser nacionalista. Ejemplo, Boadella, que, al parecer, fue tímido con Franco y no como los valientes antifranquistas de treinta años después. Y luego la invocación a lo de la gente indecente: dígase si en esta relación: José Antonio Ortega Lara, Albert Boadella, Joaquín Leguina, Pablo Castellano, Nicolás Redondo Terreros, Albert Rivera, Amando de Miguel, Toni Cantó, Carlos Iturgaiz, Alejo Vidal Quadras, Jaime Mayor Oreja, Esperanza Aguirre…hay mucha gente indecente, teniendo en cuenta lo que por aquí funciona desde los ERE de Andalucía al caso Palau, que a lo mejor no está mal según mi amigo, o cualquier trama que afecte al PP. 
Me parece increíble que todavía funcionen esos esquemas de interpretación, le fuste a uno o no lo de la manifestación del día 6. 
Las tarifas