Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

jueves, 10 de octubre de 2013

Sentido del ridículo

Aparte de las razones estrictamente políticas que me llevan a criticar al partido al que he votado, hay razones de tipo estético que dependen del escaso gusto que le tengo a hacer el ridículo, cuando sea evitable. Me refiero al ridículo que han hecho y continúan haciendo con la conversión a una especie de secesionismo moderado de doña Alicia Sánchez Camacho. No se puede introducir en el debate, por decirlo de alguna manera, sobre la financiación de las CCAA, y no sólo de Cataluña, mediante una salida de tono de una dirigente marxiana, sector Groucho, aunque si hiciese falta se apuntaría al de don Carlos, que se dedica a hacer grabaciones "secretas" a pachas con los supuestos rivales y que parece tomar a todo el mundo por más tonto que ella misma, lo que supone un abuso intelectual intolerable. Cuando se hacen estas cosas se acaba haciendo inevitable que el lehendakari madrileño hable de un referendum en su comunidad, idea que también es cómica, aunque se pretenda emplear como recurso retórico. A guisa de ejemplo: si se quiere evitar que alguien sea mal hablado, no se le puede decir que si lo es se le va a joder, con perdón, o sea que si un referéndum es ilegal en Cataluña ni en broma debe sugerirse para Madrid, digo yo. 
Un ejemplo mundial

1 comentario:

A. Aghini dijo...

Posiblemente la mejor estrategia contra la cúpula desvengonzada e incompetente del PP sea hostigarla contraponiendo razonamientos sólidos que se difundan lo más posible... y esperar a que su propia incompetencia les hunda irremisiblemente. Primero, porque los hechos van a evidenciar inexorablemente su tremendo error (representativo que haya encuestas que dejen al PPC como mera opción residual por detrás de Ciudadanos, p.ej.); segundo, porque ni Rajoy, ni Camacho ni Cospedal ni Montoro (p.ej.) pueden rebatir tales argumentos lógicos; como mucho, pueden eludirlos, pero en cualquier caso quedarán en evidencia.
De ahí que me parezca especialmente oportuna la convocatoria que usted hace (ahí estaremos). Más importante aún considero que los señores Vidal Quadras, Abascal y usted mismo aparezcan, en lo posible, con más frecuencia en los medios de comunicación para difundir su mensaje, cuya credibilidad se evidencia más aún al verse respaldada por los hechos.
En definitiva, no me gustaría verme en la piel de Rajoy & co., no...