Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

jueves, 30 de enero de 2014

Le habría gustado

No soy el más fervoroso admirador del estilo literario de Pedro J. Ramírez, aunque reconozca su excepcionalidad como periodista. Precisamente por eso quiero subrayar la belleza de la fórmula que ha empleado para despedirse cuando le han echado, pero haciendo como que no es así, porque se han guardado las fórmulas: "Entiendo la decisión, pero si de mí hubiera dependido, habría seguido siendo director de EL MUNDO toda mi vida". Ya veremos lo que ha pasado, porque el mundo de la información está lleno de oscuridades. 
Motorola Tchang

martes, 28 de enero de 2014

Alejo Vidal Quadras

La salida de Alejo Vidal-Quadras del PP y su anuncio de que se incorporará Vox ha permitido, entre otras cosas, calibrar la absoluta mediocridad intelectual y la bajeza moral de algunos que se tienen por personajes públicos. Aquellos que adoran a su partido como si fuese una divinidad, muestran el escaso aprecio que tienen de la libertad política al criticar a quien se va de sus filas por creer en conciencia que ya no se puede seguir apoyando a un partido que ha perdido el Norte y el sentido. Hacer esto, aunque se pueda estar equivocado, será siempre síntoma de grandeza y de dignidad, mientras que negar la realidad mientras se permanece al abrigo de unas siglas, por el mero hecho de haber significado algo, es muestra de pusilanimidad, de un cálculo de interés,  y de cortedad de miras,  las cualidades que los españoles detestan en los políticos.  Creo, por supuesto,  que personas honradas puedan seguir apoyando al PP, pese a lo que hace, pero no creo en los argumentos que solo muestran la bajeza moral de quien los esgrime, su íntima convicción de no ser nada sin su marca. Son personas que se olvidan de cualquier mirada crítica o inteligente a lo que están haciendo, hábiles  en disfrazar su conveniencia de lealtad,  pero nadie puede ser leal a otra cosa que a ideales, y nunca una mentira descarada y oportunista puede pasar por un ejercicio de valor político, de grandeza. El espectáculo que están dando algunos mediocres atacados de fidelidad perruna a quien los mantiene es de los que gustaría no tener que contemplar, pero el mundo es así. 
Normas tuiteras

lunes, 27 de enero de 2014

Justicia de la china

Gran revuelo bienpensante porque el gobierno dicta normas para evitar que la Audiencia Nacional encause a dirigentes chinos. Me parece pasmoso que algunos jueces pretendan tener una jurisdicción universal, y si lo hacen con amparo en leyes vigentes, peor me lo ponen, porque se trata de leyes lelas, da país de pandereta, como lo es suponer que se pueda ejercer la justicia sin un brazo armado que la respalde y, que yo sepa, no lo tenemos. Lo más sonrojante es que quien sí lo tiene, los EEUU, cuando lo ejercen, son acusados por los mismos histriones de intervencionistas. Es de broma que los tribunales españoles, que apenas aciertan a arreglar medianamente bien asuntos de por aquí, se dediquen a ejercer de justicieros allende los mares, con rojos o con azules, me da igual. Es ridículo que se haya querido procesar a Pinochet, aunque no a Castro, o a los dirigentes chinos que, al parecer, siguen siendo comunistas.  Jueces a sus asuntos, que les sobran, sin necesidad de ir al Tibet. 

domingo, 26 de enero de 2014

Más sobre el descarrilamiento, una respuesta a José Luis Cerdán

Repito aquí la contestación que le ha dado a un viejo amigo que había posteado el comentario del viernes por creer que tiene interés general.

Querido José Luis:

Parece bien establecido que cuando se produce una catástrofe es porque han fallado una serie de cosas entre las que no existe una conexión necesaria, una cadena desafortunada de azares. Además de eso, parece razonable suponer que en un tren de alta velocidad debiera existir una serie de precauciones técnicas  que impidan que un error humano ocasione una matanza. Yo no hablo de culpas, eso se lo dejo a otros, pero no me negarás que hay una evidente diferencia entre lo que ocurrió con el naufragio del Prestige, sin víctimas humanas, y lo que se está intentando hacer que pensemos con este descarrilamiento. Tu eres ingeniero, creo recordar, te voy a hacer una pregunta muy simple: ¿das por hecho que el tren, un tren inaugurado a toda prisa por PSOE y luego reinaugurado y aireado por la señora Pastor reúne todas las condiciones? ¿Te consta que haya sido debidamente homologado? No es demasiado difícil ver que el tren accidentado entra bien en la curva, y como, en unas décimas de segundo, la enorme masa de la locomotora de cola empuja al convoy, que por diseño es muy ligero, y lo descabalga de la vía. Parece como si el freno del tren y el de la locomotora trasera no estuviesen bien sincronizados, perdona mis deficiencias de expresión técnica. ¿No es eso algo que tendría que ser imposible? Hay muchas más preguntas como esta, pero como, en el fondo, existe una responsabilidad conjunta de los dos grandes partidos, y de grandes empresas, nadie va a empujar la investigación como no lo haga el juez contra viento y marea, o el sindicato de maquinistas para defender a un compañero, y, entre unos y otros, van a tratar, y tal vez consigan, que la cosa se archive bajo el cómodo marbete de fallo humano. Es obvio que una compleja maraña de intereses de todo tipo está tratando de encausar al que cometió el último fallo, pero hay otros, sin duda, y no puede haber una democracia que se respete si no se investigan a fondo este tipo de cosas, y no solo las que escogen los progres para dar leña cuando les apetece, que ya se ve que no es siempre. Un abrazo, 

Las gafas de la policía

viernes, 24 de enero de 2014

¿Pero la culpa no fue del maquinista?

Es interesante la información de El Mundo: José Blanco dio orden a los socialistas gallegos de no favorecer una comisión de investigación sobre el accidente porque podría volverse en contra del PSOE... ¿pero no había sido culpa del maquinista? ¿qué es lo que quieren que no sepamos?
¿Espionaje?

jueves, 23 de enero de 2014

Otro maniqueo

Se acusa de algo al hasta hace poco presidente del Barcelona, no importa mucho el qué, y el se defiende que todo se debe a la envidia de su enemigos. Hay que reconocer que la vida del maniqueo es simple, su conducta impecable: la culpa siempre es de los malos.
Palabras perras

miércoles, 22 de enero de 2014

El descarrilamiento de Santiago

Acabo de firmar una petición de investigación sobre el descarrilamiento del AVE Madrid Coruña a la entrada de Santiago. Creo que es una vergüenza que se pretenda saldar con un error humano. Es un oprobio que se haya armado la que se armó cuando el Prestige, aguas internacionales, barco extranjero, ningún muerto, y que ahora la opinión pública se contenté con cargar sobre las espaldas del maquinista unos centenares de cadáveres.  Dice muy poco de nuestra democracia y muchos sobre lo que controlan los partidos, a nuestras espaldas, no en nuestro interés. Por cierto, ¿el tren tenía todas las homologaciones que exige la ley en regla?
Empresas de Internet e impuestos españoles

martes, 21 de enero de 2014

Generosidad intelectual

En un país que ni siquiera suele ser intelectualmente generoso con los muertos, a los que apenas se elogia cuando ya no pueden gozar del aprecio hecho, no cabe extrañarse de que se interprete la política, que, al fin y al cabo es arte competitiva, de la manera menos generosa posible. Viene esto a cuento de las formas en que se ha recibido la noticia de la aparición de VOX. Al margen de los elogios, que han sido generosos y abundantes, ha abundado mucho la crítica. No me molesta que así haya sido, lo que me gusta menos es que las reacciones adversas o supuestamente neutrales hayan sido tan escasamente simpáticas. Era obvio que algunos o muchos tratarían de colocarnos a la derecha del PP, sin advertir que, con el significado habitualmente admitido de las palabras, difícilmente puede decirse eso de una agenda reformista tan nítida y liberal como la que proponemos: una reforma de la democracia y del Estado que potencie la participación y el interés de los ciudadanos, una ley de partidos que evite su conversión en bandas al servicio de oscuros intereses,  y una liberalización de fondo de la economía. Está claro que aunque muchos hacen ejercicios de miopía interesada, otros son directamente miopes. 
Movistar 3

domingo, 19 de enero de 2014

Dias de agobio

La presentación de VOX ha sido un acto emotivo y grato, pero luego ha venido atender las miles de llamadas al único teléfono que teníamos, que estaba en mi poder, y aunque ha sido interesante y positivo, acabé agotado de tanto atender a personas deseosas de que hagamos lo que queremos hacer: !Dios quiera que acertemos! Espero recuperar una vida normal en breve, aunque sea con un trabajo más intenso y gris. Nos queda toda una vida por delante porque es seguro que no seremos flor de un día: estas cosas se hacen para durar. 
VOX en las redes

martes, 14 de enero de 2014

Una nueva formación política

Me encuentro entre los promotores de un nuevo partido político que se presentará el próximo jueves. La nota de convocatoria a la rueda de prensa de presentación, dice lo siguiente:

 CONVOCATORIA DE PRENSA


Presentación de un nuevo partido de ámbito nacional




Recordatorio


Día
Jueves, 16 de enero de 2014
Hora
11:00 horas
Dirección
c/ Pradillo, 54. Madrid (studio54)
Presentarán
Ignacio Camuñas, José Luís González Quirós, Santiago Abascal, José Antonio Ortega Lara, Ana Velasco Vidal-Abarca, María Jesús Prieto, Cristina Seguí, Iván Espinosa de los Monteros y Enrique Álvarez


Convocatoria de prensa

Miércoles, 14 de enero de 2014.- Nace un nuevo partido político de ámbito nacional. Los impulsores de la formación, representados por Ignacio Camuñas, José Luís González Quirós, Santiago Abascal, José Antonio Ortega Lara, Ana Velasco Vidal-Abarca, María Jesús Prieto, Cristina Seguí, Iván Espinosa de los Monteros y Enrique Álvarez atenderán a los medios de comunicación el próximo jueves 16 de enero a las 11:00 horas. La rueda de prensa tendrá lugar en la calle Pradillo número 54 de Madrid (studio54). Durante el encuentro, el partido presentará un manifiesto con su ideario, el nombre y la imagen corporativa.

Muchas de las informaciones de prensa que han ido saliendo, nos presentan como "el partido de las víctimas" debido a la presencia de Ortega Lara y Santi Abascal. Es un honor, pero también una inexactitud. El partido ha surgido de la confluencia de muy diversos hilos de opinión e inquietud política, movidos por la situación social y económica y por el descontento general frente a la corrupción y la actitud enrocada y bunkerizada de los grandes partidos. Por supuesto que defenderemos a las víctimas, pero lo haremos porque estamos en contra de todo lo que atenta contra la democracia y la soberanía popular, ETA, pero también la mentira convertida en norma de conducta, la defensa a ultranza de la corrupción de los propios, el olvido de cualquier forma de democracia interna, el nepotismo y el desprecio a la voluntad popular expresada en el apoyo a un determinado programa político. Los males de la democracia se curan con más y mejor democracia y a eso hemos venido. Esperamos no defraudarles. 
Google entra en las casas

lunes, 13 de enero de 2014

Sobre el aborto: un consejo que me piden en Dontknow

Un aborto no es una interrupción voluntaria del embarazo, como se suele calificar de manera escasamente inocente. Cualquier interrupción permite una reanudación, el aborto es irreversible, no interrumpe sino que destruye una vida que reúne condiciones para llegar a plenitud con el apoyo de la madre.

Es muy frecuente tratar de engañarse cuando se hace algo que no se debiera hacer, y es evidente que no se deberían eliminar seres humanos tan indefensos. Se trata, pues, de una acción que es plenamente condenable desde un punto de vista ético, porque sin duda alguna se causa mal a alguien inocente, aunque ni siquiera sea capaz de saberlo por no ser todavía plenamente consciente. Lo que ocurre es que en las sociedades contemporáneas el aborto se ha convertido en una práctica relativamente frecuente, pero la frecuencia de una acción no nos dice nada de su calidad moral. Me parece, pues, que desde el punto de vista ético, el aborto no tiene defensa.
La insensibilidad social hacia el aborto ha hecho que en una buena parte de las sociedades contemporáneas, el aborto esté despenalizado y, en efecto, parece bastante implausible la idea de encarcelar a una mujer por tal causa. Pero confundir que algo esté despenalizado con el que sea un derecho es dar un paso que no es fácilmente justificable si no es retorciendo excesivamente las palabras, una argucia que siempre ha sido del gusto de sofistas y demagogos. Así pues, el hecho de que exista una despenalización total, o prácticamente total, del aborto no dice nada respecto a su calidad moral. Es importante tener en cuenta la distinción entre acción inmoral y acción delictiva: por ejemplo, mentir será siempre inmoral, pero hay infinitas ocasiones en que no hay forma de considerar la mentira como un delito.
Una mujer joven que se encuentra embarazada debe decidir entre quitar de en medio a un ser inocente, que puede complicarle mucho la vida pero que es distinto a ella, o asumir que la vida y su conciencia le piden algo que es distinto a la conducta hedonista y egoísta más habitual, que dedique parte muy importante de su tiempo y de su futuro a cuidar a esa criatura que no es fruto de su decisión, pero sí de su conducta y de su naturaleza. No todo lo que hacemos y nos pasa depende de nuestras decisiones, nuestro corazón, por ejemplo, no nos consulta para seguir latiendo, ni seguirá haciéndolo cuando no pueda por más que nosotros pudiéremos desearlo.  La vida se compone de muchas decisiones que no querríamos tener que tomar, pero que no tenemos otro remedio que tomar. La sociedad se ha organizado para que la crianza de un hijo sea responsabilidad de un matrimonio y de una familia, pero la naturaleza pone en la realidad nuevas criaturas conforme a reglas que no dependen estrictamente de nuestro deseo. Una mujer embarazada se encuentra ante una responsabilidad tremenda y aunque en las sociedades actuales se tienda a mirar para otro lado si esa mujer decide abortar, esa decisión no es cualquier cosa, ni desde el punto de vista moral, ni desde el punto de vista psicológico.
Hay quienes pretenden que se trata de una decisión tan trivial como quitarse un tumor o hacerse una operación de estética. Eso sólo puede sostenerse a cambio de una gigantesca maniobra de ocultación, a base de despersonalizar al hijo no nacido, a base de no mirarle a la cara, que la tiene, o de creer que en la vida lo único que cuenta es el deseo y no la realidad. Por eso hay que suponer que la decisión de abortar puede acabar saliendo muy cara, porque hemos apostado por el interés egoísta de una vida sin complicaciones frente al reto de cuidar y hacer crecer a una nueva persona, y no a una persona cualquiera, sino a un hijo que la realidad ha puesto en nuestro camino sin nuestro consentimiento. Son muchas, sin embargo, las cosas que nos acontecen sin consentimiento y sería enteramente erróneo considerar que una vida libre es aquella que no nos supone ninguna atadura.

Mi consejo sería inequívoco, tener el hijo, cuidarlo y amarlo. Esa elección es también una lección de vida: que las decisiones tienen consecuencias, que no estamos solos, que no se puede vivir sin alguna especie de entrega, sin amar, y amar a un hijo no es tarea fácil, empieza por tener que aceptarlo como se nos aceptó a nosotros y por eso vivimos.
Kurzweil imagina

viernes, 10 de enero de 2014

Dos formas de hacer política

Hay muchas formas de hacer política, pero la peor es la que no comprende que la política es un sucedáneo de la guerra, y que es mejor que ella, de manera que la política tenga que consistir en negociar y negociar es, sobre todo, llevar los problemas a su posición más accesible, no a su forma más extrema. Si aplicásemos esta regla analítica podríamos distinguir con facilidad entre quienes están dispuestos a resolver problemas y quienes viven de crearlos. Hay un límite, con todo, que es el respeto a las reglas del juego y a principios que no son negociables, como el de soberanía, pero pocos más. 
La era post móvil

jueves, 9 de enero de 2014

Motivos de dimisión

Me han preguntado si creo que alguien debiera dimitir en Interior por el tweet que impidió detener debidamente a unos colaboradores de terroristas, o terroristas ellos mismos. El hecho de que se pregunte algo cuya respuesta debiera ser de una evidencia incontestable indica hasta qué punto nos hemos acostumbrado a que los políticos mientan. Es terrible, no encuentro otro nombre. 
G+ y el correo gmail

miércoles, 8 de enero de 2014

Un Gobierno desnortado

La jugada "estratégica" de Rajoy & Gallardón para modificar la ley del aborto tiene la típica marca de la casa, oportunismo, improvisación, descoordinación, ignorancia política, y un intento de engañar a los pro-vida que parece haber funcionado, aunque no llegará demasiado lejos, creo, porque esta ley no pasa de ser un apaño electorero, nada que responda a un análisis serio de las cosas, o eso creo. Tal vez sería mejor que el Gobierno se dedique a poner tweets como hace el señor Fernández, el Ministro del Interior más peculiar, por decirlo de modo suave, que hemos tenido. Total qué importa un fracaso policial si se consigue un impacto mediático, además La Razón no lo cuenta, luego no existe. Gran éxito de política informativa, si señor.   
Smart Houses

martes, 7 de enero de 2014

Malas noticias para todos

Algunos se alegran con la imputación de la Infanta Cristina, pero no parece fácil hacerlo. Supongo que la alegría proviene, oficialmente, de sentir que se hace Justicia; la pena viene de un lugar cercano, de que se tenga que hacer justicia, pero también, es la otra posibilidad, de que se haga una justicia a la medida, es decir, una injusticia. Será difícil saberlo, pero es obvio que, se coja por donde se coja, la noticia es mala, y puede que las alegrías no sean mejores. 
La rareza de las invenciones

lunes, 6 de enero de 2014

La marca España

Es obvio que el prestigio internacional de España está sufriendo un retroceso tras el progreso de las últimas décadas. Todo lo que se haga por recuperar ese terreno perdido es bueno, pero tendríamos que saber que hoy en día resulta imposible una buena reputación sin una realidad sólida que la respalde. La mejor manera de promover la marca España es hacer las cosas bien, o sea que nos queda mucho trabajo. 
apps realmente útiles

domingo, 5 de enero de 2014

Las leyes y la cultura democrática

Popper dejó escrito que las instituciones no bastan si no se ven acompañadas por tradiciones correctas. Creo que el que no pase eso es el primer problema español. Aquí entendemos que la democracia consiste en hacer lo que se le antoje a un grupo cualquiera, sin que nadie se lo impida, eso es el derecho a decidir en brillante invención catalana ("mucho ruido y pocas nueces", decía Unamuno), pero claro, eso supone olvidar que la ley es expresión de una voluntad general más amplia y que nunca debe sobrepasarse. La buena cultura política aconseja ni acercarse al límite de lo tolerable por la ley, mantenerse en una zona clara y plácidamente legal, pero aquí se entiende que no puede haber ninguna ley contra el deseo organizado. Es la consecuencia de haber vivido demasiado tiempo a la fuerza y haber descubierto tarde la fuerza de la movilización, además de darle un objetivo inadecuado, como lo es el ir contra la ley y contra su espíritu y su fundamento, que no es otro que la unidad política, y nacional, del conjunto de sujetos que la legitimaron y la continúan legitimando.  Se puede ir contra eso, naturalmente, pero no se puede ir saltándose la ley, mintiendo y chantajeando, ni con derechos a decidir ni con reinserciones de asesinos que no se arrepienten de nada, ¿cómo podrían arrepentirse si piensan haber ganado? 
Se trata, siempre, de la estrategia de ETA, unos pocos, muy duros, contra todos los demás, con el auxilio de quienes creen beneficiarse de esa lucha o se protegen de ella para no ser víctimas. Lo sorprendente es que la cobardía política, y no poca ignorancia, haya permitido darles la razón, justificarlos a posteriori, y legitimar, de paso, cualquier nueva forma de barbarie, que puede haberla, no nos engañemos, porque resultaría rentable. En esto tenemos que cambiar, y hacerlo en nombre de la democracia, de la ley, y no solo de la paz. 
Timos digitales

viernes, 3 de enero de 2014

Renfe en el diván


Hace unos meses se ha publicado "Renfe en el diván", un libro de José Luis Villa, que fue el ingeniero que dirigió la implantación del AVE y que, tras casi cuarenta años en Renfe, dejó la compañía como director general a comienzos de este siglo.
La obra tiene un interés enorme. En primer lugar, es un retrato indirecto de casi medio siglo de España que te hace reír en ocasiones, como cuando recuerda la rica y variada terminología que existía en la Renfe de los sesenta para denominar a los urinarios, o la inextricable maraña laboral, o casi llorar, como cuando cuenta la frivolidad de quienes compraban trenes como si fueran docenas de huevos o la miopía nacionalista que nos ha obligado a repetir a finales del siglo XX el error Subercase, multiplicándolo casi por diecisiete.
En segundo lugar, es el retrato desde dentro, con extraña objetividad tratándose de españoles, de la gestión profesional y política de una compañía tan gigantesca y decisiva como ha sido Renfe.
Por último, muestra en primer plano que el esfuerzo y las ideas de gente dispuesta a trabajar casi puede conseguir milagros, en este caso el cambio completo de una compañía en apenas dos décadas.
Sinceramente, no creo que nadie que tenga que ver profesionalmente con el ferrocarril pueda prescindir de la lectura de un libro tan excepcionalmente singular. Los españoles no tenemos ni tradición memorialista, ni, por lo general, nos esforzamos mucho en razonar y en ser objetivos con nuestros rivales: el libro de José Luis Villa es un ejemplo de lo contrario.
Como la distribución de libros es un desastre sin paliativos, y sé de lo que hablo, la mejor manera de adquirir el libro es Amazon. El autor ha abierto un blog que también puede visitarse.

Para hacer honor a la objetividad del autor, acabaré confesando, y lo hago porque esto es para mi un honor, que he sido el editor del libro, lo que me ha permitido el placer de leerlo por dos veces, antes de publicarlo, y después.
Smart TVs

jueves, 2 de enero de 2014

Una Navidad que se ha quedado en nada

Que el público no está para fiestas, parece evidente, aunque parece estar un poco más dispuesto a comprar que hace un año. Se sabrá. Lo que me ha llamado más la atención ha sido que el proceso descristianizador de la Navidad ha avanzado muchísimo, al menos aparentemente. Me pregunto cuál será la responsabilidad de la jerarquía católica y de ciertos apóstoles en este asunto, sin descartar la mía, nada pequeña, seguramente, pero también puede ser que estemos ante un proceso más hondo que lo que todo el mundo percibe. Creo, sinceramente, que es una perdida, pero ha pasado más veces y alguna vez será la última, aunque no tenga necesariamente que ser esta.
Susticat, contra la migraña separatista

miércoles, 1 de enero de 2014

Gödel y Dios

En Vozpopuli aparece una información sobre una supuesta demostración científica de la existencia de Dios a partir de las ideas de Kurt Gödel, uno de los grandes matemáticos del siglo pasado, tal vez el que haya hecho derramar más tinta a los no matemáticos. El artículo es lo que cabe suponer que sea, pero la idea de fondo ha dado muchas vueltas, es vieja, lo que no siempre quiere decir que sea una mala idea. Se trata de un asunto serio, que no cabe en una columna digital, pero que no es una chorrada como alegremente comentan varios de los que adjetivan la atrevida columna. En el fondo es el argumento ontológico, una prueba que no les pareció mal a algunos genios como Descartes, Leibniz o el propio Gödel, además de filósofos contemporáneos, como Norman Malcolm, uno de los discípulos directos de Wittgensterin, o Alvin Plantinga. 
Si traigo aquí este asunto es porque se relaciona con una cuestión que me ha intrigado bastante, y es de carácter más general, a saber, cuál es la causa, más que la razón, de que la mayoría de la gente persista inconmovible en sus creencias, aunque haya argumentos racionales de considerable peso frente a ellas. Esto ocurre con llamativa frecuencia cuando el argumento es puramente formal o lógico, es decir, inesquivable en ese terreno. Pero la gente, tal vez con buen sentido, prefiere la evidencia inmediata o intuitiva, una especie de fe animal como la llamaba Bertrand Russell,  a la evidencia deductiva, y encuentra sospechosa siempre a la evidencia meramente verbal o simbólica, cuando de esa conclusión se podrían derivar consecuencias para lo que hay que pensar o lo que convendría hacer, para la vida. Cree, y no le falta razón, que el nexo entre las verdades meramente decibles y la existencia  real de lo que tal verdad proclama hay un abismo. Además de tal inconveniente, nada pequeño, resulta que nadie está dispuesto a entregar su libertad de juicio, incluso la de quienes la niegan, a una fórmula. Me parece que por esta vía se toca una de las cuestiones más profundas y paradójicas de la condición humana, pero para ser primero de año, ya está bien de metafísica. Feliz 2014 a todos mis lectores: que Dios derrame sobre nosotros los bienes esenciales para un vida feliz,y que nosotros sepamos aprovecharlos. 
Coches digitales