Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

sábado, 30 de noviembre de 2013

Ayer y anteayer tuve unas discusiones de sobremesa en torno al bipartidismo, sobre la muy extendida idea de que nuestro problema lo produce la ley electoral. Siempre suelo recordar que la ley acentúa, pero no impone el modelo, entre otras cosas porque son muchos los que siguen pensando que el sistema premia a los nacionalistas, idea errónea y grave equívoco político. Lo que premia a los nacionalistas es el absurdo cainismo de una izquierda, y de una derecha, dispuestas a pactar con quien haga falta, que suelen ser siempre los mismos, para evitar un acuerdo con el adversario al que previamente se demoniza. Lo curioso de este proceder es que luego, en el poder, salvo el breve paréntesis de Aznar y no en todo, la izquierda y la derecha interpretan la misma política, con muy ligeras variantes, sobre una partitura que es fruto del consenso socialdemócrata dominante, en Europa, Inglaterra incluida, y, cada vez más, en EEUU. 
Además hay bipartidismo en lugares con leyes electorales rotundamente distintas, como EEUU, Inglaterra, Alemania, Francia o España, de manera que el problema es un poco más complejo. De todas maneras está feo querer ganar los partidos amañando las reglas. La ley electoral española no está demasiado mal y cumple muy bien el cometido, esencial, de permitir gobiernos estables. Lo que está mal, rematadamente mal, es que los grandes partidos se hayan quedado con la democracia, la estén jibarizando de manera lamentable y nos tomen el pelo de forma tan desvergonzada, pero pueden hacerlo porque muchos españoles se limitan a ver la TV y a preguntarse sobre la vida y milagros de seres perfectamente inanes, mientras se olvidan de que no se puede vivir eternamente de la sopa boba, y, algún día, si no cambiamos, todos lo pagaremos muy caro.
En resumen, nadie obliga a los españoles a votar al PSOE o al PP, podrían darle la mayoría a otros y ojalá lo hagan. 
Tecnología e imaginación

viernes, 29 de noviembre de 2013

Otro éxito del PP de Rajoy

En su estela de admirables aciertos el  PP ha conseguido, lo que no es poco mérito teniendo mayoría en el Congreso y dos tercios en el Senado, que el CGPJ esté en manos de sus enemigos, además de que lo han constituido completamente al margen del espíritu constitucional. Se hace el programa del adversario, y se le entrega el poder, es todo un plan, todo menos construir una democracia liberal que podamos admirar, es peligroso.   
Viernes negro, seguimos innovando

jueves, 28 de noviembre de 2013

La obscenidad

Todo lo que se relaciona con el nombramiento de los miembros del CGPJ ha sido particularmente obsceno. Se ha pasado del erotismo a la más cruda pornografía: son gentes de partido, y serán obedientes obedientes a lo que haga falta, que de eso se trata. La obscenidad no se ocupa ya ni de las apariencias: unos cuantos están familiarmente relacionados con sus padrinos, esposas, primos y demás ralea. Y encima el carota del ministro de  Justicia dice que el proceso está dotado de una doble legitimidad. Todo produce un asco profundo, es una burla de la democracia y de todos nosotros que no somos nadie, a ver si nos enteramos. 
Tecnologías del dinero

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Mentir de memoria

La tolerancia española hacia la mentira es muy alta, y hacia la mentira escrita mayor, porque se lee muy poco y ¿a quién le importa? Ahora se han puesto de moda las Memorias, Aznar, Felipe, Solbes, Zapatero y me parece que en alguna de ellas brilla más el empeño en autojustificarse, ya se sabe cómo, que la verdad que se recuerda, menos el testimonio que la reconstrucción. No me extraña habiendo tan poca tradición memorialista, pero ya es pena que algunos empiecen por la pura apología y acaben en el bulo, tanto nos respetan. 
Amazon prepara un nuevo e reader

martes, 26 de noviembre de 2013

El PP y la democracia

La salida de Santiago Abascal del PP, muy generosamente explicada en una carta que recogió El Mundo, plantea de nuevo la pregunta de la compatibilidad entre la democracia y la forma de funcionamiento de los partidos. A mi me preocupa en especial el funcionamiento del PP, la constatación, cada vez más nítida, de que a muchos de sus dirigentes les parece que lo de la democracia interna es una coña. Yo no lo creo, y afirmo que ese es, precisamente, el origen de todos los males, del PP y de la peculiar situación política española, tan bloqueada, tan absurda que está apunto de suceder que los socialistas rebasen en intención de voto al PP, después del desastre de ZP, y, sobre todo, porque eso está sucediendo cuando el PP hace lo que debería hacer un PSOE medianamente aseado. Este peculiar vodevil entre apenas 100 personas es lo que aquí se entiende por democracia y, como no hay democracia real, los 100 de la trama son muy malos, pero que muy malos: está a la vista y hay que remediarlo. 
Controlar a Google Now

domingo, 24 de noviembre de 2013

Lo que cuesta un Rajoy

Si El Mundo no se equivoca, y me temo que no, la deuda pública española por habitante ha subido de 43.000 euros a 56.000 en sólo dos años. Cada español o española tendrá que pagar en algún momento, además de los impuestos directos e indirectos que ya ha pagado, 13.000 euros adicionales por este bienio de buen Gobierno. De seguir así las cosas llegaremos directa e inmediatamente al paraíso del proletariado por un procedimiento que ningún Marx podría haber imaginado, y Botín sin enterarse. 
Literatura infantil

sábado, 23 de noviembre de 2013

Disculpas en nombre de Rajoy

Los jefes de Moncloa y de la prensa afín no deben ver muy claro el panorama cuando menudean las acusaciones de deslealtad hacia todos aquellos votantes, militantes y dirigentes del PP que no comulgan con las políticas de Rajoy ni con sus explicaciones, por llamarles algo, sobre la corrupción y la no existencia de una caja B que acaba de dar por muy verosimill un auto del juez Ruz, que no es ningún Garzón. ¿Deslealtad? Hay que preguntarse quién fue el primero, y explicar las razones por las que, personas suficientemente independientes y que no dependen para nada de la sumisión al capo, o que tienen valor bastante como para decir lo que piensan, debieran comulgar con ruedas de molino en lugar de actuar en consecuencia con lo que creen. Les echarán la culpa de la derrota, pero no hay mayor derrota  que hacer la política del adversario y torear  a los propios, en nombre de lo que fuere. 
Mercados y lectores

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Atado y bien atado

Así queda el Consejo General del Poder Judicial en manos de los partidos, para que nada escape a su poder. Luego dicen que todos los males vienen de la Transición: el  único mal que realmente padecemos es justamente el de traición al ansia de libertad que supuso la Transición, un neofranquismo institucional, de unidad de poder y coordinación de funciones, después de la democracia, controlarlo todo, ahora que ya no se nota tanto, pero se nota, y mucho, que de la democracia no van quedando ni las raspas en manos de algunos. 

martes, 19 de noviembre de 2013

Los políticos

La imagen de los políticos continúa deteriorándose, y no creo que pueda considerarse injusto. Pero creo que hace falta que muchos se preguntan qué hacen para evitar esa plaga de malos políticos, de personajes mediocres, de aprovechados y corruptos. Me temo que la mayoría se limitará a maldecir, pero habría que encontrar la manera de hacer algo más positivo. Para empezar, propongo no solo criticar, sino elogiar, especialmente a los adversarios que no sean desesperadamente malos. Una de las razones por las que los políticos pueden ser unos mantas es porque gozan del beneplácito incondicional de los suyos, por el mero hecho de serlo. Pero, además de constatar que muchos políticos no son nuestros sino suyos, si empezamos a preferir al adversario bueno frente al correligionario pésimo puede que logremos algo: no hay que empeñarse en que todos los adversarios son de lo peor. ¿Se imaginan, por ejemplo, lo bien que podría irnos si el PP hubiese tenido un líder con el arrojo de Zapatero? Sé que es una pregunta irritante, pero piénsenlo un poco y verán que no está tan mal traída. 
El porvenir de Telefónica

lunes, 18 de noviembre de 2013

Los idiotas

Un problema de la democracia son los idiotas, en realidad son un problema de la vida, pero en la democracia se notan mucho. No es, simplemente, que abunden, es que tienen gran éxito, tal vez por lo que les sacan en las teles, para solaz de los muchos. Cualquier idiotez tiene grandes posibilidades de prosperar y es muy difícil que en nuestro inventario de opiniones no se nos hayan colado unas decenas de estupideces. La única manera de no ser idiota full-time es estar preocupado por no serlo, desconfiar, dar un par de vueltas a lo que se nos cuenta, no creerse casi nada, y desconfiar de lo que se nos ocurre  antes de haberlo sometido a una buena inquisición de memeces, que no siempre funciona. No se consigue erradicar del todo a la tontería, pero, con tiempo y paciencia, podemos conseguir minimizarlas. 
Internet y los idiotas

domingo, 17 de noviembre de 2013

Los grandes partidos

Las encuestas continúan mostrando un descenso del aprecio electoral de los grandes partidos; sus direcciones confían en que, finalmente, los electores volverán a ellos porque no tendrán a quién votar, pero pueden equivocarse y, sobre todo, debieran recibir una lección por parte de los electores para que la democracia pueda ir realmente mejor. ¿Pasará? Lo veremos, pero cada vez me parece no más probable, pero sí más necesario.
Google gana

sábado, 16 de noviembre de 2013

Aristóteles y las basuras

Acabo de leer por alguna parte, imagino que no muy fiable,  que Aristóteles consideraba que la metáfora es el signo del genio, y se me ha ocurrido una, pero como mi genio es modesto, inmediatamente he caído en la cuenta de que no se trata de una metáfora, sino de un ejemplo, y hay que distinguir, que también lo decía el Estagirita.
Me refiero a la huelga de basuras de Madrid, una metáfora de España, un ejemplo claro de lo que nos pasa.  En primer lugar, hay que barrer las calles porque somos sucios, hay que barrerlas todos los días porque somos muy sucios; en lugares realmente civilizados basta con hacerlo una vez al mes, o a la quincena. Como somos sucios gastamos mucho en querer parecer limpios, y ahora resulta que no podemos pagarlo, que el ayuntamiento debe dinero a las empresas de limpieza que no pueden pagar a sus empleados. Pero el Ayuntamiento debe dinero porque los impuestos no le llegan, y no le llegan porque son excesivos, y también porque porque somos muy sucios, y porque no pagamos los impuestos porque no nos pagan las facturas, porque nos despiden y porque nos han subido el IBI aprovechando que el valor de los pisos y locales se ha hundido.  
Las basuras son un resultado del conjunto, y es el conjunto el que hay que revisar:  menos basuras, menos impuestos y más limpieza, y así, a la larga, es posible que los basureros de ahora puedan trabajar en otra cosa más interesante. Es un sueño, pero debiera comenzar no por criticar a la alcaldesa, que seguro lo merece, sino por tirar menos porquería y rechazar la mierda política que quieren vendernos.
¡A borrar!

viernes, 15 de noviembre de 2013

Estado de rechifla

España está en estado de rechifla, de rechifla de la democracia, en particular. La salida de la cárcel, en plan liberación, de grupos de criminales acreditados y sin arrepentimiento ni reinserción que valga es un ejemplo de libro de que nuestro estado es de fallo general. En el caso de los terroristas parece evidente que los gobiernos, naturalmente a nuestras espaldas, han negociado con la banda un apaño. Esto es lo que mejor hacen últimamente nuestros gobiernos, apaños, con la justicia, con la educación, con los impuestos, con lo que haga falta, todo para ir tirando, nada para hacer las cosas bien, para lograr una España de la que podamos sentirnos orgullosos. No es extraño que algunos quieran marcharse de aquí, la verdad, porque da grima sostener una farsa tan mediocre e inconsistente como la de este sistema de opereta. 
Un mercado que se mueve

jueves, 14 de noviembre de 2013

Transeuntes

Estoy releyendo por enésima vez los discursos de Ortega en las cortes constituyentes de la II República. Veo que subrayo cosas que en otros momentos no había subrayado, aunque no dejo de admirarme de las mismas que años atrás. Llama la atención la claridad de ideas del filósofo, y lo poco que se le ha escuchado, por la izquierda y por su derecha, que tanto da. 
Me ha llamado ahora mismo la atención un pasaje en que Ortega se afirma como transeúnte de la política, como alguien que no solo no quiere gobernar sino que lo que quiere específicamente es no tener que gobernar, como cuando alguien pide que las cosas se hagan bien, para poderse dedicar a lo que prefiere.  Me he sentido muy identificado con ese sentimiento, el de no querer gobernar pero tener que estar pendiente de que otros lo hagan bien, y desear poder dejar de hacerlo. Esto me recuerda a un viejo amigo que decía que debían mandar los que no quisiesen hacerlo, pero, bromas aparte, uno de los problemas de la democracia española es que apenas hay transeúntes, gente que esté atenta pero no quiera el timón, mientras que sobreabundan los que quieren el timón, aunque no sepan ni a dónde hay que ir. 
Ahora el barco ha perdido el norte, la nación está en el aire, los partidos sin fuelle y desprestigiados, y son más necesarios que nunca los transeúntes, precisamente porque puede que se  tenga que tomar decisiones que nunca tomarían los que no piensan más que en el timón, aunque no sepan explicar a los españoles para qué lo quieren, más allá de un montón de vaguedades bastante necias. 
Yota phones

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Sondeos verdes

El CIS ha vuelto a hacer un favor al Gobierno, esta vez del PP, al encontrar un brote-verde en forma de sondeo al que, con los datos de base en contra, al PP le han crecido las estimaciones de voto más que al PSOE, cuyos datos de base eran mejores. Si a esto se añade la encuesta de Tezanos, que suele saber lo que hace, está claro que el PP está ya desahuciado. Rajoy y Arriola, y los ex amigos de Bárcenas se las arreglarán para echarle la culpa a alguien, pero será en vano. Lo tremendo es que quienes van en un barco a la deriva, sin política alguna, no le levanten la voz a tan peculiar almirante: da que pensar sobre la naturaleza de la tripulación y sobre su verdadera misión. 
Moto G

martes, 12 de noviembre de 2013

El PP de Mariano Rajoy

En el PP de Mariano los líderes se escogen por un experto, eso dice él, elegido por el propio Rajoy. Es un avance que MR no se fíe de su legendario instinto para acertar, aunque siga confiando en su no menos legendaria paciencia para aplazar las decisiones, pero no renuncia a caciquear en el partido, a mandar. Hasta aquí llegó la decadencia interna de un partido que se supone representa a más de diez millones de electores. Rajoy y Arriola, eso es todo: dos escépticos, dos descreídos, dos flotadores, que como el corcho, siempre se mantienen sobre las aguas, sin apenas mojarse,  dispuestos a lo que sea con tal de seguir en el machito del PP. A mi me parece insoportable e imperdonable que la caricatura de la democracia, su más profunda corrupción,  llegue a tanto. 
Crisis y economía digital

lunes, 11 de noviembre de 2013

El error de Rubalcaba

Que Rubalcaba se está acabando parece evidente. Creo que cometió un error muy de fondo cuando consintió que Rajoy se le escapase vivo en la sesión barcénica del verano, seguramente confiaba en sobrevivirle. Ese error de cálculo, tal vez debido a una conjunción de intereses, algunos, incluso, de Estado, pero de un Estado corrupto que habrá que sanear alguna vez, le va a costar el puesto y la posibilidad de vencer a Rajoy. Si logra que eso no ocurra, habrá que reconocerle cierta genialidad, pero parece poco probable. No marcó a puerta vacía y ahora va a perder el partido, o quizá peor, va ser sustituido antes de que se cumpla el tiempo. 
Métodos de pago

domingo, 10 de noviembre de 2013

El surrealista caso Bárcenas

Bárcenas es un ladrón, supuestamente, según la pudibundez al uso, que no ha robado nada a nadie. Nadie reclama el dinero sustraído y los más probables propietarios de la pasta, el PP y sus gerifaltes, niegan rotundamente tener nada que ver. Trátase, pues de un misterio, pero de un misterio que esconde una evidencia, las comisiones pagadas por empresarios expeditivos a personas que hablaban en nombre del PP. No creo que se trate de financiación ilegal, en sentido estricto: pedían para el PP pero se lo quedaban ellos, unos pocos muy escogidos y que estaban en el secreto. Con los aumentos de presupuestos fuera de control, que es el mecanismo más socorrido, ganaban todos, la empresa, el intermediario, el recipiendario, y el donante, que seguramente se quedaría con parte del incremento presupuestario. Perdíamos todos los demás, los que les votamos, y pagamos impuestos. Que Bárcenas no pudo hacer eso sólo es evidente, que lo hayan hecho todos los demás partidos es muy probable, pero lo que queda es que la Justicia es una burla y que los españoles somos una panda de tontos por consentir que se nos tome el pelo de tal modo, y a base de garantías. 
Viejos teléfonos

sábado, 9 de noviembre de 2013

Ni contigo ni sin tí

Una de las cosas que peor llevó del sentir común, que imagino me afecta más veces de las que tiendo a reconocer, es la inconsecuencia, criticar una cosa y su contraria. Dos ejemplos: gentes que se han hartado de repetir que ya está bien de gastos inútiles dedicados a la gloria de los políticos se escandalizan si se cierra una TV autonómica, como la valenciana. Otro: gente que critica el personalismo y el caudillismo de la política española le pide a Aznar que se calle, cuando lo que dice Aznar es, precisamente, que hay que hacer política, que hay que dejarse de seguir consignas del que manda, porque esas consignas pueden ser mortales. Pues nada, Aznar es un resentido y un traidor, y lo sería igualmente si dijese que después del martes viene el miércoles. Se trata de defender a Rajoy y al PP hagan lo que hagan, sin personalismos, eso sí. Lo nuestro no es la coherencia, eso creo.  
Gogo

martes, 5 de noviembre de 2013

Que se vacunen los demás

Un amigo mío tenía un tío médico que, en los años cincuenta,  ante las campañas de vacunación por la amenaza del tifus, siempre decía "que se vacunen los demás". La recomendación, aunque cínica, es correcta, porque, si todo el mundo se vacuna, uno puede prescindir de la medida, ya que un anillo de seguridad le estará rodeando, pero, en fin, traigo aquí el lema como ejemplo de cara dura y de cinismo, no como estrategia de prevención correcta. Me he acordado de su dicho al ver que el Gobierno ha reconocido que lleva gastados en lo que va de 2013, el 8% más en asesores que en todo el 2012. Es increíble que un Gobierno que predica la austeridad y recorta de manera brutal los magros presupuestos de investigación, por poner un solo ejemplo, se permita estas alegrías, una aplicación muy clara del lema cínico: ¡que recorten otros! A Rajoy le basta y le sobra con Arriola y con su capacidad de decir lo contrario de lo que dijo, no creo que necesite de y tanta gente para esas fechorías. 
Por cierto que Faes ha recordado, con motivo del décimo aniversario de su revista,  el primer artículo de su Cuadernos de Pensamiento Político, que era de Rajoy, lo recuerdo bien porque fundé esa revista y dirigí su primer número, y no se puede leer el artículo sin frotarse los ojos al comprobar la diferencia abismal entre lo que dijo entonces, cuando fue designado por Aznar y refrendado por los órganos del PP, y lo que dice y, sobre todo, hace ahora. Pero lo de que se tire el dinero en pagar esa nómina de enchufados perfectamente inútiles,  267 asesores sólo en la Moncloa (Suárez tuvo menos de una decena), clama al cielo, como el resto de incumplimientos y traiciones de Rajoy a su programa electoral que era el programa del PP.  
Lo de El Mundo

lunes, 4 de noviembre de 2013

Afán de novedad

Parece que en política hay afán de novedad, ya era hora. Lo que me parece más raro es que la novedad se fije más en caras y en gestos que en ideas. Bueno, raro no es, es molesto, pero hay que habituarse. Desde la época de los nazis se ha considerado que la juventud es un valor político y eso no envejece, de momento, por lo menos en España. 
Ventajas de Nexus 5

sábado, 2 de noviembre de 2013

La política

Es muy desagradable ir por el mundo dando lecciones, pero hay veces en que no te dejan otro remedio. En particular me llama mucho la atención las tonterías que salen de la boca de quienes dicen entender de política o, lo que es casi peor, querer dedicarse a eso. Supongo que más de uno pensará lo mismo de lo que yo digo, tal es el problema. De cualquier manera, ignorar que la política se desarrolla conforme a reglas que no siempre son las que a uno le parecen, le convienen, o le resultan más justas, es apostar por el desengaño, que es la única manera de aprender, sólo un poco, no se crean. ¡Entusiastas del mundo! ¡Moderaos! No tenéis otra cosa que perder que un ridículo batacazo. 

Un nuevo Nexus, el 5

viernes, 1 de noviembre de 2013

Las encuestas

Muchos nos quejamos de que los políticos hagan más caso a las encuestas que a ningún propósito o ideal, pero es un precio que no es fácil evitar en la democracia. Ese es el problema principal de los actuales dirigentes del PP, que no tienen suficiente energía como para tratar de paliar la excesiva dependencia moral e intelectual, la expectativa, de lo público que tiene el electorado español, puesto que, mayoritariamente, entiende que los problemas los tiene que resolver el Estado, esto es, los demás. Por eso los que mandan actualmente en el PP pretenden que su victoria esté fundada en la buena fama de gestores que suponen haber heredado, pero esa fama ya se ha esfumado, si bien es justo reconocer que les queda un recorrido (electoral) que explotarán afirmando aquello de que si no les votamos a ellos vendrá el tripartito. ¿Funcionara? Es bastante probable, pero lo paradójico es que el tripartito ya ha venido, que el PSOE se tiene que ir hacia su izquierda porque Rajoy le ha robado sus políticas. Esto es triste, pero me parece la pura verdad del caso, más verdad para quienes crean, y son legión, que la democracia sirve tan solo para legitimar la victoria, que para todo lo demás es un estorbo. 
Libros digitales