Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 27 de octubre de 2013

Una vuelta por Alemania

He estado cuatro días en Alemania, en Heidelberg, en concreto. Hacía mejor tiempo que en España, y, en esas circunstancias, es muy duro no querer ser alemán, al menos en muchísimas cosas. Gente activa, amable, exigente, organizada, limpia. El contraste con nosotros, en mil aspectos y, desde luego, si se ha de visitar un urinario, no puede ser sino desolador. No me extraña que los alemanes se estén convirtiendo en los malos de la película para las nuevas generaciones de envidiosos españoles. Y además se puede correr en las autopistas en que se puede, que son bastantes, y muy buenas, seguras, y sin el peaje que aquí se llevan unos señores muy listos que siempre están en todo y, si hace falta, son secesionistas, partidarios del derecho a decidir qué peaje nos pueden cobrar con razón o sin ella. 

2 comentarios:

A. Aghini dijo...

También considero a los alemanes con las ideas bastante más claras. No me imagino a una Alemania contribuyendo de modo oculto y cobarde a la excarcelación de terroristas que, además, pretenden la desmembración del país -¿por qué Rajoy consintió que se examinase a Bolinaga por una forense en el País Vasco (dándole, erróneamente, "muy pocos meses de vida"), facot decisivo para soltarle, cuando anteriormente el forense competente en la cárcel donde estaba Bolinaga consideró que podía seguir tratándosele en la cárcel?; ¿por qué no se recusó a López Guerra (parte activa en en mal llamando "proceso de paz" antes de que se le enviase a Estrasburgo) como miembro del Tribunal de Justicia de la UE?-. Y encima, Rajoy tiene la desfachatez de venir con que no pudieron hacer más para evitar la lamenatble suelta de terroristas sanguinarios, violadores múltiples y asesinos peligrosísimos (¿cuántos de ellos arrepentidos, por cierto?). Sólo por eso, Rajoy y su caterva de "agradaores" en el Gobierno (todos) deberían dimitir. Pero eso implica una honestidad y un respeto a los ciudadanos de lo que carecen.
Lo que más me ha entristecido en la Concentración de Colón ha sido escuchar a (no poca) gente argumentar "que Rajoy no ha podido hacer nada por evitarlo" y que "si no es Rajoy, nadie nos va a sacar de ésta". Está claro que no aprendemos ni a palos. Así nos va... y lo peor es que así va a seguir yéndonos.

cantueso dijo...

I am from Switzerland, and conditions are similar there to what you described about Heidelberg. Evweything is very clean, orderly, very well figured out. It is THE priority, and very often it does not leave any room for anything else.