Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 31 de julio de 2013

El intermitente del AVE

Algunas noticias sobre el accidente ferroviario se dan como si los trenes se condujesen igual que los vehículos de carretera. Es increíble, por ejemplo que se haya dado como noticia que alguien le diga al maquinista que entre por la vía 2, como si el maquinista pudiese escoger, cambiar de vía... y olvidarse de poner el intermitente. Todo ello está sirviendo muy bien para ocultar tres asuntos realmente decisivos: cuál fue el fallo desencadenante, no el maquinista ni la mera velocidad, si los sistemas de seguridad son los adecuados, y si es lógico que este tipo de tren, una especie de todoterreno del ferrocarril, pueda circular con tamañas velocidades y carencias, porque, al parecer, no llevan el sistema de seguridad de la alta velocidad, pese a poder alcanzar los 250 km. hora. 

Office para Android

martes, 30 de julio de 2013

Curiosa manera de entender la patria

Creo que las reacciones en torno al accidente de Santiago han sido más o menos mesuradas, correctas, pero me preocupa que algunos traten de considerar como escasamente patriótico la exigencia de mayores precisiones en torno a las causas del accidente, sin cargar toda la responsabildad del caso en el despiste que el maquinista ha confesado. Hay que ser valientes para preguntarse cosas que algunos puede que no quieran que se sepa, esas son las que tienen mayor interés, y hay que hacerlo siempre con mesura, sabiendo que la seguridad perfecta es imposible y que un fallo humano puede ser siempre fatal, pero debe quedar claro el contexto en el que ha sucedido todo y las razones que lo han hecho posible, y, luego,  inevitable. Se lo debemos a las víctimas y a  nuestra patria. 
De nuevo sobre la lectura

domingo, 28 de julio de 2013

Bipartidismo

Nuevas encuestas pronostican grandes caídas de voto en el PSOE y el PP, y esto no ha hecho más que empezar. Sin embargo, me parece un error ver en esto el final del bipartidismo, que es prácticamente inevitable con la ley vigente. Tal vez pudiera pasar que los dos grandes partidos fueren otros, pero creo que eso no sucederá. El arbitrismo no sirve para nada, salvo para que se desgañiten los arbitristas. 
Así está la cosa

viernes, 26 de julio de 2013

La víctima de todos

Una de nuestras más reconocidas especialidades es la disipación de las responsabilidades, su reparto hasta que ya pueda decirse que no ha pasado nada que no tenga que pasar. Esta regla torpe e hipócrita admite una excepción en el caso de que pueda haber un responsable débil, un chivo expiatorio, un maquinista. Para los editoriales de los periódicos que siempre tienen explicación para todo, empezando por lo malo que es Bárcenas, es evidente que el maquinista del Alvia es un depravado, un tipo que presume de ir deprisa, así que para qué vamos  a pensar en Bárcenas, en las comisiones, en las prisas electorales, en la chapuza nacional: duro con él hasta que se aprenda el catecismo.
histeria digital

jueves, 25 de julio de 2013

Parecía un atentado

Las primeras imágenes del accidente ferroviario de Santiago sugerían, en una primera impresión,   la existencia de un atentado terrorista: un vagón, y sólo uno,  estaba absolutamente astillado, otro había pegado un salto de más de cinco metros, mientras los demás permanecían, en comparación, casi intactos. La vía es nueva, menos de diez años, construida con parámetros  de altísimo rendimiento, y los trenes van dotados de sistemas electrónicos que impiden el exceso de velocidad. Cuando un tren descarrila no suele producirse encabalgamiento de vagones, eso ocurre con los choques, y los desplazamientos son hacia el exterior de la vía, no hacia arriba: uno de los vagones, y solo uno, parecía destrozado desde el interior, así es que pensé en una bomba, seguramente islámica, en las vísperas de Santiago matamoros, pero parece que me equivoqué. 
Además, me extrañaba enormemente el súbito e insistente interés en atribuir el accidente a un descarrilamiento por exceso de velocidad y la celeridad con que Interior se apresuró a descartar un atentado, en fin, que todo me hacía sospechar.
Hoy ya se saben más cosas, el posible atentado no ha sido reivindicado, el maquinista declaró, al parecer,  ir a una velocidad inadecuada,.... pero entonces surgen otras preguntas acaso más comprometidas: ¿No funcionó el ERMTS sistema que impediría el exceso en la marcha del tren o no está instalado en esa zona? ¿Cómo es posible que haya una curva de limitación a 80 por hora en un trazado de alta velocidad y no se evite que los trenes puedan llegar con exceso de velocidad viniendo de una recta en la que pueden ir a más de 250 por hora? ¿Qué pasó en Santiago? Tenemos derecho a saberlo.
Bibliotecas sin libros

miércoles, 24 de julio de 2013

Versiones

Rajoy, y quienes hablan en su nombre, tienen un cierto problema con el lenguaje. Se nos ha dicho que Rajoy dará su versión, pero me temo que eso no es lo que todo el mundo espera oír. Imagino que luego dirán que se ha explicado, y que primero le criticaban por no explicarse y luego por hacerlo. No sé, me parece que los actuales dirigentes del PP padecen una especie de agnosia que les hace incapaces de entender lo que se pide y de usar las palabras que pudieran ayudarles. 

Chromecast

martes, 23 de julio de 2013

Rajoy comparecerá ante el Congreso

Bueno, pues ahora la responsabilidad política ya no está en Rajoy, sino en quienes han de preguntarle: ¿Acertarán a hacerlo? ¿Quieren acertar? ?Son capaces de acertar? Lo que más asombra de esta situación es la falta de claridad no ya en quienes balbucean explicaciones, pues la confusión les favorece, sino en quienes no están conformes con ellas. Espero y deseo que en la comparecencia se haga la luz de la claridad y lo que ella llevará consigo, exigencias ineludibles e inmediatas. También espero que algunos se arrepientan de pertenecer a una mafia y se conviertan en las personas decentes que creían ser. Siempre he sido iluso,  pero he aprendido a transformar ese defecto en una cultura, ahora se lleva mucho. 
Smartphones y PCs

lunes, 22 de julio de 2013

Apólogos de Rajoy

Parece que Rajoy nos prepara con algunos apólogos de incuestionable profundidad y de enorme utilidad porque son de esas frases de las que Schopenhauer decía que el autor pone las palabras y el lector el significado (don AS lo decía de GWH, malpensado que era). O sea que las decisiones más necesarias son las más difíciles de tomar, vaya, vaya. Yo lo único que quiero de Rajoy, hoy por hoy, es que aclare lo que tiene que aclarar, tanto si le es difícil como si le parece innecesario. Nos lo debe y me temo que, luego, nos deberá algo más.
Una de espías

domingo, 21 de julio de 2013

El caso Rajoy


¿Porqué mienten los políticos? Hay que reconocer que es un hábito extendido y consentido. En mi opinión, no aprenden a mentir por ocultarse, como hacen los niños, empiezan a mentir por vanagloria y para ver hasta dónde pueden llegar: nos toman la medida. El error que cometen es el de creer que les creemos porque ellos lo dicen, cuando les creemos, aunque mientan, porque nos conviene hacerlo, cuando no nos importa, un poco como descontamos las exageraciones, los sobreprecios o las fábulas de los amigos, porque siempre hay algo de verdad en ellas. 
El problema aparece cuando al mentir nos hacen daño directo, cuando nos toman por bobos, cuando pretenden abusar. Su hábito de mentir les hace perder de vista le difusa frontera entre lo que podemos aceptar y lo increíble, tal es su vanidad, su orgasmo emocional con el poder.
Las mentiras de Bárcenas, si es que existen, son mentiras defensivas, siempre disculpables, por ladrón que haya sido: todo el mundo haría lo mismo en su lugar, salvo un santo, que no habría hecho lo que hizo. Pero las mentiras de Rajoy y los dirigentes del PP, además de ser obvias, solo son defensivas en apariencia, son realmente agresivas, pretenden que nos humillemos hasta ofrecernos de escabel a su orgullo y su suficiencia. Ellos creen que pueden mentir porque su crédito, que pagamos nosotros, es inagotable, pero no lo es. Sus mentiras, y, muy en especial, las que emplean para su pueril e hipócrita distanciamiento de Bárcenas son insultantes, intolerables. Desgraciadamente, esto no ha hecho más que empezar, porque cuando Rajoy se dirija a las cámaras no tendrá otro remedio, si no quiere dimitir y dignificarse en parte, que continuar mintiendo, lo que obligará al Parlamento a elegir entre la humillación o la rebelión: no tardaremos en verlo. 

sábado, 20 de julio de 2013

De Ortega para Rajoy

En cierta ocasión escribió Ortega que le resultaba muy chocante que se pudiese llamar Reconquista a algo que duró 800 años. Un amigo me ha recordado la idea a propósito del largo chantaje, fundamentalmente a base de besos, a que ha sometido Bárcenas al pobre Rajoy. Finalmente, éste ha estallado y se han desatado las iras sobre el antiguo empleado leal convertido en suma de todos los males (hasta es posible que sea del PSOE, todo se verá) sin mezcla de bien alguno. O sea que de chantaje nada: a explicarlo mejor, o a Sangenjo de veraneo, que el registro de Santa Pola imagino pueda esperar. 
Supuestos defectos de Android

viernes, 19 de julio de 2013

El presidente del TC

Es muy característico que se quiera dar la misma importancia a decenas de millones de euros que a una cuota de militante. El presidente del TC fue militante del Pp y pagó unas cuotas, ¿y qué? Eso solamente puede considerarse incompatible con su cargo actual con las siguientes hipótesis, que habitualmente no se formulan y son enteramente incorrectas:

1. Hipótesis hipócrita: lo malo es que se sepa eres de un partido, sin que importe nada lo sectario que puedas ser en caso contrario.
2. Hipótesis totalitaria: los miembros de un partido obedecen en todo y siempre las consignas que se impartan: dejan de tener conciencia y libertad.
3. Hipótesis políticamente correcta: ya es grave ser de un partido, pero ser del PP colma el vaso de la paciencia. Ser del PSOE es normal y de IU debe ser hasta un mérito.
4. Hipótesis ad hoc: todo militante de un partido debe confesarlo en todo momento, en especial cuando le resulte claramente inconveniente. Todo militante ha de pagar el tributo del prejuicio. 
A cambio, hemos sabido que las discretas gestiones de un Ministro en favor de amiguetes, y las reuniones en gasolineras en plan Soprano, versión galaica, no constituyen delito, lo que no deja de ser un antecedente que podrá olvidarse cuando convenga.
Wikipedia

jueves, 18 de julio de 2013

Sostenella y no enmendalla

Es impresionante la importancia y eficacia que se atribuyen a la persistencia en el error, al no ceder y aparentar que aquí no ha pasado nada, y todo son infundios. Pues veremos lo que dura, pero no creo que haya salida para esa opción suicida, para poder llamar a Bárcenas tanto ladrón como líder del PSOE (¿perciben la sutileza de la coincidencia?) mientras a uno le han pillado con las manos en la masa y con unas explicaciones que si no fueran de bochorno y asco habría que considerar simplemente infantiles. Dicen que les importa España: ¡vamos anda!
Nuevas capcidades orales

miércoles, 17 de julio de 2013

Vicios privados, vicios públicos, virtudes escasas

El asunto Rajoy, ya que él no quiere nombrar a Bárcenas, es un espejo en el que puede mirarse la sociedad española y el sistema político que hemos construido. Doy por sentado que es un sistema que no gusta a nadie, ni a los que lo disfrutan, pero, por alguna razón, se mantiene, aunque sea literalmente incompatible con cualquier modelo ético de democracia liberal, de estado de derecho y de igualdad ante la ley. Tal vez esa incompatibilidad sea lo más interesante para las minorías que mejor lo estrujan, para los empresarios que han hecho sus fortunas al calor del dinero público, incontrolable porque el sistema se encarga de que se administre con suficiente opacidad, y para los jefes de partido sin ninguna idea en la cabeza, que son los que más fácilmente pueden llegar arriba, porque con la cabeza pesada se trepa muy mal por la resbaladiza cucaña del "sí señor", del "lo que mande" y del "aquí no pasa nada". 
En fin, que vamos a poner a prueba como funciona aquí aquello de que "se puede engañar a todos algún tiempo, a unos pocos siempre, pero no a todos siempre" (atribuido a Lincoln), lo que nos permitirá comparar a don Abraham con don Mariano, sin ánimo de ofender. Me temo lo peor, o casi lo peor. ¿Qué sería el "casi"? Que en el PP no hubiese reacciones vigorosas hasta que se haga evidente que con este equipo se va al desastre, pero puede ser peor.
¿SGAE?

martes, 16 de julio de 2013

Las explicaciones de Rajoy

No explican nada, y, además, dan muestra de una deficiente coordinación lógica, lo que podría ser un indicio poderoso de algo muy lamentable, por ejemplo, de que se evita un discurso con lógica más correcta porque eso llevaría a revelar algo que quiere ocultarse.
Chantajes. Nunca un chantaje puede ser a una institución, sólo a las personas. Además para que una persona pueda sentirse chantajeada tiene que haber algo que quiera ocultar: ¿podría explicarnos a qué se refiere? No chantajea el que quiere, sino el que puede, si es que lo hace.
Ocupaciones del presidente. Dice Rajoy que no está para según qué cosas, que lo suyo es más importante que atender a cualquiera que le cite, pero ni Bárcenas es un cualquiera, ni la cita es irrelevante. Un presidente del gobierno tiene que poder acreditar su fiabilidad y su decencia, y no puede pensar que esa sea una tarea menor de la que pueda excusarse con silencios poco comprensibles. 
Psicología popular. Rajoy parece no entender que los SMS que se han dado a conocer no revelan ninguna especie de chantaje, ni negativa alguna, sino, más bien, impotencia y familiaridad. ¿Sacará Rajoy a relucir unos SMS en que le dice a Bárcenas que deje de chantajearle? Me temo que no; pues bien, la acusación de chantaje a Bárcenas es gratuita y, además, pretende ocultar lo que justamente pone de manifiesto el empleo de ese término: que hay algo que se quiere ocultar. 
Es profundamente lamentable que, hasta la fecha, impere entre los dirigentes del PP el sentido de la solidaridad, aunque sea mafiosa, que el deber de rendir cuentas a los ciudadanos y limpiar lo que pueda haber de sucio, y da la sensación de que hay mucho, en el comportamiento de sus dirigentes. Se sigue confundiendo la democracia con la sumisión, es un error gravísimo.

lunes, 15 de julio de 2013

Lo peor que nos ha pasado

Desde el punto de vista político, lo peor que nos ha pasado tiene que ver con la perpetuación de la leyenda franquista que identifica la libertad con el caos. Así, en el seno del PP no se ha permitido nunca que exista una libertad política, una competencia, una representación. El PP se ha convertido siempre en una longa manus de su líder, es decir, se ha inmolado, ha renunciado a crear y creer en la democracia que tenía que representar y sustentar. Se trata de la continuidad del autoritarismo por otros medios, y eso ha debido llevar siempre al desastre, como está sucediendo ante nuestras narices. En lugar de ser el PP el que fuerce la dimisión de un líder y primer ministro que no está a la altura de las exigencias mínimas, va a ser la calle quien lo fuerce, de modo que, por falta de vida propia en el PP,  un incidente interno se convertirá en una deslegitimación de la democracia representativa que nadie sabe en qué puede acabar. 
Es escandaloso que nadie del PP pida la dimisión urgente de Rajoy, la formación de un gobierno que acabe la legislatura y la apertura de un proceso interno de reflexión y debate en el PP que acabe de una vez por todas con su subordinación al autoritarismo y con su perpetuación de conductas inadmisibles, si no delictivas. Yo, que desgraciadamente no represento a nadie en el PP salvo a mi mismo, pero estoy convencido de representar el sentir avergonzado de miles de militantes, lo diré con toda la claridad y fuerza con la que puedo decirlo: Rajoy tiene que marcharse de la política para evitar que el PP desaparezca y España viva una innecesaria convulsión.

domingo, 14 de julio de 2013

Que se vaya y el PP se reorganice

Creo que las revelaciones recientes, y las que puedan llegar, hacen evidente que Mariano Rajoy no puede seguir ni un minuto más al frente del Gobierno y al frente del PP, y siento coincidir con Rubalcaba, pero la verdad es la verdad aunque la diga un mentiroso de oficio. Si Rajoy no quiere pasar a la historia como una especie de desastre universal, deberá dimitir, explicarse en lo que pueda, pedir al grupo parlamentario que escoja otro presidente que culmine las reformas, y convocar un Congreso extraordinario del PP para que este partido pueda reconstruirse desde los cimientos, esto es desde la voluntad de decencia y racionalidad de sus votantes y desde un programa político serio. Lo demás son ganas de enredar y de poner en riesgo la estabilidad y el futuro de España, nada menos. 
Nuevos Mapas de Google

sábado, 13 de julio de 2013

Dímelo al revés


Abundan los políticos tan seguros de su posición que se arriesgan a afirmar lo  inverosímil. Si fueran leídos, lo que no suele ser el caso, podrían decir lo de Humpty-Dumpty, que lo importante es saber quién manda. Me referiré a dos casos recientes en los que PP y PSOE han decidido, con un empeño digno de mejor causa,  poner a prueba nuestras tragaderas. Por seguir un orden cronológico, empezaremos con el PSOE y su ejecutoria andaluza, tan escasamente ejemplar. Resulta que no se cortan un pelo para acusar a la juez Alaya de mil cosas, pero la más notable, es la de interferir en el proceso político de su partido. Según esto, la juez Alaya, enterada de que  Griñán va a convocar primarias, decide procesar a Maleni. De ser cierto, el asunto revelaría una cierta malicia de la jueza, pero lo contrario, es mucho más verosímil: Griñán decide quitarse de en medio, a la vista de que puede acabar empapelado por lo que él sabe mejor que nadie. Pero la astucia de contar lo contrario sólo funciona con los más tontos, que siempre creen lo que se les dice. Por lo demás, como el calendario político se llena cada día de decisiones transcendentales, al decir de quien las toma, vendría a resultar que ningún juez podría tomar nunca medida alguna para no interferir con tan pródigos  eventos y novedades.
Vayamos con el PP, en pleno ataque de nervios, vaya usted a saber las razones. Resulta que tras descubrir que Bárcenas puede decir cosas que no les gustan, afirman que Bárcenas es lo peor, un mentiroso, un delincuente, un mafioso, un defraudador, un traidor, un chupa sangres. Un poco tarde, la verdad, para que la gente se crea esta versión que llega, lamentablemente, después de larguísimas temporadas de defensa a ultranza, de afirmaciones de honorabilidad por encima de cualquier sospecha, de trato exquisito con un dirigente que ha firmado las cuentas oficiales de las que presume el partido, eso sí, tratando de que  nadie se fije en ese detalle tan singular.

La oposición en pleno se emperra en molestar a Rajoy para que repita lo que seguramente volverá siempre que haya de hacerlo, que no cobró ningún sobresueldo, y no será fácil deducir nada en contrario, pero lo que realmente es comprometedor para Rajoy, y para todos sus cuates, es este extraño ataque de inquina contra quien tan bien les servía hasta hace apenas semanas, contra quien, al parecer, les robó con tal habilidad y discreción que se hizo digno de sus loas. ¿Cómo iban a enterarse de que robaba si era el garante de que todo fuera bien con los caudales? En fin, se comprende que se enfaden, pero tal vez debieran explicar las recónditas razones  que les han llevado a tardar tanto en hacerlo.
Una batería inagotable

viernes, 12 de julio de 2013

La gramática de Cospedal

Hay que confiar en que la gramática y la ética no vayan a la par, porque, si no, habría que salir corriendo. La gramática y la lógica tienen más que ver, o sea, que tal vez haya que apartarse un poco, de Cospedal, me refiero. Un par de declaraciones suyas, de ayer mismo: manifestó estar dispuesta, y encantada, "hasta cierto punto" de colaborar con la Justicia. O esta chica es muy sutil, o no controla bien su verbo. En el mismo día, y hablando de lo mismo, ¿de qué si no?, afrimó estar dispuesta a "aclarar todo lo que sea susceptible de aclarar", y yo me pregunto: ¿qué o quién es lo susceptible?, porque si ella está susceptible, mal asunto, y si cree que hay cosas que no se pueden aclarar, casi peor. En fin, que el nerviosismo del PP es contagioso, y esa clase de ataques no se curan con cerrazón y con empeño, requieren serenidad y reconsideración, no empecinarse en correr hacia el abismo a la espera de que el abismo se desvanezca o se retire unos metros, justo lo necesario para frenar cuando ya no se pueda. 
Google y su teléfono

miércoles, 10 de julio de 2013

Palabra de Gallardón

Dice el Justicia que no prosperará el intento de desacreditar a Rajoy. Me temo que vacila. Lo que acaso no prospere es el intento de echar a la calle a Rajoy, sea por lo que ha hecho, sea por lo que no ha hecho, sea para saber quién manda aquí. Pero ¿intento de desacreditar? No se lo cree ni él. El trabajo está ya hecho, y muchos pagarán la sinvergonzonería de unos pocos, y de muy diversas maneras: descrédito, derrota electoral, gobiernos inestables y caóticos, rehabilitación de políticos que parecían peores y eran simplemente iguales, etc. etc. ¿Sabrá Rajoy tener un último gesto de dignidad y marcharse a casa? No lo creo. ¿Tendrá que irse, en cualquier caso? No lo sé, pero no me parece lo peor que podría pasar. 
Sincronizar y guardar

martes, 9 de julio de 2013

Rotundamente

El comunicado del PP afirma rotundamente que la contabilidad oficial es la contabilidad oficial, lo que no se entiende es la necesidad de afirmarlo porque se trata de una evidencia. Ahora bien cuando se invocan evidencias tontas para tratar de disimular o disipar evidencias, más discutibles, sobre prácticas ilegales, es de coña suponer que con eso se prueba nada. Es la segunda edición del "destape" de la declaración de la renta de Rajoy, una segunda oportunidad para tomar por tonta a la opinión y dar muestra de lo poco que les importa a algunos su propia honorabilidad. Es evidente que Bárcenas tendría que probar lo que afirma, y cabe suponer que los ministros que, supuestamente, cobraron dineros ilegales no serían tan tontos como para firmar, de manera que es posible que de aquí no salga excesiva novedad judicial, pero el retrato social de todo un grupo ha quedado bastante bien acabado, y no es para estar contento. Alguien debiera tener un gesto de dignidad y valor por todos nosotros, por la España en la que dicen creer y la libertad y la decencia que dicen defender, pero no tengo grandes esperanzas de que se dé el caso.
Relojes inteligentes y phablets

lunes, 8 de julio de 2013

Democracia demediada

Hay una rara unanimidad, por la derecha y por la izquierda, en que la democracia vigente ha llegado a un punto en el que se exigen cambios de fondo. La unanimidad en el diagnóstico no supone, para nuestra desgracia, unanimidad en la terapia recomendable. Aunque el tema es muy amplio, descartaré dos vías de solución que me parece no conducen a nada. La primera es la que se fija en los vicios de origen, como si nada pudiese arreglarse porque el pecado original impide cualquier enmienda. La segunda, que se parece mucho a la primera, es la objeción de totalidad, la suposición de que habría que derribar el edifico político en su totalidad para empezar la obra perfecta.
Frente a esas estrategias, por llamarlas de algún modo, que me parecen estériles, solo cabe la vía, modesta y molesta, del reformismo, que es el camino que ha permitido hacerse grandes a las grandes naciones que no padecen, al menos en la misma medida, los vicios que nosotros soportamos. Naturalmente, esa vía tropieza con una enorme dificultad, a saber, que habría que reformar instituciones y hábitos que muchas personas no demasiado inteligentes se pasan el día proponiendo como modelo. Nuestro problema a día de hoy es muy claro: las reformas que se hacen imprescindibles no gozan del beneplácito de los que mandan, de muchos líderes políticos que se imaginan estar viviendo en el mundo de la democracia ideal, pese a los ERES, las protegidas o los Bárcenas, pese al clientelismo, la corrupción, la ineficiencia y la opacidad con la que funcionan todas las instituciones políticas. No es un problema pequeño, pero no es imposible resolverlo.
Hay ciertos requisitos previos, tampoco nada fáciles, para lograrlo. El primero, la presión social, no va del todo mal, aunque desgraciadamente se mezcla con los impulsos anti sistema que nos llevarían, muy seguramente, a un mundo peor todavía que el que tenemos. El segundo la colaboración de la prensa, que sepa cumplir con su papel de informar, sin sectarismos ni anteojeras. El tercero, que los electores no se sientan necesariamente comprometidos por la estrategia del voto útil, por votar, en último término para que, ya que han de engañarnos, que nos engañen los “nuestros”. El sectarismo partidista es un vicio que ha corrompido muchas instituciones, las universidades, por ejemplo, y mientras una ola de exigencia y decencia no acabe con ello, será muy difícil mejorar la atmósfera política. Por último, y no es lo menos importante, que los españoles empecemos a exigir lo que practicamos, y dejemos de reclamar a otros lo que nosotros no hacemos. Pero no hay que desanimarse, nadie ha dicho que la democracia fuera un camino corto ni fácil, y sería necio renunciar a conseguirlo.



Muere un inventor

domingo, 7 de julio de 2013

El destino de Rajoy

En una democracia medianamente seria, las revelaciones de Bárcenas a Pedro J. Ramírez, harían que el grupo parlamentario del PP exigiera a su líder explicaciones, pero eso no pasará. Algo pasará, sin embargo, y vendrá por el camino indirecto de los jueces: al final se tendrá deshonor y derrota, en lugar de desastre, pero no  deshonor. Lo terrible es que el honor no parezca importar nada a nadie, pero los electores, y los observadores internacionales, están tomando nota y este tinglado cutre no se podrá sostener por más tiempo. El calendario político está en manos de jueces, delincuentes y periodistas, tal vez con la colaboración de algún Fouché. Esa terrible dependencia debiera bastar para que algunos levantarán el campo, pero esa regla de honorabilidad no parece regir con algunos políticos mediocres y timoratos.  Es terrible que los que supuestamente son líderes tengan que volver a preguntarse qué va a pasar porque no saben qué hacer. 
El accidente y el tweet

sábado, 6 de julio de 2013

Un lapsus del PP

Entre mis debilidades no está la oratoria al uso en el PP. Me parece penoso el discurso y feble a más no poder la retórica. Deberían leer a Freud, y alguna otra cosa, La Razón no basta. Hoy mismo González Pons ha reprochado al PSOE que  solo protesta cuando los jueces atacan a su partido, pero no cuando atacan al PP. ¡Manda huevos! Los jueces no atacan, querido amigo, tratan, penosamente, de aplicar algo de justicia también a los poderosos. Es tremendo que un líder de un partido que se supone liberal,  conservador y de derechas tenga esos lapsus tan notorios y que ni en TVE se den cuenta de que no deberían dar alas a tamañas tontadas totalitarias.
El timo de la cultura

viernes, 5 de julio de 2013

Reforma fiscal

El Gobierno hace como que hace caso a Aznar y encarga un estudio para reformar la fiscalidad a alguien que se supone será partidario de bajarla. ¿Buena noticia? Lo que hay que explicar es el barroquismo gallego de Rajoy y el empleo del tiempo en que todo se diluya, pero nada lo hace. En fin, más vale tarde que nunca, pero ya veremos. 
Cultura se digitaliza

jueves, 4 de julio de 2013

La protegida, 2

El caso de la protegida dice mucho sobre el estado real de lo que llamamos PP que mil explicaciones de Cospedal, aunque son bastante elocuentes. Está claro que los partidos incumplen su obligación constitucional, que ponen en las listas, a la protegida en dos, a falta de una, a quien se le pasa por salva sea la parte, etc. etc. Está claro que o cambiamos la forma de funcionar de los partidos o lo lamentaremos, esta democracia se corroe desde dentro, activamente, apenas queda el cascarón de lo que una vez fue un proyecto atractivo y, si no se reforma a fondo y con urgencia, caerá sobre nosotros con estrépito y desgracia.
Made in USA

miércoles, 3 de julio de 2013

La protegida

El periódico El Mundo ha vuelto a prestar un servicio a la demediada democracia española al revelar la existencia y la fortuna de una diputada, y concejala, del PP cuyo nombre me da vergüenza recordar. Mientras no se obligue a los partidos a cambiar, mientras no se evite esa manera de hacer las listas y gobernar no tendremos remedio.
Wifis seguras

lunes, 1 de julio de 2013

Cospedal defiende a los partidos

Cospedal se atreve con todo, a convertirse, incluso, en una teórica de la democracia y, como tal, ha hecho una defensa de los partidos, lo que resulta tan clarificador como que un mafioso defienda la libre empresa, o que un sindicalista nos hable de la solidaridad, que siempre empieza por uno mismo. Le sobra soltura y le falta autoridad. A su lado, Aznar guardó un respetable silencio.
Telefónica da la nota