Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 8 de diciembre de 2013

La ruptura del espacio político del centro derecha

Hay quien advierte del riesgo de fragmentación del espacio político del centro derecha, y hay quienes consideran traidores a la causa a quienes advierten de un peligro inminente. Lo tradicional es no preguntarse por las causas, pero fue Rajoy quien dijo en Valencia que los liberales debían irse, y también otros más. Supongo que imaginaba que nadie iba irse, y que, además, no cree que existan liberales, porque eso debe parecerle metafísica abstrusa. Han pasado muchos años desde aquel desafortunado Congreso del PP, y nadie parece hacer nada por corregir la marginación total de los intereses e ideales de los electores, de los liberales, de los conservadores, de las víctimas, de los patriotas, de los demócratas empeñados en que los partidos funcionen, de los que no creen que el PP tenga que ser una máquina lenta y sin alma, en fin de miles de militantes y millones de electores. Parece evidente que en la europeas habrá un voto de castigo muy amplio: lo importante es saber si alguien será capaz de sacar las conclusiones lógicas, o pensará que todo va a volver a su ser, porque los electores tienen miedo a la izquierda, y a la gente no le gusta la política, como con Franco, vamos. 
English on Line

2 comentarios:

A. Aghini dijo...

Al respecto creo dos cosas:
una, que la gente no quiere saber nada de política (vota a políticos para que se hagan cargo del tema), y que está dispuesta a seguir protestando pero tragando;
dos, que un nuevo partido que defienda y sepa transmitir las ideas del liberalismo, de un Estado intervencionista sólo para regular eficazmente la actividad financiera (entendida ésta en sentido amplio), que esté en contra del aborto, a favor de un "mix" energético sensato (sin desdeñar la energía nuclear con los avances actuales)y, en definitiva, de la ética en todos los órdenes, lograría representación en el Parlamento, y con su exposición del programa desde el Congreso de los Diputados movilizaría a más gente porque evidenciaría la incompetencia, la sinvergonzonería y la falta de ideas de Rajoy&Co.
Si no aparece ese partido, hay quienes nos haremos a la idea, y votaremos aunque sea a opciones que no obtendrán representación parlamentaria, pero quizá seamos dos o tres millones quienes tendríamos a quién votar con convicción e ilusión si ese nuevo partido se presentara. De lo contrario, siempre nos quedará el Partido para la Libertad Individual, o Alternativa Española...

José Luis Cerdán Vallejo dijo...

Me temo que en España el liberalismo siempre ha sido una minoría. Es imposible ser liberal en lo económico y seguir el Concilio de Trento en lo demás