Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 30 de junio de 2013

Sólo sé que no sé nada

Han abundado los rumores sobre el temor que podría tener el PP a que Bárcenas cantase. Puede ser, pero la fantasía es menos útil que la lógica para entender las acciones humanas. Bárcenas tendrá cosas que ocultar, qué duda cabe, pero a nadie más que a él le conviene que los detalles permanezcan en el arcano. Cualquier indiscreción le haría asumir un triple riesgo: en primer lugar, rompería su estrategia de defensa, ya que Bárcenas afirma ser un habilísimo profesional que ha ganado mucho y de manera honrada; en segundo lugar, complicaría su situación penal porque por más que acusase a terceros, cualquier posible revelación haría mayor  su responsabilidad; por último, si pusiera en marcha el ventilador, perdería cualquier esperanza de recibir ayudas desde fuera, que es, justamente, lo que necesita para hacer más llevadero y corto el porvenir penal que ahora le amenaza.
Así pues, tanto si actuó solo como si lo hizo en compañía de otros, a Luis Bárcenas sólo le queda elegir el camino del martirio y confiar en que le sea soportable; esa elección puede, incluso, ennoblecer su figura con el aura que habitualmente se otorga a quien carga con penas que no le corresponden, al que actuó por “obediencia debida”, aunque haya sido en beneficio propio. De esta forma el caso Bárcenas entrará, tarde o temprano por la borrosa senda del tratamiento penal y carcelario que, como es público y notorio, deja muchas ocasiones al perdón, al indulto y al arbitrio del que manda, sea cual sea su color político que en esto nunca ha fallado el consenso básico.
Tal vez el único riesgo que puede correr Rajoy es que el exceso de turiferario de los propios, el empeño en mostrar la ejemplaridad con la que Rajoy y el PP han actuado sin piedad contra un chorizo, pueda soliviantar al agraviado hasta tal punto que se olvide de las más elementales prudencias y escoja el camino difícil, tratando de provocar una voladura del PP, pero es seguro que no le van a faltar consejeros que le adviertan de lo ingrato que le puede resultar esa forma de proceder, y  de las muchas bazas que le quedan para salir relativamente entero del proceso.

Es bastante probable que estemos más cerca del “fuese y no hubo nada” del soneto cervantino, que del “fiat iustitia et pereat mundus”, porque, al fin y al cabo, no parece que Bárcenas se haya guiado nunca por principios sublimes, mientras que, a cambio, ha acreditado una innegable solvencia para apalear una fortuna sin llamar demasiado la atención. No es la primera vez que estamos ante un caso similar, y lo razonable es que se desarrolle conforme a las pautas discretas de los anteriores, por más que haya quienes especulen con un cataclismo improbable. 
¡Tiembla Amazon!

sábado, 29 de junio de 2013

viernes, 28 de junio de 2013

Bárcenas

Dado el nivel de confusión entre el plano político y el plano penal no es fácil decir si el caso Bárcenas entra en fase final o está apunto de comenzar, aunque también puede que no sea ni lo uno ni lo otro. En cualquier caso, se trata de un caso en el que es fácil comprobar la amplitud de las tragaderas del respetable, o, dicho de otra manera, el tamaño de la hipocresía tolerable, que tiende a crecer.
Sin Wifi

jueves, 27 de junio de 2013

El bochorno

Las explicaciones de Alicia Sánchez Camacho ante la publicación de sus conversaciones con la ex novia de un Pujol son todavía más bochornosas que la conversación misma. Es difícil concebir una suficiencia y un cinismo mayores en quienes creen que todo vale.

martes, 25 de junio de 2013

El retorno de Zapatero

Algunos diarios hablan del retorno de ZP y de que molesta a Rubalcaba. Que yo sepa, Zapatero, como Aznar o como González, no se ha ido a ninguna parte, simplemente ya no ocupa los cargos que ocupó, eso es todo. El problema es que muchos de nuestros políticos conciben la política a su gusto y manera, de un modo funcionarial y rutinario, nada democrático,  y les molesta todo lo que no les ayuda, o eso creen; quieren una realidad más simple, una historia, por ejemplo, que ya no signifique nada, pero, por fortuna, no es ese el caso. Tanto Zapatero como Aznar o González han sido políticos importantes, independientemente de lo que de ellos se piense, han sido más que meros presidentes u ocupadores de un cargo, por importante que el cargo sea. No es lógico que, si no lo desean, se conviertan en monumentos inertes, no lo son. Su trabajo, y no su mero legado, significa algo, y es lógico que se muevan cuando todo está tan mal como parece, aunque moleste a la pareja de hecho que hoy trata de mangonear el cotarro, con tan poco éxito.

¿Derecho a que me olviden?

lunes, 24 de junio de 2013

Filosofía en gran pantalla

Margaret Von Trotta se ha atrevido a mostrar a Hannah Arendt en la gran pantalla, y, a parte de enterarnos que fumaba de manera ininterrumpida, ha conseguido hacer un retrato de la filósofa en su momento de mayor notoriedad, y no está nada mal. Sean cuales fueren sus defectos, que los tiene, tiene el mérito de presentar a alguien que se atreve a pensar, a no dejarse llevar por las olas de decencia e indignación a las que somos tan proclives. No hace falta estar de acuerdo con el diagnóstico que hizo de Adolf Eichmann, basta con admirar su temple para decir lo que se atreve a pensar: un homenaje a la universidad americana, muy merecido, sin duda. 

¡Qué raro!

domingo, 23 de junio de 2013

Juan Moreno y Draghi


Juan Moreno es un periodista alemán, y español, hijo de emigrante, que ha armado cierto revuelo al escribir “Estoy hasta las narices deEspaña”, con más razón que un santo, doble razón por la memoria de su padre, que tuvo que salir de este paraíso con tres hijos a las espaldas. Pues bien, hasta que Draghi no haga lo propio, y diga basta, aquí seguiremos tocando el violón, engañando al ciudadano y tratando de sortear a los mercados con la idea, felipista, de que no hay cojones para hundir a España. Mirándolo bien, puede que no haga falta que nadie nos ayude en ese noble empeño, pero algo va a pasar: no podemos seguir gastando alegremente lo que no somos capaces de pagar, el mundo no funciona así para un país como el nuestro.
Un móvil mayor

sábado, 22 de junio de 2013

La deuda

Nuestra deuda es tan colosal que nadie piensa en que haya que pagarla. Ese es el secreto de la continuidad imposible, el gran truco de seguir viviendo a costa de los demás, de los prestamistas, de los herederos, de los ricos. La izquierda y el populismo de derechas han demostrado que pueden fabricar Argentinas en cualquier lugar, y siguen en ello. 
Cámaras con Android

viernes, 21 de junio de 2013

¡Que vergüenza!

No cesan de repetirse las escenas realmente vergonzosas, como el pacto entre Alicia Sánchez Camacho y sus espías. Todo parece condenado a la bajeza y a la espera de que los jueces puedan y sepan hacer bien su trabajo: limpiar y limitar lo que, de otro modo, se nos puede llevar a todos por delante. 
Tony Soprano

jueves, 20 de junio de 2013

Blesa en la calle

Uno de los inapreciables favores que ha prestado el juez Elpidio a la  Justicia es confundir un poco más el plano político y el plano penal, tratando de penar un delito probablemente inexistente: la consecuencia inmediata  es limpiar una política que habría que examinar con lupa, en su propio plano, dejando para instrucciones penales  competentes los delitos que se pudieren probar, pero sin confundir las cosas. 
Samsung ataca de nuevo

miércoles, 19 de junio de 2013

El sentido del ridículo

Hay que llegar a la conclusión de que hemos mejorado en lo que se refiere al sentido del ridículo. Teníamos un evidente exceso, o eso se decía, pero ahora parece haberse perdido.  Véase el caso del DNI de la infanta y las fincas: es de auténtica vergüenza, una chapuza universal, tanto si es una estrategia para ocultar algo (¡!), que parece lo más probable de puro absurdo, como si se debe a un simple (¡!) error. Solo hay una cosa segura, que no nos enteraremos y que, en consecuencia,  no dimitirá nadie, como es obvio. Hasta aquí está llegando el descrédito de lo que se llama la clase política.
¡ojo con los datos!

lunes, 17 de junio de 2013

Trance

Creo que Danny Boyle es un gran director y que Trance podía haber sido mejor película, pero otro resbalón como éste y DB puede perder la categoría. Como DB es muy bueno, se tarda en distinguir la intriga del disparate y se aguantan, como siempre, las imágenes y la música. Es verdad que el cine permite explicar muy bien la diferencia entre historia y narración, pero DB se acerca peligrosamente a la incoherencia, a la reiteración y a la falta de interés. Siento decirlo, la verdad, aunque me haya gustado verla.
Batalla de los smart

domingo, 16 de junio de 2013

La deuda contestataria

A este gobierno se le ponen de punta los indicadores y las primas pueden volver a faltarle al respeto. El problema es que, empeñado, como está, en que no se pueden bajar los impuestos, no tiene manera de evitar que la deuda suba. Pues bien, esa subida es la única cosa realmente importante que tendría que evitar un tipo con sentido común que se pusiese al frente del país: no podemos consentirnos un aumento de la deuda, porque nadie va a creer que podamos pagarla si continúa creciendo sin control, y no hacemos nada por evitarlo. Y no se hará nada por evitar que la deuda se incremente hasta cifras alucinantes mientras se siga cultivando la contabilidad política creativa, mientras no se meta mano con descaro y rotundidad a capítulos de gasto absolutamente insoportables, que son los que nos han hundido y amenazan con rematarnos, sean gastos sociales o estructurales. Lo único cierto es que es de locos pensar que se pueda seguir encontrando indefinidamente financiadores para una deuda que no se sujeta.  

Es asombroso que un Gobierno que se presumía serio esté fracasando de tal manera con su política fiscal y tenga que recurrir a meter mano a la Lola Flores de turno, como si todo nuestro problema fuese que los españoles somos unos perversos que no pagamos lo que debemos. Mucho más grave que la supuesta irresponsabilidad fiscal de Messi, que lo es, es la demagogia de los políticos que siguen prometiendo el oro y el moro, el AVE a Vitigudino o lo que sea menester, sin reparar en que lo que nos está hundiendo es la voracidad pública, el gasto sin ton ni son, y que los mercados no son tontos y saben que aquí no hacemos de piedras pan, aunque algunos lo repitan a hora y a deshora. Gastar menos, bajar impuestos, preocuparse por los españoles y no solo por ellos mismos: esa es la receta. 
Defectos de gmail

sábado, 15 de junio de 2013

Con un par


Es reconfortante que haya personas capaces de hablar con tanta serenidad, valor y claridad como lo hace Gorka Maneiro, que no es del PP sino de UPyD. No me importa de qué es, sino lo que dice, la pura verdad, una verdad que otros que se creen importantes también conocen, pero no se atreven a proclamar. Mi enhorabuena a Gorka Maneiro y al partido al que pertenece, y a sus electores, porque no se sentirán defraudados, y no como otros. 

El globo de Google

jueves, 13 de junio de 2013

El pacto

Truco o trato, esa es la pregunta. El riesgo mortal de un pacto entre MR, que dispone de mayoría absoluta, y APR, que casi no dispone de nada, es que sea un pacto para salir del paso, ambos, para nada más. No hay duda de que un pacto es esencial para resolver temas muy de fondo, pero el primer pacto debería ser el del PP con su programa, que es lo que dijeron las urnas,  y luego tender la mano al PSOE para que recupere el papel que nunca debió perder. Ese sería  un pacto con grandeza y desde la legitimidad, pero cabe temer que vayamos a pactos vergonzantes. Deseo equivocarme. 
La lectura y los tuits

miércoles, 12 de junio de 2013

El ejemplo de Aznar

A propósito de las intervenciones de Aznar se ha dicho de todo, pero, como somos una sociedad en exceso pasiva, no se ha dicho  algo que debiera ser obvio: si Aznar ha hecho lo que debía hacer, y así lo creo, si ha abandonado una posición cómoda, exponiéndose a toda clase de descalificaciones y recriminaciones absurdas, ¿qué deberían hacer los demás? ¿qué deberían hacer los liderillos que se limitan a repetir lo que creen que hay que repetir porque pretenden hacer política, y vivir de ello, sin exponer nada? ¿qué deberían hacer los militantes del partido que no dicen nunca nada? No es una incitación a la rebelión, es recordar que no se puede hacer una democracia sin demócratas, que la libertad no sirve de nada si la gente no se atreve a ser libre, a pensar, a arriesgarse, a exigir. Visto de este modo, el problema no es qué pretende Aznar, sino que van a hacer todos los demás. Aznar repite que España es un gran país que no depende, ni puede depender, de una sola persona, pero la parte de centro derecha de este gran país está extrañamente quieta y a la defensiva, y no tiene derecho a esperar que  Aznar, ni nadie, le saque las castañas del fuego. Aznar se ha movido, falta que cada cual cumpla con su deber, sin dejarse envolver por ese extraño mantra de que "lo que ha dicho Aznar es lo que todos pensamos". 
Tabletas y otras variacionnes

martes, 11 de junio de 2013

Aznar en el siglo XXI

El discurso de Aznar fue corto, preciso y brillante. No fue agresivo, pero sí muy sólido. Es tiempo de espera y otros tendrán que mover ficha, de no ocurrir así,  algo grave tendrá que suceder, porque, en caso contrario, se habría puesto un dedo de polvo más en la estantería en la que se guardan las ideas políticas. No perderá Aznar, perderemos todos, y mucho. Espero que no pase. 
Cambios en el IOS

lunes, 10 de junio de 2013

Aznar al aparato

Expectación por la conferencia de Aznar en el siglo XXI. ¿Qué dirá? ¿Qué podría decir? Lo que tengo claro es que Aznar, pese a todo, representa mejor que nadie una derecha posible y frustrada, la única esperanza de reequilibrio político e ideológico del sistema nacido tras la transición. También me parece indiscutible que cualquier recuperación de esa derecha no pasa por fundar un nuevo partido, sino por dar la batalla en el interior del que hay, porque los problemas pendientes tienen tanto que ver con la política en el sentido ideológico como con el ejercicio cotidiano de la política y hace falta mostrar que un partido que no tiene que ser anti-conservador en los valores y debe ser liberal desde el punto de vista político puede hacer mucho porque la democracia sea una realidad viva y operativa, además de impedir que otros lo impidan. Veremos si acierto o me equivoco. 
Las políticas de impedir al contrario y obligar al cliente

domingo, 9 de junio de 2013

Un poco de Safranski

Rüdiger Safranski es un filósofo y ensayista alemán que puede leerse con provecho, esa ha sido mi experiencia con todos sus libros, cosa escasamente fácil de conseguir. Ahora se puede leer una entrevista con él bastante representativa, y ni el periódico consigue estropear su buen sentido. 
Problemas con Chrome

sábado, 8 de junio de 2013

Una boda

Hoy he estado de boda, una ceremonia normalmente alegre que, junto con los entierros, constituye, seguramente, el rito más antiguo de la especie humana. Da que pensar que las bodas estén en retirada, que crezcan las meras uniones sin pasar por el altar. Es obvio que la familia pierde sentido religioso, tan obvio com peligroso, a mi modo de ver. Podemos culpar a los no contrayentes, pero sería interesante un poco de espíritu autocrítico por parte de los partidarios porque algo no va bien y las consecuencias no debieran confundirse con las causas. 
Obama y Larry Page

viernes, 7 de junio de 2013

Abiertamente no creíble

Al parecer este es uno de los calificativos que el juez Elpidio Silva aplica a las respuestas o explicaciones de Blesa sobre los delitos que el juez le imputa. ¿Soy el único al que le preocupa la extraña expresión que el juez emplea? ¿Qué demonios quiere decir "abiertamente no creíble"? ¿Es lo contrario de "abiertamente creíble",  o de "ocultamente no creíble"? El juez manifiesta una amplia disposición a consentir que las palabras se asocien de manera arbitraria, tal vez como él entiende las leyes, porque no tiene sentido juntar un adverbio, como lo es "abiertamente", con un adjetivo, como lo es "creíble", porque ambos apuntan en direcciones opuestas. Lo que sea o no creíble puede ser objeto de disputa, pero no de disimulo. Lo creíble apunta a la condición objetiva de un relato, en tanto se valora por cualidades que lo definen, pero que son las que son en tanto el relato queda objetivado, mientras que "abiertamente" remite a una actitud, la contraria de "disimuladamente" o "taimadamente", del que hace el relato, o de la manera en que lo expone. Es un absurdo juntar ambas cualidades, un disparate no menor que si hubiera dicho "era de noche, y sin embargo, llovía". Encarcelarle es casi lo menos malo que le ha podido pasar a Blesa con un juez tan poseído por tan  disparatada diglosia. 

jueves, 6 de junio de 2013

El juez Elpidio y los señores del Sur

La Justicia española es bastante sorprendente, sin duda. Suele ser casi eterna, pero a veces es fugaz y deslumbrante, como con Blesa, o, por el contrario, lenta, pesada y mistérica, como con el 11M y los "señores del sur" que asoman ahora por las decenas de miles de folios de los ERE de Sevilla. Es evidente que a nadie, absolutamente a nadie, le interesa gran cosa que esto  cambie, y menos que a nadie a los que de verdad cocinan: un Blesa de vez en cuando no es un riesgo inasumible.
Concurso de tontadas 

miércoles, 5 de junio de 2013

De trenes y de aeropuertos

Tomo la palabra a Mikel Iturralde en su magnífico Treneando:
"Otra de políticos. Y ese es el mal del ferrocarril español. Demasiada política y demasiados políticos. Cuando solo los condicionantes técnicos deberían cuestionar la continuidad de las líneas. Pero desde hace muchos años, solo es política, como en otras disciplinas de este país. Y así nos va. La cuestión es que la Política ha entrado como elefante en cacharrería para confundir más al sector y a los usuarios.
La cuestión es que el plan de cierre de líneas, que el Gobierno se empeña en negar, ha encendido el país. A la crítica de usuarios, clientes, asociaciones, concejales y alcaldes se une ahora la cúpula del PSOE, como si los males no fueran también consecuencia de su improvisación y quehacer sin pensar en el futuro. Sólo se ha actuado pensando en el día a día. “Del modelo de aeropuerto sin aviones al de estaciones sin trenes”. La figura elegida como paradigma de lo que sucede por el secretario federal de Organización del PSOE y portavoz socialista en las Cortes de Castilla y León, Óscar López, está bien traída. Pero esa símbolo no es nuevo. Con los socialistas se llegó a la flota más moderna del mundo; y no fue un eslogan. La renovación del parque motor visto en la distancia fue un disparate. Y aún lo estamos pagando. ¿Por qué no nos muestran los talleres de La Sagra (Toledo) donde se acumulan decenas de locomotoras apartadas de la vía con escasos kilómetros en sus lomos? Ese es otro paradigma de los tiempos de la abundancia, donde se pensaba que en este país los perros se ataban con longaniza. Y de esos polvos, estos lodos."
Contra Amazon y contra los franceses




lunes, 3 de junio de 2013

La vicetodo

La decisión de que Soraya Sáenz de Santamaría coordine la comisión delegada de asuntos económicos del Gobierno no parece deberse ni a un calentón ni a un descuido. Se trata de una remodelación simulada y acentúa la tendencia a un gobierno de mesa camilla que al parecer complace al Presidente. Es otro mundo.

domingo, 2 de junio de 2013

El derecho a confundir


Como la mentira es el verdadero dueño del mundo, el derecho a confundir debiera ser básico. Lo es, en efecto: nadie lo reconoce como tal sino tras una sofisticada serie de disfraces sin los que mentir sería imposible. Uno de los disfraces más frecuentes del derecho a confundir se llama derecho a decidir. Es un disfraz excelente, tan bueno que puede acabar por ser un argumento contrario a quienes lo blanden sin las debidas precauciones. 
El punto débil de todos los derechos es el de sus límites. No existe el derecho sin ellos, y los del derecho a decidir son realmente impensables, que es señal inequívoca de confusión. No resultará extraño que los más encarnizados enemigos de que nadie decida nada, los revolucionarios sin consuelo, hayan venido a reconocer que los separatistas catalanes pueden decidir lo que se les antoje, pero que los demás deberemos abstenernos. En tal encrucijada han venido a perecer nuestros internacionalistas  más acreditados, aquellos que se ofrecen al mercado con un nombre contradictorio, sutileza confusionaria que no está al alcance de cualquiera. En efecto, llamarse Izquierda Unida, y ser lo que se es, no es pequeña proeza, y seguramente a ello se deba que, según los arúspices al uso, se trate de una enseña crecedera, de un embuste con futuro.
El derecho a decidir es, además de una mentira rotunda, una melonada, y las melonadas no tienen remedio, hay que apartarse de ellas con prontitud, claridad y decencia, a ver si el melón que las defiende recupera el buen sentido, cosa difícil, pero, sobre todo, para evitar que las melonadas acaben en tragedia. Si cabía alguna duda de la mendacidad y la tontuna de semejante engendro, el certificado de Izquierda Unida lo ha hecho inconfundible. Ustedes deciden.
[Publicado en La Gaceta]
Estamos allí

sábado, 1 de junio de 2013

Aquí alguien ha matado a alguien...

Si no recuerdo mal, tal era la forma de comenzar algunas historia de Gila, o sea humor puro. Debo ser muy raro, pero no entiendo que ese estilo vagamente alusivo sea el que emplea el Presidente del Gobierno de España para decir a los catalanes que no está de acuerdo con la secesión: "los pequeños países no cuentan nada"... No creo que sea esa la cuestión, ni siquiera en plan pedagógico. El problema es que no puede existir el supuesto derecho a decidir, incluso si fuere extraordinariamente positivo tener un tamaño pequeñísimo en la Unión Europea. 
A base de no decir lo que se piensa, no es que no se piense lo que se dice, sino que se acaba por no pensar lo que se debe pensar. El presidente del Gobierno tiene que poder decir que no existe el supuesto derecho a decidir, y luego puede seguir hablando de lo que quiera, pero  nunca debería dar la sensación de que les desaconseja a los secesionistas que hagan algo que no les conviene pero a lo que tienen derecho, que es el riesgo evidente de los mensajes blandos.
Acabar con el roaming