Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 6 de agosto de 2013

El cainismo

El discurso de Rajoy fue puro cainismo, el tú más en vena. ¿Funciona? Sí, al parecer, para los que viven del negocio y  esperan cada nuevo día como un paso más ante un futuro oscuro, pero no creo que la sociedad española esté dispuesta a dar ese definitivo paso atrás, a convertirse en una especie de Italia con un Berlusconi, sin gracia ni poder propio, a la española. No creo que funcione, pero me parece que ese es, de momento, el plan. Espero que lo desbaraten una triple combinación de resultados electorales pésimos, en forma de previsión, cuando la curva del PSOE está más alta, por poco que sea, que la del PP, noticias y revelaciones en manos de un cocinero notable y de varios pinches, y una perspectiva económica en la que la bonanza puede estar demasiado lejos, todavía. Y en el exterior, el entusiasmo con los milagros y las tretas del equipo A, Gibraltar, Carromero, es perfectamente perceptible. Es lo que hay.
Jeff Bezos compra el Whasington Post

1 comentario:

A. Aghini dijo...

Personalmente creo que la estrategia de Rajoy, sus asesores y su "círculo duro" (Sáenz de Santamaría, p.ej.) es a la deseperada, esperando que la economía evolucione favorablemente (vamos, que Alemania, Austria, Suiza y nuestros exportadores nos saquen de ésta), y que el progresivo deterioro político, institucional y social no sea lo suficientemente intenso como para que Rajoy caiga. Pero, como usted, sr. Quirós, creo que ni ellos mismos se creen que la situación general evolucione favorablemente ni en la dirección ni con la intensidad ni desde el momento que lo necesitan. Si les sale bien, estarán encantados; si no, a capear el temporal... si pueden. Veremos qué pasa, pero, efectivamente, me parece que será difícil que les salgan sus planes. Desde luego es una puerta a la esperanza (lamentable que ésta no dependa de nosotros en cuanto ciudadanos...).