Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

viernes, 10 de enero de 2014

Dos formas de hacer política

Hay muchas formas de hacer política, pero la peor es la que no comprende que la política es un sucedáneo de la guerra, y que es mejor que ella, de manera que la política tenga que consistir en negociar y negociar es, sobre todo, llevar los problemas a su posición más accesible, no a su forma más extrema. Si aplicásemos esta regla analítica podríamos distinguir con facilidad entre quienes están dispuestos a resolver problemas y quienes viven de crearlos. Hay un límite, con todo, que es el respeto a las reglas del juego y a principios que no son negociables, como el de soberanía, pero pocos más. 
La era post móvil

1 comentario:

cantueso dijo...

Me parece que en los países pequeños la política no es un "sucedáneo de la guerra", porque incluso en los puestos más altos el prestigio y el dinero no son comparables con lo que veo aquí, en España.

Ahora mismo no recuerdo el nombre del presidente de Suiza. El gobierno es un colectivo casi anónimo. Ser parlamentario tiene prestigio sólo dentro de la familia y entre los vecinos. No sé quién es el alcalde de Zurich. Los nombres de los líderes industriales y bancarios lucen más.