Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 26 de marzo de 2013

Una mente prodigiosa

Cada vez me parece más claro que detrás de la estrategia de Bárcenas hay una mente prodigiosa, y creo que sé quién es, bueno es una manera de hablar, pero me parece que sigue una línea de conducta muy inteligente para conseguir lo que pretende, que LB pueda quedarse con lo que tiene, y aquí paz y después gloria. Lo que no acabo de entender es que haya en el PP quienes apuesten por lo mismo, esto es, que, al final, sea por fallos de forma, sea por falta de pruebas, el caso se quede en un fiasco.  
Las pruebas de lo malo que haya podido hacer LB están en manos de LB o de quienes sufrirían tanto o más que LB si apareciesen, ergo... no aparecerán. La variable incontrolable es el deterioro extremo al que este caso, que es claro como un vaso de agua clara, va a someter al PP, a la derecha española, a la democracia, y a la moral pública (moral en el sentido alcoyano del término), pero es bastante claro que todo eso debe importar un pimiento a unos y a otros que han ido a lo que han ido y van a lo que van. Quo usque tandem abutere, Catilina, patientia nostra? Quam diu etiam furor iste tuus nos eludet? Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?
Grandes esperanzas

2 comentarios:

cantueso dijo...

How long will you keep challenging our patience, Catilina? Hiow long will your followers' frenzy dodge us?

Pero no me sale la última: Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?

However, instead of "paciencia" it should be "cobardía".

cantueso dijo...

How long will you keep challenging our patience, Catilina? Hiow long will your followers' frenzy dodge us?

Pero no me sale la última: Quem ad finem sese effrenata iactabit audacia?

However, instead of "paciencia" it should be "cobardía".