Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

jueves, 28 de febrero de 2013

Adios a Benedicto XVI

El Papa más culto y sensible a los argumentos de los últimos siglos ha dado un paso que, en verdad, puede considerarse revolucionario, aunque la palabra esté tan gastada y tenga connotaciones muy inadecuadas al caso. No soy quien para indagar en las causas, si es que existe tal cosa en las decisiones de los hombres, pero sí me atrevo a decir que su gesto es ejemplar y que le debemos una gratitud muy especial por su valor al actuar como lo ha hecho. Creo que mostrar que el poder no es nunca lo más importante merece toda clase de aprecios. La conciencia es lo que cuenta, y no abundan ni el valor para reconocerlo, ni el coraje para actuar conforme a sus exigencias, tampoco en la Iglesia, por desgracia. 
Circos de siete pistas

miércoles, 27 de febrero de 2013

Proteger a Rajoy

Según parece, los poderes económicos presionan para que Rajoy no corra riesgos, ante la amenaza que su caída podría suponer para la estabilidad y la política española. Está bien visto, pero habría que ayudar a Rajoy a hacer las cosas bien, y no solo a juicio de los grandes que tratan de protegerle, según El Confidencial.  Aquí todo el mundo se mueve, se mueve Bárcenas, se mueve Corina, se mueve Urdangarin, se mueve el PSC, se mueve Pedro Jota, todos menos Rajoy que es el que lo tendría más fácil, le bastaría con dejar el problema en manos del PP y dedicarse a gobernar, pero, claro, eso sería hacer política, y parece que a Rajoy no le gusta ese oficio. En consecuencia, acabará pasando lo único que puede pasar, que todo empeorará: cuando se quiere evitar la guerra a cambio de deshonor, se obtiene el deshonor y no se evita la guerra, y es solo un aviso de lo que llegará, aunque tarde y en forma de caos, por no querer tomar decisiones. 
Doble pantalla

martes, 26 de febrero de 2013

Una simulación

Si el PP tuviese problemas en el futuro, debido a los problemas provocados por el marianismo, cosa, como se sabe, muy improbable, no cabe duda de que el partido tendría en la señora De Cospedal una magnífica tabla de salvación: una persona que es capaz de usar la palabra simulación para hablar de la relación entre Bárcenas y el PP, es un diamante en bruto, una mina, un auténtico portento del lenguaje político y de la comunicación, un político sin barreras, un ciclón, aunque, eso sí, no parece haber leído a Freud, ni, por supuesto, a Lakoff, no ha podido perder tiempo porque ella se ha formado a conciencia para llegar a la cumbre, y ya le queda poco. Cuando más oscuro se vuelve todo, siempre hay una lucecita de esperanza.
Ballmer, Surface, y el buen sentido

lunes, 25 de febrero de 2013

Reinar después de morir


Como doña Inés de Castro, también de origen gallego, el presidente del gobierno,  y del PP, don Mariano Rajoy Brey parece estar esperando un reconocimiento post mortem, empeñado en cumplir con su deber en lugar de gobernar al gusto de los que le eligieron, un placer reservado a la izquierda, gente con un sentido más mundano de los intereses políticos.
Doña Inés fue proclamada reina de Portugal después de muerta, un tema que dio título a la obra de Luis Vélez de Guevara, autor de El diablo cojuelo, otra idea que también daría mucho juego ahora. El triunfo post mortem no es gran cosa para la mayoría, pero así se originan las leyendas, y Rajoy apunta maneras con su empeño en desangrarse a la espera de una abundancia de bienes que apenas se atisban.
En el siglo XXI las cosas no son tan recias como en el medioevo, y bien pudiera ocurrirle a don Mariano que los españoles, siempre ingratos, decidan no reconocer los esfuerzos que dice estar haciendo, aunque sea a base de sacrificios que estamos  pagando entre todos, y se atrevan a privarle de títulos futuros, es decir, a mandarle a casa, después de haberse portado tan ejemplar como corajudamente.
A sus rapsodas les parece que don Mariano está más vivo que nunca, tras el épico debate, pero estos efectos escenográficos son poco duraderos cuando pintan bastos, y pueden convertirse en un mal sueño si se prolonga la saga de los sobres, los notarios y las querellas con el innombrable, que tal vez acabé demandando al PP por daños a su imagen, a la del innombrable, quiero decir.
Esta mezcla un poco rara entre hazañas homéricas y sedicente buena administración está muy en el aire, es posible que enriquezca la leyenda marianista, pero puede acabar muy mal, sobre todo para los demás, véase el caso de Zapatero, tan feliz contando nubes. 
¡¡¡Barcelooonaaa!!!

domingo, 24 de febrero de 2013

El cabreo y la reforma inevitable

El cabreo español es mucho más amplio y profundo que lo que se refleja en las calles y plazas, en las movilizaciones y los pásalo, y lo es porque los españoles somos un pueblo viejo y paciente, hipócrita y algo memo, pero con un fondo de resistencia, pasividad y decencia lo suficientemente grande para que lo que está pasando tenga que dejar de pasar. A día de hoy, el problema es cómo va a suceder, no el que vaya a suceder o no, y en eso es en lo que se equivocan el gallego y su cuadrilla, que mejor harían en intentar cualquier otra cosa, pero está claro que lo suyo no es la política, y pronto dejará de serlo, incluso en apariencia. El supuesto fortín parlamentario, incluso con ayuda de la prensa quebrada, que es casi toda, se deshará como un azucarillo cuando legue el momento.
Hay que tener presentes dos fechas, 1976 para saber lo que hay que hacer y 2004 para saber qué y cómo empezaron las desgracias de ahora, esa bomba inexplicada y esas consecuencias desastrosas, el zapaterismo y el marianismo, primos hermanos con un especie de dispensa eclesiástica para contraer matrimonio. Cabe solución cono la de 1976, y hay que rectificar la trayectoria que se torció en el 2004. 
Otro tabletófono

sábado, 23 de febrero de 2013

Mentirosas excusas de mediocres

Periodistas que responden claramente a los intereses del marianismo, por cierto, sin rebozo alguno, están empezando a propalar que los desmanes de Bárcenas y suyos, vienen de antes, y que al que hay que enterrar es a Aznar. Se ve que Rajoy está dispuesto a procesar a Adán por sus inexistentes pecados, los de Rajoy, pero encima sugieren que si hasta ahora los papeles no mencionaban a nadie anterior es porque  se han encargado de proteger a los históricos, gente delicada y que está en todo, solo que esa supuesta sugerencia va directamente contra la efectiva insidia, lógica galaica como la de que todo es falso, salvo algunas cosas. Rajoy, el héroe impecable tiene unos rapsodas livianos y memos. 
reinventar el periodismo

viernes, 22 de febrero de 2013

Una estrategia de libro

Está cada vez más clara la estrategia de Bárcenas y de los dirigentes del PP en el asunto que afecta a ambos, al primero directamente, al segundo de lleno. Bárcenas va a negar que su dinero venga del PP, y habrá algún juez que se lo crea, en fin que lo mismo ni paga impuestos. Los que mandan en el  PP no harán nada, harán que hacen, y acabarán retirando las demandas que han dicho  iban a imponer, si es que llega a iniciarse alguna. Si la prensa se siente amedrentada y lo acepta como normal, ¿qué será lo siguiente que tengamos que tragarnos? Estamos ante un auténtico experimentum crucis de democracia, y me temo que saldrá mal. 
Chromebook Pixel

jueves, 21 de febrero de 2013

Contra la corrupción... más reglamentos, ¡pues no!

La propuesta sobre la corrupción de este PP en manos de Rajoy y de abogadas del estado, muy propensas a confundir la política con lo que no es, es muy simple: más reglamentos, como si la corrupción fuese un defecto del ordenamiento. ¡Pues no! La corrupción no puede impedirse por decreto, ni siquiera es fácil que pueda hacerse más difícil. La única manera de combatir la corrupción es asumir la responsabilidad cuando se ha consentido, y marcharse a casa, no sin presentarse a declarar ante un juez por si hubiera aspectos penales que examinar. Rajoy hace todo lo contrario: protege a Bárcenas, se dedica a disimular y a refugiarse en que ningún juez haya condenado, de momento, a su partido mientras empeña todo su poder en impedir que eso pueda llegar a suceder. 
Se juega su futuro político a la carta de impedir la condena judicial, y, al hacer eso, comete dos errores casi criminales: el primero, confundir la política con el derecho penal, tan garantista que parece hecho a medida para que los chorizos no sufran su peso, y, en segundo lugar, no le importa hundir la imagen moral de su partido con tal de que él y los suyos continúen por algún tiempo en el machito. Es una falta de generosidad y de grandeza política de tal calibre que condena a los españoles a una política miserable, al engaño, el disimulo y el fanatismo, que es el único apoyo con el que podrán contar en el futuro los que no teman ser tenidos por los chorizos de la derecha. 
Chrome para pantallas táctiles

miércoles, 20 de febrero de 2013

¡Admirable España!

Tres instantáneas surrealistas: 1. Tomás Gómez, ese genio cuyo destino manifiesto es indescriptible, sale en ayuda objetiva de Ana Mato, en lugar de dejar que se cueza en su propia salsa, pero claro no sabe sino embestir. 2. El espionaje de la absoluta nadería hecho de la chapucera manera que, desgraciadamente, parece ser la auténtica marca España,  y encima los soberanistas diciendo que lo organiza el CNI, todo es posible en este país cotilla y lerdo que se preocupa más por 6.000 euros que por 20.000.000, listos que somos. 3. Uno de los informes de la agencia catalana se dedicaba al estudio del mercado de la avellana, gente ingeniosa y creativa, segura siempre de que si mandas bastante da todo igual, eso es lo que nos pasa y hay que celebrar que esté empezando a no pasar, pero no sé si sabremos llegar bastante lejos. Lo ha dicho Florentino con mucha claridad, "cualquier contrato puede romperse". 
El Gobierno dice que hace

martes, 19 de febrero de 2013

Por motivos ideológicos

Cada vez estoy más convencido de que la estupidez de muchos españoles es incorregible, e indiscernible de su cerrazón ideológica. Véase, el caso del futbolista Salva Ballesta propuesto como subentrenador del Celta y cuyo nombramiento ha sido explícitamente rechazado por razones ideológicas, ya que, por lo visto, es, o se cree,  más español de la cuenta. Es imposible concebir una gilipollez mayor, la verdad, un caso de estrechez mental realmente  digno de enmarcar. La cuestión es que esto puede pasar porque abundan los españoles a los que algo así les parecerá bien y, además, lo justificarán, como los del cine, diciendo que "cada uno puede hacer lo que quiera": ¡Viva la lógica!
Pasó ya hace mucho tiempo

lunes, 18 de febrero de 2013

Lo del cine

Lo peor de las galas Goya no es que se metan con el Gobierno, sino que se meten siempre con el mismo Gobierno, y solo con él. No soy sospechoso, creo, de blandura con este Gobierno ni con ninguno, pero me parece que la hipocresía es un vicio, no una virtud, y que en el cine abunda en exceso, como esa seguridad que tienen en que los demás tengamos que darles trabajo, en fin llamativo, como si fueran funcionarios de plaza fija, sin oposición ni mérito alguno, y sin otra obligación que darse gusto.
Joyn

domingo, 17 de febrero de 2013

La verdad lamentable

Luchamos hasta la extenuación para que la verdad no nos arruine la vida, pero se trata de un error, y no sólo en el sentido moral ("la verdad os hará libres..") sino también en el psicológico y en el político. Se repite mucho que un político debe tragarse varios sapos vivos cada mañana, pero no es conveniente que pretenda que esos sapos se los traguen los demás para su propia tranquilidad. Rajoy, por ejemplo, finge imperturbabilidad como si los problemas fuesen nuestros y no de él, y acabarán siendo incontrolables si pretende que nos traguemos que lo de Gürtel sea solo una campaña anti PP, que Bárcenas los engañó a todos sin complicidad alguna, y que Mato, la pobre, no se enteraba de nada y puede seguir siendo una buena ministra. Nosotros, en cambio, nos enteramos de lo suficiente como para saber que no puede merecer ni un minuto más nuestra confianza quien ponga más empeño en defender el honor dudoso de los sospechosos que la decencia pública. E igual ocurre en otros Palacios. 
Puede parecer que lo que pasa es terrible, y lo es, pero debemos convertirlo en algo bueno, en una cura y una purga, por eso no se puede consentir la impavidez de los que pretenden que no pase nada, porque constituye un desafío chulesco a nuestra inteligencia y a la libertad política de los españoles, siempre escasa, pero no hasta el punto de tener que tragar con Urdangarines, Bárcenas y Matos como si fueran pequeñeces. 
Agenda digital del Gobierno

sábado, 16 de febrero de 2013

Pena, asco y vergüenza

Ver cómo  algunos personajes del PP defienden o creen que deben defender a gente indefendible me produce pena, asco y vergüenza. Me dan pena los que lo hacen creyendo hacer bien, porque son tontos; me dan asco los que lo hacen porque les conviene, porque son iguales que los que defienden, y me dan vergüenza todos porque no se dan cuenta de que están crucificando a su partido y a su país, claro que lo último no debe importarles mucho a bastantes de ellos. 
Samsung también está en ello

viernes, 15 de febrero de 2013

El Gobierno hace que hace

Si quisiera ser cruel, diría que Rajoy trata de compensar con un gobierno "imaginativo" la imposible continuidad de un partido en estado comatoso. Su andanada contra los concejales es puro oportunismo, una amnistía fiscal al revés, que tendrá el mismo magro resultado que aquella.
Rajoy podría concentrarse en el Gobierno si hubiese hecho crisis, marcharse del partido y cambiar de Gobierno; al no hacer ni lo uno ni lo otro trata de vivir de la ilusión de que avec de la patience on arrive a tout, como decía el viejo Assimil, pero no caerá esa breva, porque las brevas no maduran en los fresnos secos.
Surface ya está aquí 

jueves, 14 de febrero de 2013

Así da gusto

Rajoy se reunión con quienes lo eligieron, los parlamentarios del PP, aunque mejor sería decir que se reunió con los que eligió para que lo eligieran, y ha sido todo plácido, tranquilo y optimista, Ninguno de los 186 diputados tuvo nada que decir tras oír al presidente que no sería bueno que se ocupasen de "lo que se habla estos días", no se les vaya a ocurrir hacer política, pecado de soberbia, en lugar de obedecer, que para eso están. A esto hemos llegado, y algo ha de pasar porque es completamente insoportable, al parecer salvo para 186 españoles, y cuando están todos juntos. Si esto fuese la democracia, no habría valido mucho la pena.
Una rareza española, muy común

miércoles, 13 de febrero de 2013

Jueces de fortuna, de izquierdas, por supuesto

Un juez andaluz considera que Gordillo estuvo en el uso de su derecho atracando a Mercadona e impone su criterio en un auto o sentencia, que los jueces son capaces de cualquier cosa. Otro, en Madrid, le reprocha a la policía que protejan la sede de los ladrones del PP. No se cómo hay quien se queja de que nuestro derecho no sea más anglosajón: si con leyes meridianamente escritas hacen lo que se les antoja, imaginen lo que harían si pudiesen improvisar. ¡Joder qué tropa!
¡Ya llega el relojófono!

martes, 12 de febrero de 2013

Dos Papas

Lamento que Benedicto XVI decida dejar el Papado, pero estoy convencido de que hace bien. Da que pensar que quepan dos actitudes tan distintas ante una misma situación, la de Juan Pablo II, el "no se baja uno de la cruz", y la de Benedicto XVI, que no se considera en condiciones de seguir y se atreve a dejarlo. Ambas son ejemplares y contrarias, pero ambas buenas, y eso creo que es una de las grandezas implícitas en la moral cristiana, que es una moral de la conciencia, sobre todo, nada objetivista. 
Twitter y el Papa

lunes, 11 de febrero de 2013

Trías

Eugenio Trías ha sido un filósofo prestigioso y admirado, no sin motivo. Sus ideas y sus intervenciones públicas han tenido una notable y positiva influencia en el siempre débil y errático pensamiento español, pero, desgraciadamente, su trabajo no ha sido reconocido suficientemente ni por el gran público ni por sus colegas, habitualmente empeñados en otras aventuras que las de construir una academia prestigiosa, cooperativa e influyente. La prensa ha dado a conocer su muerte con un rimero penoso de tópicos y, salvo raras excepciones, copiando unos de otros. Se ve que no sabemos qué decir frente a un pensador, y ese es el problema que personas como Trías aquí no tienen nada que hacer, lo que es, ciertamente, muy lamentable, porque no es que estemos precisamente escasos de problemas ni sobrados de magisterio. Por cierto, una entrevista preciosa.
e mail

domingo, 10 de febrero de 2013

Una cultura de la omertá


A propósito de las informaciones que ponen en tela de juicio la honorabilidad de parte de la dirección del PP,  se están escuchando declaraciones literalmente increíbles reclamando una solidaridad cuasi mafiosa no con los fines del partido, sino con los delitos e irregularidades que hayan podido cometerse bajo sus alas.  En este punto, el PP parece haberse contagiado gravemente de ese extraño y maloliente patriotismo de partido que tantas veces se ha atribuido al PSOE. No puede sino producir asco que se empleen palabras que debieran ser nobles, como patriotismo o solidaridad, para encubrir la podredumbre y la suciedad. Así, si alguien cree que un determinado alto cargo debe dimitir porque su honorabilidad está completamente en entredicho, y ese alguien milita en su propio partido debería callar para siempre. Es difícil expresar con mayor nitidez el epítome de una moral mafiosa, la consigna lógica en una organización de bandidos pero absolutamente repudiable en cualquier asociación que se pretenda decente.
Los partidos españoles están seriamente en tela de juicio y lo están no porque la gente no crea en la política o en la democracia, sino, precisamente porque creen en ellas. Unos y otros se dedican a cultivar estrategias defensivas que les llevan a minusvalorar los estados de opinión, los deseos ciudadanos; parecen conformarse con que a ellos, a una estirpe de elegidos, les vaya bien, y parecen estar seguros de que acabará escampando. Espero que se equivoquen, porque hay cosas muy serias en juego, y alguien debería atreverse a cortar con la tendencia a convertir los partidos en mafias que premian el no ver, el no pensar y el no decir nada. Esa es la desdichada consigna que subyace a la exigencia de omertá para proteger a quien no lo merece, dañando gravemente al Bien común.
Lo viejo y lo nuevo

sábado, 9 de febrero de 2013

El dinero de Rajoy

Desde luego que con los saneados ingresos de Rajoy, que no me parecen exageradamente altos para un puesto como el suyo, la mayoría de la gente no tendría ganas de robar, pero ¿qué tienen que ver los ingresos declarados de Rajoy ni los de nadie con los millones del señor Bárcenas? Pues nada. Por esto es inconcebible que se juegue a ocultar el bulto tesoreril con las nominitas rajoyanas. Si Rajoy no se da cuenta de que esta estrategia no sirve sino para hundirle, es que es de otro planeta. No creo que espere que la opinión pública vaya a ser tan confiada y tan justa con él como él lo está siendo con Ana Mato, alguien que no debería seguir por más tiempo en las inmediaciones de Rajoy por puro instinto de supervivencia política, de Rajoy, se entiende, pero de todos los demás,... también. 
Tertium non datur, o PC o teléfono

viernes, 8 de febrero de 2013

Las distintas velocidades de la Justicia... y de Hacienda

Que la Justicia debiera ser ciega, quiere decir justo lo que dice, que no suele serlo; lo malo es que esa misma capacidad de discernir puesta en mala causa ocurre con Hacienda, que te alancea cuando eres insignificante y se la coge con papel de fumar si pintas algo. Este Sostres  tiene más razón que un santo, aunque sea catalán y convierta esa circunstancia azarosa en una cosmovisión no demasiado crítica, pero dice la verdad como los niños y los locos. Lo de tener más razón que un santo se decía, y no sé si se dice ahora, en mi tierra asturiana de la que estoy tan orgulloso, como poco, como Sostres de la suya. 
Estabilidad, y no va de política

jueves, 7 de febrero de 2013

Además en gananciales

No tengo nada personal contra Ana Mato, a quien no tengo el gusto de conocer, pero es que su caso es sintomático de algo que hay que conquistar, que se asuman responsabilidades. Ella siempre ha negado tener nada que ver con las andanzas de su marido, o ex-marido, implicado en la trama de corrupción que está hundiendo al PP en la sima del descrédito, con gravísimo riesgo para millones de inocentes, sus votantes, una persona que continúa siendo empleado del partido, es decir que sigue trabajando, al parecer desde su casa,  a las órdenes de Rajoy y de Mato sin haber sido despedido por deslealtad, lo cual es literalmente increíble, pero es que ahora se sabe que cuando ocurrieron los hechos Ana Mato  y su marido estaban en régimen de gananciales: ¿a qué espera Ana Mato para marcharse, o a qué esperan para pedirle que dimita y se dedique a la vida privada, y a trabajar en algo en que pueda demostrar sus múltiples cualidades sin vivir sometida a sospecha?

martes, 5 de febrero de 2013

Es curioso

Por si sirviera a alguien, tengo que decir que no conozco a nadie que crea en la inocencia de la actual cúpula del PP respecto a lo que se está ventilando, y ya es notable porque la mayoría de mis amigos cojean por la derecha. ¿Qué creen? Hay división de opiniones, pero un acuerdo general sobre su incapacidad política y ciertas diferencias sobre el grado de implicación personal de unos y otros en una historia más oscura que un portugués embozado, como diría el clásico. Que Rajoy crea en la fuerza de convicción de su palabra solo indica hasta qué punto la política aleja a la gente de la normalidad, y me limito a constatar hechos relativos a creencias, espero que por esto nadie decida perseguirme, ni me tome por un resentido, es lo que hay. 
Nexus 4

lunes, 4 de febrero de 2013

El revés de la trama

En las buenas películas nadie se fija en cómo se han hecho, y siempre son un montaje. Ahora, la corrupción nos impide ver su revés, y, sin embargo, la calma para enjuiciar es más necesaria que nunca. No gastaré ni una línea en defender a quienes o son responsables o son memos, al dejar que algo como lo que ahora ahoga al PP haya ido llegado a estallar en una explosión de mierda, pero es importante caer en la cuenta de lo que ha hecho posible semejante vómito. Algunos querrían para la corrupción un remedio bíblico, pero ni está en nuestras manos, ni parece inteligente desearlo.

Hay que ir a la raíz política, y es doble, una en primer plano, otra más de fondo. En España  se ha permitido que los partidos sean agujeros negros, zonas en las que no imperan ni la ley ni los principios. Esto tiene arreglo, y son muchos los que desean que lo tenga. Hay que acotar su funcionamiento para que cumplan su papel constitucional y dejen de sentir la tentación de situarse por encima de la ley, como ahora sucede en la práctica. Hace falta una legislación que garantice su respeto a los derechos y las leyes y que ventile sus más que oscuras estancias. Es el interés de todos, pero también el de los muchos dirigentes dignos y reflexivos que sienten vergüenza de sí mismos.
Hay algo todavía más de fondo: los electores han de saber que no hay un euro público que no salga de sus bolsillos, de su sacrificio, y que no es posible la democracia si no hay transparencia en el gasto y, consecuentemente, moderación y control. No hay ningún motivo para fiarse de nadie, ya no puede haberlo, y es de necios adorar  a quien nos promete el paraíso, no sea que pensando en lo que se va a llevar a Suiza, se ocupe de que el contratista pueda manejar cifras holgadas mientras los demás aplaudimos su ambición política. 
El tren y los e readers

domingo, 3 de febrero de 2013

Rajoy

Ha dicho algo que podía esperarse, pero dudo que su decisión haya sido la más sabia y más valiente. Me temo que no se le vaya a creer, porque los millones son muchos y el tesorero no era un cualquiera. Rajoy lo tenía muy difícil, pero esto no ha hecho más que empezar, y no estoy seguro de que haya escogido el mejor camino,  ni el más patriótico, pero, en fin, así son las cosas, y daría igual que yo pudiera creerle, sería una rareza. Es descorazonador ver a un ejército de gente supuestamente decente luchar contra gigantes diciendo que son molinos. El caso es que las naciones se van haciendo a golpe de aciertos o desaciertos y no creo que el de hoy haya sido de los primeros. El sostenella y no enmendalla no se tiene de píe en un mundo tan descreído y tan de imágenes como el de hoy. Es trágico que se haya de morir por una picadura de mosquito, pero a veces pasa, y, por cierto, ¿no creen ustedes que sería bueno que Ana Mato fuera reintegrándose a su vida privada? Seguramente sufriría menos, eso dicen sus amigos. 
Nexus 4

sábado, 2 de febrero de 2013

Juego limpio

Dentro de pocos minutos sabremos si Rajoy está dispuesto a inaugurar una nueva era de juego limpio o prefiere continuar, aunque no podrá hacerlo, como siempre. Hay gente que cree que la política son los palios y los honores, pero se equivocan: un político o es grande, cuando toca, o se convierte en un guiñapo, un mediocre, una pesadilla. 

viernes, 1 de febrero de 2013

Poco a poco

Son días de incertidumbre y han de serlo también de determinación. Hay que salvar el  proyecto de una democracia limpia de su actual impasse, pero hay que hacerlo con calma, poco a poco, distinguiendo los objetivos fundamentales de lo que puede esperar algo más. Ahora mismo es imperativa una limpieza en la plana mayor del PP, y espero que el patriotismo de alguno sepa imponerse a su deseo de continuar en el machito, será la única manera de salvar un PP que está, de otro modo, condenado al naufragio y a llevarse consigo algo bastante más importante que unas docenas de gaviotas presumidas. Un Congreso extraordinario, es decir, abierto, es absolutamente imprescindible, y Rajoy debería de saber con claridad que es lo que no basta, y es mucho. 
Nuevos acercamientos