Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

martes, 7 de enero de 2014

Malas noticias para todos

Algunos se alegran con la imputación de la Infanta Cristina, pero no parece fácil hacerlo. Supongo que la alegría proviene, oficialmente, de sentir que se hace Justicia; la pena viene de un lugar cercano, de que se tenga que hacer justicia, pero también, es la otra posibilidad, de que se haga una justicia a la medida, es decir, una injusticia. Será difícil saberlo, pero es obvio que, se coja por donde se coja, la noticia es mala, y puede que las alegrías no sean mejores. 
La rareza de las invenciones

2 comentarios:

cantueso dijo...

No comprendo la alegría. De todas formas, es de hipócritas fingir que ella pueda mandar su CV a una docena de empresas para buscarse un empleo. No existe ni trabajo, ni sueldo normal para ella.

Y tiene cuatro hijos. ¿La justicia va a ser tan ciega,ciega que se le permite fingir que los cuatro hijos no forman parte de los mil y pico aspectos del caso?

cantueso dijo...

Después vi que eso estaba muy mal redactado, porque lo escribí dos veces, y la segunda vez se me olvidó poner el porqué del comentario.

Es que El País puso un titular:

EL JUEZ AL QUE LA GENTE APLAUDE

!!