Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

viernes, 30 de agosto de 2013

Más sobre el accidente ferroviario y la política

Antonio Quirós y Bq

Como está perfectamente explicado, transcribo lo que dice Fernando Puente en altavelocidad.org.

Pacto de silencio entre Renfe, Adif, Talgo y Bombardier sobre el ERTMS del Alvia siniestrado

A comienzos de agosto, 15 días después del accidente ferroviario de Santiago de Compostela, en el que murieron 79 personas y resultaron heridas de gravedad varias decenas, los responsables del Ministerio de Fomento, Adif y Renfe comparecieron en el parlamento para ocultar, bajo un velo tejido con decenas de detalles sin relación con el siniestro, su responsabilidad directa a la hora de solucionar las lagunas en la reglamentación y en los sistemas de señalización que permitieron que se desencadenase el descarrilamiento.

Enterrada entre esos discursos quedó sin resolver -pues ese era el objetivo- una de las cuestiones más relevantes a la hora de establecer qué otras medidas podrían haber evitado el accidente en un caso de fallo humano (única causa admitida hasta ahora por el ejecutivo). La más relevante, de hecho.

¿Por qué los trenes de alta velocidad de la serie 730, operados por Renfe y fabricados por Talgo y Bombardier, circulaban por la línea de alta velocidad Ourense-Santiago sin el sistema ERTMS pese a haber sido puestos en servicio 13 meses antes (junio de 2012) y pese a haber comenzado sus pruebas en vía dos años antes (en verano de 2011)?

La cuestión no es gratuita, puesto que en los trenes como el accidentado, el sistema ERTMS obliga al maquinista a reconocer que el tren está abandonando la zona de protección máxima (al pasar de ERTMS a ASFA).

En pocas palabras, si el tren Talgo siniestrado en Santiago de Compostela hubiese estado circulando con ETCS, a bordo sólo podrían haber ocurrido dos cosas al llegar al kilómetro 80,149, situado a cuatro kilómetros de la curva:

que el maquinista hubiese confirmado al ordenador embarcado que se quedaba sin sistema de supervisión y, por tanto, que se hiciese plenamente consciente del punto de la línea en el que se encontraba (circulando a 200 km/h a sólo cuatro kilómetros de la curva de A Grandeira), eliminando así su desorientación espacial.
o que no lo confirmase, en cuyo caso el tren se hubiera frenado automáticamente mucho antes de llegar a la curva.


Hasta hoy, todas las empresas implicadas han conseguido, con éxito, desviar la atención hacia el hecho de que el sistema ERTMS no estaba instalado en los cuatro kilómetros previos a la curva de A Grandeira (entre los kilómetros 80 y 84). Si el sistema no estaba EN la vía, explican, ¿cómo iba a ser relevante?

Detrás de la insistencia casi histérica en que ERTMS no fue un factor en el accidente hay una intención clara de intoxicar instrumentada, entre otras vías, por un profundo pacto de silencio entre Adif, Renfe, Talgo y Bombardier a la hora de explicar las causas por las que el tren, inaugurado en junio de 2012, no llevaba conectado el sistema que habría evitado el accidente.

Según portavoces de Adif, que permitió que el 730 circulase sistemáticamente y durante meses bajo el modo de seguridad degradado ASFA (contradiciendo por cierto a su presidente, que en el colmo del patetismo llegó a señalar que es “el operador” quien elige el sistema que quiere utilizar), el problema radicaba enteramente en el software del tren siniestrado.

Y ya. Para más detalles, los responsables del gestor de infraestructuras remiten a Renfe, empresa que utilizó durante más de 12 meses trenes que no estaban preparados para ese servicio comercial, y que no sólo no da más detalles pese a las reiteradas peticiones, sino que además remite tímidamente a las fabricantes.

La creadora del concepto del tren “todoterreno”, la española Talgo, se pone mientras tanto de perfil (su último comunicado de prensa hace referencia a una venta de trenes a la dictadura postcomunista de Kazajastán) y sonríe hierática y nerviosa.

Por fin, responsables de comunicación de Bombardier -fabricante de las locomotoras y en particular del sistema ERTMS embarcado- guardan por su parte silencio sobre la chapuza encadenada y repiten el mantra (la mentira) de todos los anteriores: el ERTMS no hubiera evitado el accidente

La postura de las cuatro empresas sorprende no sólo por la insistencia de todas ellas en restar importancia al fallo del sistema ERTMS al mismo tiempo que evitan dar cualquier detalle sobre ese fallo, presuntamente irrelevante.

Asombra también porque Renfe y Bombardier vuelven a mostrarse esquizofrénicas a la hora de explicar, por un lado, que el sistema ya está listo para funcionar y negarse a confirmar al mismo tiempo desde cuándo (algunas fuentes señalan que estaba preparado antes del día del accidente pero que no se utilizó por problemas burocráticos).

A modo de resumen, el diálogo integrado de este periodista con esas cuatro empresas podría sintetizarse así:



Servidor: ¿Y el ERTMS embarcado…?
Empresa: ¡No es relevante! ¡No hubiera evitado el accidente!



S.: Sobre eso tengo mi propia opinión, gracias. Pero, ¿por qué no funcionaba?
E.: No te lo podemos decir. ¿En qué más te podemos ayudar?



S.: Espera, espera. Si es irrelevante, ¿por qué no me lo podéis decir?
E.: Sólo te puedo decir que no hubiera evitado el accidente, pero tengo instrucciones precisas para ocultarte las razones por las cuales no funcionaba.



S.: Vale… entiendo. ¿Y sabes si esos problemas, sobre los que no me puedes decir nada, se han solucionado ya?
E.: Correcto, te puedo confirmar que los problemas sobre los que no te puedo dar más detalles -pese a que son irrelevantes, ¡ojo!- se han solucionado ya.



S.: El caso es que hay quien me cuenta que antes del accidente los Talgo ya estaban listos para usar el ERTMS entre Ourense y Santiago, y pese a todo no lo usaban. ¿Sabes si es verdad? ¿Hubo algún problema burocrático o similar?
E.: Vaya. No te puedo confirmar que esos problemas técnicos que son secreto de estado pese a ser irrelevantes (esto que quede claro, ¿eh?) se hubiesen resuelto antes del accidente. Sólo te puedo confirmar que están ya resueltos, pero no te puedo dar más detalles de nada. Entiéndelo: ¡es irrelevante!





(1) A día de hoy, la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) sigue sin incluir el descarrilamiento de Santiago entre su listado de "investigaciones en curso". Buen indicador de la gravedad que Fomento le reconoce al accidente ferroviario.

(2) En realidad ERTMS puede proteger a los trenes que salen por su frontera durante varios kilómetros más allá. Lo puede hacer diciéndoles, por ejemplo, algo como "querido tren: desde aquí me abandonas y sales a ASFA, pero te dejo una última orden, que deberás cumplir fuera de mi territorio: calcula una curva de frenado que te permita no superar los 100 km/h en 3,5 km contados a partir de aquí. Si no la cumples, te ordeno que actives el freno de emergencia". En Adif también consideran esto irrelevante.





jueves, 29 de agosto de 2013

Lo normal

La desvergüenza, consentida, de los políticos está alcanzando límites alucinantes. Así Griñán quien al irse al Senado pretende convencernos que eso no tiene nada que ver con posibles imputaciones y afirma, tan fresco, que esa suposición es una maledicencia, ya que el presidente del PSOE, el ex presidente de la Junta y el secretario general del PSOE andaluz "tiene derecho" a un escaño en el Senado. ¿Derecho? ¿qué derecho? Ninguno, pero Griñán da por supuesto que su voluntad y la de los cuatro que mangonean es fuente de derecho, ¡joder qué tropa!
Y, en el lado contrario, el PP nos pretende convencer de que la desaparición de un disco duro del ordenador de Bárcenas es una pura rutina, vamos que tienen derecho a no enseñar sus discos duros y, además, a que nadie piense mal. Así estamos, una desvergüenza, unas actuaciones que siempre, siempre, están por encima de la ley, de la moral y del buen sentido, para eso mandan, y lo hacen porque nosotros se lo consentimos. 
Biblioteca digital de los EEUU

miércoles, 28 de agosto de 2013

¿Que nos está pasando?

El resumen más breve, para votantes del PP, es el siguiente: Primero, ¿se puede consentir que nuestros dirigentes roben y mientan con tal de que sean los supuestamente nuestros y no los adversarios? Mi respuesta es que no. En segundo lugar: ¿Hay alguna razón para que sea preferible que un programa que no es el que nos gusta, aumento de la deuda, subida de impuestos, aceptación de los acuerdos bajo cuerda con ETA, desmembramiento progresivo de la unidad nacional por la vía del consentimiento o  de la promoción, etc. sea administrado por los "nuestros" (serían nuestros traidores) a que sea administrado por los que sí creen que es lo que hay que hacer? Mi respuesta vuelve a ser negativa.  Tercero, ¿creemos en la democracia como un juego de ideas y un sistema de gestión de conflictos que solo puede vivir en la libertad o creemos que la democracia es dar el voto a aguien para que haga cuanto le parezca de su estricta conveniencia, al margen de cualquier consideración de fondo? Yo creo en lo primero y detesto lo segundo que no conduce sino a la corrupción y a la oligarquía partitocrática, que es en lo que estamos. Por último, ¿estamos dispuestos a confundir un partido democrático con una mafia que vela, por encima de todo, por sus intereses, se olvida del bien común, del patriotismo y de la libertad? Yo no, desde luego. 
La verdad es que quienes pensemos así, tenemos un panorama complicado, pero una obligación ineludible: hacer que el partido se mueva hacia las posiciones que lo legitiman y que los dirigentes indignos, mentirosos y corruptos abandonen la tarea. Es difícil, pero no imposible. No está en juego la victoria del PP, sino la pervivencia de una democracia de la que no tengamos que avergonzarnos. 

martes, 27 de agosto de 2013

El sectarismo, la libertad y la verdad

Una de las defensas clásicas de la democracia se funda en el hecho de que es un régimen en que se pueden debatir las ideas con libertad, pero aquí hemos creado un bunker sectario en el que unos afirman una cosa, que puede ser cierta o no, y otros la niegan, sea cierta o no lo sea. O sea que ni hay debate ni hay libertad política, sólo hay llamadas a la fatwa, al sectarismo, al defendella y no enmendalla, a la consagración de la mafia por la democracia. Yo creo que ha llegado la hora en que una derecha realmente liberal acabe con esta caricatura de libertad y de democracia, pero no se hará sin dolor y sin costes. 
Innovación, culto y miedo

lunes, 26 de agosto de 2013

El fútbol en auxilio

Ha vuelto la Liga en auxilio del clima irrespirable de la política. Tal vez por eso el fútbol esté empezando a cansarme. En particular, el fútbol español es un reflejo de buen parte de nuestros males más generales: abuso de posición dominante del duopolio de turno, corrupción que no se investiga, deuda insoportable, las imágenes se imponen a la realidad, y bastantes más. Por otra parte, el fútbol es una especie de versión de la filosofía del eterno retorno, de la pasividad más o menos cómplice, del desentendimiento... y mira que a mi me ha gustado y me gusta el fútbol de verdad. 
Arreglos digitales

domingo, 25 de agosto de 2013

El secreto está en el tren

Como aficionado que soy a las cuestiones ferroviarias, cada día estoy más persuadido de que la clave última del desastre del Talgo 730, no la única, desde luego, está en el tren, en este extraño especimen mixto que entra en la curva y descarrila a la altura del primer vagón ligero, según creo se puede apreciar en el video liberado por Adif en un alarde, sospechoso, de transparencia, que, al parecer, no llevaba el ERMTS en condiciones, ni siquiera para usarlo en los lugares en que sí está instalado, o eso dicen. Es lógico que ingenieros y técnicos mantengan una discreción absoluta sobre esta clase de asuntos, pero los ciudadanos tenemos derecho a saber cómo se juega con nuestras cosas. ¿Advirtió alguien de que el tren no estaba preparado para hacer ese tipo de recorrido? ¿Hay denuncias internas sobre su falta de seguridad? ¿Cómo fue el concurso para preparar esos trenes para ese trayecto? Y así mil más, me parece. 
Siempre que hay una catástrofe hay una serie de fallos independientes que la fatalidad encadena, pero la seguridad consiste en evitarlos, o tratar de hacerlo, no en cargarle la culpa al más obvio, aunque tenga su parte de responsabilidad, sin duda, pero no es la única, ni, me parece, la principal. 

Ballmer se va

sábado, 24 de agosto de 2013

Los tontos de Primark

Nunca cesa uno de asombrarse de la capacidad de hacer el ridículo que atesoramos. Primark es una tienda en la que no sé si he entrado alguna vez, y que incluso tiene en su página web una declaración muy cool sobre el comercio ético, pero que se ha permitido el lujo de expulsar a una madre porque estaba dando de mamar a su bebé. ¿Se puede ser más tonto? Se puede, sin duda, pero los de Primark han dejado la cota muy alta

Chapuzas digitales

viernes, 23 de agosto de 2013

El paseo de Rajoy

Los periódicos hablan hoy del paseo del líder, 800 metros a píe, eso sí, algo acompañado, porque como todo el mundo sabe, Rajoy no tiene otra cosa que partidarios en el PP y enemigos en el resto del mundo. Así pues, el paseo del líder es el paseo del PP: siendo, como ha sido, en Galicia se echa a faltar, la verdad, la presencia de algunos de los mandamases del ferrocarril que, por alguna razón que desconozco, son, todos ellos, gallegos. No creo que el accidente de Grandeira tenga nada que ver porque estos señores fueron muy solidarios y la seguridad es cosa de los técnicos, y hay tantos que Adif le va a mandar al juez un largo listado para que escoja. En fin, relajados y en vena de aciertos, como nos tienen acostumbrados estos dirigentes tan diligentes y simpáticos. 
Malas ediciones digitales

jueves, 22 de agosto de 2013

El vicio de la deuda

La deuda pública nos roba independencia y soberanía y nos trae demagogia y ocultación: es un mal muy grave. Pero, además, inicia un círculo perverso porque al acostumbrarnos a vivir con lo que no tenemos ni, en realidad, podemos pagarnos, se nos convierte en pedigüeños. Esa condición es la que aprovechan los políticos con pocos escrúpulos, por decirlo de manera suave, para prometer más que nadie, para engordar la deuda. Han descubierto hace tiempo que el crecimiento del gasto público da mayores oportunidades de robar y sustrae instrumentos y oportunidades de control, de manera que, por la izquierda y por la derecha, se declara que el gasto no admite recortes y ya se encargan de enardecer a quien haga falta con esa idea. En consecuencia, más gasto, más deuda, menos trasparencia, menos soberanía, mayor  dependencia de los políticos y mayores beneficios para los grandes negocios que se entienden bien con ellos, el mundo financiero, las constructoras, la prensa, los funcionarios públicos, los sindicatos. Todos están de acuerdo en que merece la pena ser dependientes y gastar lo que no se tiene porque es un buen proceso de doma política y, sobre todo, porque ese dinero que se gasta alegremente lo gastan ellos y le sacan un rendimiento particular muy interesante a que el país vaya cada vez peor, hacia el desastre. 

Google Keep avisa

miércoles, 21 de agosto de 2013

El juez avanza

En el caso del accidente de Santiago el juez ha dado un paso decisivo al cuestionar las medidas de seguridad existentes; debiera dar uno más y preguntarse por las características del tren, por su proceso de homologación, etc. Es, en todo caso, una buena noticia. 
Va de futuros

lunes, 19 de agosto de 2013

Las querellas

Los del PP, me refiero a los que mandan en Génova, han perdido el oremus hace tiempo. No se entiende que pretendan querellarse contra Óscar López por repetir lo que piensa el 99% de los españoles, a la vista de lo que se va sabiendo. A mi me parece que este sí que es un tic autoritario y tontamente vano.
De vuelta de los phablets

viernes, 16 de agosto de 2013

Líderes

Es tremendo comprobar cómo un país entero está avergonzado, menos de lo que debiera, perdido, más de lo que debiera, mientras que los supuestos líderes no piensan más que en poner a resguardo su culo. A este paso, de mentira en mentira, el PP puede acabar siendo un mero gatuperio si nadie hace nada, pero todavía hay un pequeño margen para echar a Rajoy y mantener una mayoría pese a que, paso a paso, se está deslegitimando por cobarde e irresponsable.  Puede pasar cualquier cosa, pero lo peor seguramente sea que la falta de coraje del PP conduzca de manera irremediable a un escenario electoral en el que la única salida sea una coalición de izquierdas sin proyecto alguno, y que eso sea la antesala de la ruptura nacional y de la balcanización de la España, pero eso sí, con unos cuantos bien forrados.
Pura lógica

martes, 13 de agosto de 2013

Dejad toda esperanza

Los que esperéis algo de las declaraciones de los antiguos secretarios generales del PP, esperáis en vano, lo digo ahora que no se han producido, aunque me encantaría equivocarme. ¿Qué razón tendrían Álvarez Cascos y Arenas para echar tierra sobre sus memorias, ya que no son otra cosa, si han visto que la evidencia misma de mentiras innegables ha pasado con facilidad una prueba supuestamente de fuego en el Congreso? Para desgracia común, el futuro político de los españoles depende de la conducta de la prensa, tal vez del más taimado. Eso, o un milagro, que a los españoles nos de por tener cierta dignidad, pero no se lleva, la verdad.
Una opinión de pago

lunes, 12 de agosto de 2013

El mayor mentiroso del mundo

No es fácil decir quién es el mayor mentiroso del mundo, ni siquiera el de España. Ser el Usain Bolt de la mentira es un título muy disputado, pero les propongo un test indirecto para sacar ventaja de esta dificultad. Si a la pregunta de quién es, ahora mismo, el mayor mentiroso de España, alguien responde que Rubalcaba puede asegurarse que estamos ante un pepero de tomo y lomo, irreductible, un individuo capaz de votar a Rajoy en 2015 sin apenas ascos; si, por el contrario, la respuesta es que es Rajoy podemos estar ante un variado elenco de españoles: sindicalistas, sociatas, progres... y liberales, por llamarles algo que, a mi, no me parece ofensivo. Hay una tercera respuesta posible a esta pregunta: Bárcenas. Lo que no tengo claro es a qué corresponde esta alternativa en la podio del mayor mentiroso. Puestos a hacer hipótesis, puede que sea parlamentario del PP, alto cargo del propio partido, alcalde despistado, o algo así. gente, en suma, que espera un extraño milagro, la condena judicial de Bárcenas, y, al tiempo, una especie de congreso nacional de arrepentidos para pedirle disculpas a Rajoy por nuestros malos pensamientos. Probabilidad del caso, menos que cero; duración de la apuesta: no llega a seis meses... claro que Franco, que también era gallego, consiguió morirse en la cama y que la gente hiciese colas para lamentarlo. no sé si eran otros tiempos.

domingo, 11 de agosto de 2013

Simancas, ese sabio

Simancas, el que perdió las elecciones frente a Esperanza Aguirre, la acusó de corrupción y las perdió por mayor diferencia,  ha establecido en el Congreso una doctrina decisiva que, si Dios no lo remedia, será citada por Rajoy en cualquier momento, a saber, que los políticos son irresponsables porque los únicos responsables son los técnicos. Su querido Pepiño no ha tenido nada que ver con el accidente ferroviario más grave en cincuenta años, con un sistema de seguridad que frena a más de 200 pero se queda impertérrito a 195, con   un sistema de control que no llega a Santiago y se ausenta  un poco antes de la curva fatal,  con un tren que no entiende el sistema de seguridad con el que supuestamente se controla y que no funciona, con un cambio de ancho de última hora, para llegar a tiempo a las elecciones, con un tren que parece un acordeón, en fin con nada. Los malvados técnicos haciendo chapuzas, que es lo que les gusta y luego queremos que los inmaculados e inmaculables políticos de izquierda paguen el pato.
Sin Wifi

jueves, 8 de agosto de 2013

Las comparecencias

El Congreso ha vuelto a ser puro teatro, del malo. Las comparecencias de los gerifaltes ferroviarios han sido una mezcla del libro gordo de Petete y del Pío Pío que yo no he sido, aunque han servido para aclarar que lo primero que hicieron al enterarse del accidente fue preocuparse por las víctimas, lo que dará lugar, sin duda, a una historia de gratitud interminable por parte de ellas y de todos nosotros. Lo de la Ministra será apoteósico, visto lo visto. Un ambiente de tongo solo roto por chapuceras intervenciones de los que no están en el tinglado, pero estudian poco y no se enteran de nada, Los españoles podríamos intentar algo intermedio entre la algarabía contestataria del Prestige, sin un muerto que yo sepa, y el homenaje silencioso y solidario a las víctimas un accidente del que nadie es responsable, salvo un pobre maquinista que pasaba por allí, aunque tampoco en su mejor momento. España está acostumbrada a comer basura y resistirá también esta ración, un buen entremés para volver a lo de Bárcenas con el estómago preparado.

Contra el caos, si se pudiera

martes, 6 de agosto de 2013

El cainismo

El discurso de Rajoy fue puro cainismo, el tú más en vena. ¿Funciona? Sí, al parecer, para los que viven del negocio y  esperan cada nuevo día como un paso más ante un futuro oscuro, pero no creo que la sociedad española esté dispuesta a dar ese definitivo paso atrás, a convertirse en una especie de Italia con un Berlusconi, sin gracia ni poder propio, a la española. No creo que funcione, pero me parece que ese es, de momento, el plan. Espero que lo desbaraten una triple combinación de resultados electorales pésimos, en forma de previsión, cuando la curva del PSOE está más alta, por poco que sea, que la del PP, noticias y revelaciones en manos de un cocinero notable y de varios pinches, y una perspectiva económica en la que la bonanza puede estar demasiado lejos, todavía. Y en el exterior, el entusiasmo con los milagros y las tretas del equipo A, Gibraltar, Carromero, es perfectamente perceptible. Es lo que hay.
Jeff Bezos compra el Whasington Post

lunes, 5 de agosto de 2013

Sobre el éxito de Rajoy

Hablando con algunos amigos que entienden, para mi asombro, que Rajoy estuvo muy bien en el último debate, suelo decirles que no explicó nada de lo que tenía que explicar y, entonces, me replican que machacó a Rubalcaba. A parte de no ser del todo cierto, lo que les hago ver es que los aplausos a las citas de Rajoy con textos de Rubalcaba no dejan de ser aplausos a las explicaciones felipistas del GAL o de Filesa, y cuando les digo eso se cabrean, pero es lo que es, así que ya a se ve que es un éxito un poco raro. El PP está empezando a ser el PSOE de la derecha, una máquina sin alma alguna, con un patriotismo de partido que es, en realidad, una moral mafiosa y despótica.
Si pierdes tu Android

domingo, 4 de agosto de 2013

Ad calendas graecas


La política no solo hace extraños compañeros de cama, sino que tuerce las evidencias, de hechos hace versiones, glorifica los diálogos de besugos en que usted me pregunta lo que quiere y yo le contesto lo que me da la gana, y es capaz de prorrogar al  infinito la resolución de lo que parece inaplazable. La eternidad es el día a día cuando por medio hay vacaciones, y la esperanza en que el prometido bienestar creciente  haga olvidar al público sus anhelos de limpieza.

Lo malo de las calendas griegas es que dependan de algún astrólogo incontrolado. Así, el gobierno y el grupo que le sigue disciplinadamente, han obtenido un aplazamiento de algo que podía parecer inminente y eso les ha sabido como agua en boca seca, pero no es fácil que se engañen sobre la naturaleza de los peligros que les acechan. Para empezar, es raro que una sesión como la de ayer no haya podido tener lugar, con mejores pronósticos, hace ya varias semanas. Esta resistencia a los controles, aunque se superen con éxito, es indicio de falta de confianza, de certeza en que hay que racionar las recursos de que se dispone para llegar a Ítaca, que no son excesivos.

La oposición fue incisiva, pero sin pasarse. Como no se olvida de la aritmética, era consciente de que Rajoy no iba a caer rendido y proyectó un cálculo de ataques que tal vez no haya sido demasiadamente inteligente. En lugar de buscar la yugular, sea por pacto, por cálculo o por piedad, se dedicó a una descalificación de fondo que pensaron les sería más rentable en el medio plazo. El razonamiento es muy simple: la pieza no puede cobrarse, pero podemos hacer daños estructurales y provocar un entusiasmo superficial y cegador en los equipos de apoyo que se vendrá abajo cuando se evalúen los daños en la retaguardia y los sistemas de provisiones, o sea, en el voto. El problema está en que en los estados mayores de Rajoy hay quien cree que se puede emular a Berlusconi, veinte años a la espera de sentencia, y justamente con los mismos procedimientos, justicia laberíntica, prensa controlada, unidad férrea y algo de simpatía, aunque esto último pueda resultar un poco más arduo.


Rajoy se marcha a descansar y todos harán lo propio, como si aquí no pasase nada. El frente contrario esperará también a que el publico esté más atento, así que quedan semanas de sosiego, pero después empezará de nuevo el pedrisco, las noticias judiciales, las encuestas, los nuevos testimonios, las preguntas más precisas, y tal vez la economía no acompañe o tal vez resulte insuficiente para capear el temporal. Los muros de la fortaleza se saben agrietados: la discusión es si la herida puede ser el broche o, más bien, la brecha por la que empiece a vaciarse el poder de que disfrutan.
La voz sirve para mandar

sábado, 3 de agosto de 2013

La España de Quevedo

Un hermoso artículo, en La Vanguardia, de Juan José López Burniol recuerda, con la vieja esperanza de los buenos españoles, que la vida siempre sigue, y lo recuerda al hilo de una estupenda, y breve, reconstrucción de la aguda percepción quevediana de que algo irremediablemente malo estaba corroyendo lo que pudo, por un tiempo,  ser un imperio admirable. Se trata de un paralelo, evidentemente, pero Quevedo tenía razón porque era un pesimista lúcido. Aquí hay quienes no perciben todavía que algo irremediable está en marcha, aunque yo, como el culto notario catalán, siempre confío en la vida, gracias a Quevedo, entre otros.
Un teléfono nuevo

viernes, 2 de agosto de 2013

De partido a mafia

La diferencia entre una mafia y un partido democrático es muy simple: en las primeras no hay otra ley  que el silencio y la lealtad al que manda; en los segundos, hay que asomarse al mundo exterior, las leyes vigentes se toman en serio y son los electores, sus deseos, sus creencias y el contrato electoral el que puede regir la conducta del partido y de sus miembros. Vista esta pequeña pero sustancial diferencia, analícese lo que pasa y que cada cual decida lo que hay que hacer. El porvenir de la democracia no depende de lo que vaya a pasar, sino de lo que queramos hacer. La lástima es que las mafias son invenciones autóctonas, mientras que los partidos siempre han sido un poco exóticos, pero alguna vez habrá que cambiar esto, digo yo. 

Música en Google

jueves, 1 de agosto de 2013

Rajoy en el Parlamento

La sesión dedicada a Bárcenas se puede resumir muy fácilmente: sabedores de que Rajoy no va a dimitir, sus adversarios se han decidido por mantener el debate abierto, por amagar, más que por dar, y le han perdonado a Rajoy que no contestase a preguntas que se han formulado, pero como de pasada. Rajoy es un buen parlamentario, visto lo que hay, y ha ganado tiempo, una vez más. Sería absurdo que convocase elecciones, y una segunda investidura, que sería lo normal en cualquier país, tendrá que esperar a que los del PP vean que con Rajoy van al desastre, si es que llegan a verlo, que creo llegarán. Además está el proceso judicial, que puede deparar ingratas sorpresas, pero mientras la mayoría del PP sea rocosa, aun siendo indecorosa, habrá poco que hacer. 

El día de la X, de Motorola