Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

sábado, 7 de septiembre de 2013

¿Y si en 2020 tampoco?

No me pronuncio sobre la conveniencia de las Olimpiadas, aunque me inclino a seguir la opinión de los empresarios, que es positiva y hago notar que el apoyo popular al asunto es mucho menor del que se presume. Lo que me interesa resaltar es que si esta tarde no fuéremos designados como sede olímpica se habrá debido, sin duda, a la enorme caída en el prestigio exterior de España, una caída que entiendo está justificada, por otra parte. 

Nuestro artículo en El País sobre economía digital

1 comentario:

A. Aghini dijo...

Lástima que ya sea imposible comprobar rigurosa y completamente cuánto dinero del erario público ya no va a destinarse ilícitamente en mamandurrias, sobornos y demás corruptelas, y en gastos superfluos debido a pura incompetencia con motivo de los Juegos que no nos han dado. Eso que no salimos perdiendo (para variar) los ciudadanos, porque todo ese gasto ilícito y las cuantiosísimas pérdidas económicas derivadas de los Juegos no lo hubiese sufragado La Casta Política, no...