Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

domingo, 30 de noviembre de 2014

El octavo, no mentirás

Este papa siempre produce polémica, lo que no está mal para su oficio, porque representa a una persona que no se caracterizó, precisamente, por decir siempre lo que todo el mundo quería oír. El problema es que, además de ese carisma que es el importante, los papas llevan siglos siendo gentes poderosas, y el poder no se lleva muy allá con los que agitan. Esa es la curiosa contradicción que un papa debe asumir a su manera, y no podemos quejarnos de que las respuestas que han dado los últimos papas no hayan sido muy distintas. 
Tal vez a Francisco le guste desconcertar, no lo sé, pero cuando desconcierta por decir cosas absolutamente elementales para un cristiano, el escándalo de sus seguidores debería moderarse. 
Creo que le preguntaron hace poco por una de las miles mentiras españolas, eclesiástica esta vez, según parece. Esto es lo que contestó: “la verità è la verità. E non dobbiamo nasconderla". No soy demasiado aficionado a caracterizar a los españoles, ni siquiera a los polacos, pero me temo que la mentira sea ahora el vicio nacional por excelencia, mucho más que la envidia. Me alegro, pues, que el papa haya recordado a todos los españoles que mentir no es bueno, aunque se sea un arzobispo con fama de no tener miedo al martirio. 
Android 5 y sus problemas


sábado, 29 de noviembre de 2014

Estas navidades beberé champán

Soy el tipo menos alcohólico que conozco, pero estas navidades compraré Freixenet para brindar por su dueño. No tanto porque siendo catalán de pura cepa se atreva a hacer propaganda a favor de la convivencia de todos los españoles en una España democrática y unida, sino por ser valiente, porque hay que serlo, y mucho, para enfrentarse a esos poderes mediocres, ombliguistas y tribales que quieren hacer que Cataluña sea su cortijo, aunque ya lo sea en buena medida. Hay que ir contra ellos, y el de Freixenet se ha atrevido a alzar su copa en favor de ese largo porcentaje de catalanes que no ven razones para dejar de ser españoles, en un viaje a ninguna parte y a las órdenes de un tramoyista burocrático que se cree un héroe político, sin dar un palo al agua y sin que se le desordene el tupé. ¡Brindemos todos con Freixenet, aunque sólo sea para compensar los ataques de los separatistas rabiosos! ¡Olé sus burbujas y sus bemoles, señor Bonet!
El WP, la lectura y las tabletas

martes, 25 de noviembre de 2014

Una excelente columna

No abundan los buenos periodistas y padecemos una peste de periodistas adictos. Me permito recomendar hoy una excelente columna de Lucía Méndez en El Mundo sobre el miedo reinante. Su pronóstico: al votar a Podemos, los españoles optarán por votarse a sí mismos, ¡menudo equívoco está en marcha!

domingo, 23 de noviembre de 2014

La mentira nacional

Tradicionalmente se ha pensado que el vicio nacional era la envidia. Al margen de que esas caracterizaciones son siempre objetables, creo que ahora habría que cambiar el diagnóstico e inclinarnos por la mentira. Casi todo es mentira, y de mentira, la Duquesa de Alba, la cantante, el pequeño Nicolás, Podemos, las becas de investigación, la sanidad de Madrid que "es una de las mejores del mundo", las cifras que se dan sobre las manifestaciones a favor de la moral, o en contra de ella. Para mi que a base de no ser nada, nos ha dado por aparentar, por ser todos como es fama que son los catalanes y los vascos, un poco bastante fantasmas. Eso y la picaresca de fondo han hecho un país en el que no te puedes fiar de nada, pero, además, hemos tenido mala suerte, porque ese nuevo vicio nos ha caído encima en una época en el que mentir es más fácil que nunca, y, claro, nos hemos hecho los campeones. Lo peor de la mentira es que es el camino más directo a la estupidez, quiero decir, a una estupidez de cultivo, muy técnica. 
Sobre la inutilidad de los wearables tipo reloj

sábado, 22 de noviembre de 2014

Hechos y opiniones

La distinción entre hechos y opiniones pasa por ser piedra angular del buen periodismo, de la buena historia, incluso de la buena filosofía, aunque menos. No se trata de una distinción fácil ni inobjetable, pero sirve para ir tirando. La voy a usar aquí en un sentido, me parece, inhabitual (las comillas se deben a que la palabra no está en el DRAE, curioso). 
Me referiré a dos hechos que son dos opiniones, pero muy sugestivos ambos. El primero, las declaraciones del pequeño Nicolás en las que éste se presenta como un agente de la todopoderosa Soraya:  una opinión que merecería ser un hecho cierto, porque la superchería del caso representa bien el grado de distancia que hay entre la política sorayesca y la política de verdad.
El segundo hecho es también bastante sorprendente: resulta que Podemos podría ser la primera fuerza política en Navarra, sin tener en aquel reino ni siquiera una cara medianamente conocida, otro portento.
Mediten los españoles: ¿tendrá esto algo que ver con el portentoso fenómeno de que, cayendo la que está cayendo, las portadas de lo que queda de prensa, y por algo será, se ocupen de la duquesa y de la cárcel de la cantora? No quiero ponerme en plan de filósofo ducal para el que todos los hechos son muestras de un orden hiper-racional que él domina, pero da que pensar. 
Uber

jueves, 20 de noviembre de 2014

Un pacto necesario que se ha hecho imposible

Es profundamente lamentable que no se haya producido ningún avance en el posible pacto entre UPyD y Ciudadanos. No sé de quién será la culpa, pero el espectáculo producido es enteramente deplorable. Mientras los partidos no sepan existir para los ciudadanos en lugar de vivir únicamente para sí mismos no habrá nada que hacer, y esto se pondrá mucho peor, que ya es decir. Un desastre del que es culpable quien crea que ha salido ganando, sean uno o dos.
Lollipop

martes, 18 de noviembre de 2014

La beca para estudiar la Vivienda en Andalucía

A Iñigo Errejón le han pillado en un puro "como si", haciendo como que era becario y como que estaba estudiando un tema tan trascendente y profundo como la vivienda en Andalucía. Pero no cobraba "como si", sino de verdad, un sueldecito de 1.850 euros que para sí los querrían muchos investigadores que se dejan las horas en los laboratorios y muchos trabajadores que de verdad trabajan. Todo sea por Podemos y por acabar con la casta. Asistiremos a sus mentiras prácticas para disimular el entuerto, y las dirán con la misma impavidez con que dicen las mentiras teóricas que les están dando tanta fama. ¡Quién no te conozca que te compre!

domingo, 16 de noviembre de 2014

Decir medias verdades

Por decir medias verdades junto a mentiras completas el prestigio del PP es muy difícil de rehacer: no se conseguirá con explicaciones monaguescas o con realitys como los que ha pretendido montar la señora Aguirre que no convencen ni a sus dirigentes, por algo será.
Retrasos de Google

jueves, 13 de noviembre de 2014

Pedro Sánchez

He figurado entre los defensores de Pedro Sánchez y creo que todavía hay que darle un margen porque acaba de embutirse un traje que no está hecho precisamente a la medida y resulta un poco desastrado, pero lo que más me preocupa es que cuando parece que el que sale adelante es él, y no su traje, la cosa no mejora, se pone incluso más fea. Espero que vaya aprendiendo, porque lo contrario no le conviene a nadie, especialmente a nadie que no sea del PSOE, salvo a los chicos de moda, pese a esas pintas que se gastan. 

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Una imagen precisa

Viendo esta imagen me quedé de piedra: resulta que los reyes dan el pésame a los familiares de las víctimas de un accidente y ni uno solo de los saludados se pone de píe, algo que parece obligado con cualquier persona que se acerque a saludarnos cuando estamos sentados. Creo que es una imagen que muestra hasta qué punto ha llegado el olvido de las más elementales reglas de la urbanidad, de qué manera la chabacanería y la mala educación se han hecho los dueños del espacio público. 
Podría aducirse en disculpa de los afectados su estado de postración, pero no me parece excusa suficiente. Hay que llamar la atención, también, sobre la inutilidad de los ayudantes y encargados de protocolo de los reyes que no han sabido hacer una mínima indicación a los familiares para evitar una imagen tan desmoralizadora. No quisiera exagerar, pero me parece una metáfora de la situación real de España, todos sentados, sin hacer nada, y esperando que alguien venga a homenajearnos y a resolvernos la vida. ¡Le llaman democracia y no lo es!
Pro Google, dentro de un orden

martes, 11 de noviembre de 2014

Una jornada penosa

El cuasi referéndum supuso un espectáculo lamentable, por mucho que nos hayamos acostumbrado a que la ley se pueda tomar a pitorreo por los nacionalistas catalanes. Es un consuelo, relativo, que, con toda la frialdad del mundo, la Fiscalía se querelle contra los responsables de ese suceso vergonzoso, contra esa caricatura obscena de la democracia. 
Estamos tan acostumbrados a la mentira que se atreven a celebrar como un éxito que tras años de implacable movilización, de persecución sistemática de los disidentes, hayan obtenido bastante menos de un treinta por ciento de independentistas en este vil sucedáneo que nunca debió existir. Hay que esperar que quienes deben hacerlo, y nos afecta a todos, saquemos consecuencias de esas cifras y nos apresuremos a reducirlas sin miedo y sin tardanza, porque son hijas de la mentira más tonta y cobarde que se pueda imaginar. Yo también me siento triste de que el Gobierno español haya sido tan pusilánime, pero no quiero fijarme ahora en eso, sino en obligarnos todos a combatir con decisión algo que es un ridículo pero que puede acabar en tragedia.  
Google, pros y contras

lunes, 10 de noviembre de 2014

Mas y las matemáticas



No siempre que se vota hay democracia, como se puede ver en las fotos inspiradas en el mensaje que me ha enviado Juan Soler, Franco y Fidel Castro inclinados ante la urna. Aparte de esa observación de principio, hay que insistir en que la mejor manera de manejar al personal es a base de números, la mayoría de la gente  pierde el hilo a la primera, y, con ello, la capacidad de objetar, cosa de la LOGSE. Ayer nos dijeron que era un éxito que votasen más de dos millones, pero esa cifra representa apenas un tercio de los catalanes con derecho a voto, dejando aparte la escasísima fiabilidad del recuento y del "censo", lo que significa menos de un treinta por ciento de partidarios de esta independencia tan alegremente planteada, es decir que se quedaría en mucho menos si de verdad se argumentase, como se ha hecho en Escocia, sin ir más lejos.

No todo está perdido para la libertad, la igualdad y la unidad de los españoles, pero hay que empezar por tener un Gobierno más decidido a dar una batalla inteligente, y eso significa que ojo con la izquierda que lleva décadas con esa absurda derrota nacionalista, o con Podemos que, a este respecto, es más de lo mismo, también en esto. 

domingo, 9 de noviembre de 2014

La mentira y el pago a deshora

Monago va a pagar sus viajes a Canarias, pero ese gesto oportunista no evita que le tengamos que llamar mentiroso y, precisamente por eso, corrupto, porque corrupto es el que engaña, el que oculta lo que hace, el que tiene dos morales, la que practica y la que predica. 
Que haya pagado con dinero de todos nosotros sus amoríos isleños está realmente mal, pero, que nadie quiera engañarnos, esa conducta es perfectamente legal, y eso está peor. Cada viaje de los que pagamos a nuestros diputados y eurodiputados debiera pagarse indicando el motivo y la actividad, y si no lo hubiera no debería pagarse, pero no es esa la praxis imperante, sino una especie de barra libre de movilidad, en primera, por supuesto. Los españoles han podido asomarse por este agujero  a una de las privilegiadas prácticas que se estilan en el Congreso de los Diputados, un caso más de tarjeta "black": cobra y calla, nosotros no se lo diremos a nadie. 
Con todo, lo más grave que se revela en todo este grimoso episodio, que es posible se deba a venganzas internas del PP frente a un tipo relativamente díscolo, es el puñetero aplauso, el apoyo unánime, tal vez simulado, de los mandamases del PP a Monago, un ejercicio de unidad y apoyo mutuo  que pone de manifiesto la verdadera naturaleza de la solidaridad de los peperos, más mafiosa que valiosa: se aplaude al que ha hecho algo mal, porque tiene el valor de negarlo y porque es "uno de los nuestros", haga lo que haga. Y luego dicen que el pescado es caro. 
Un útil nada inutil

sábado, 8 de noviembre de 2014

Lágrimas de Monago

Las lágrimas de Monago son tan expresivas como la escena más explícita, porque permiten tocar una de las raíces de la corrupción, la opacidad sin posible control, la confianza que se conceden a sí mismos los que tendrían que ser no vigilantes sino vigilados. Resulta que Monago viaja a ver a su novia, pero lo hace bajo el amparo de su condición de parlamentario que le concede cuantos viajes quiera, sin control alguno. Monago ha hecho trampa, apenas cabe presunción en contra, pero una falta que no puede ser ni comprobada ni sancionada, piensa él, no es nada que deba preocuparnos.  
La ética de Monago es, en este punto, extremadamente vulgar: para él, como decía Mencken,  la conciencia moral sólo es esa voz interior que nos advierte que alguien puede estar vigilando. Si nadie vigila, nada hay que evitar. ¿Cuántos Monagos hay en el Parlamento? Acaba de aparecer otro por Teruel, pero son seguramente incontables e irresponsables de su liviandad, porque es de necios suponer que nadie hará nunca nada inconveniente aunque no exista ninguna vigilancia. 
Por otra parte, Monago se defiende bien, en pura lógica: los viajes privados los pagó él, y si no los pago él es que no son privados, lo que quiere decir, una vez más que no sabemos con quién estamos hablando. 
Los aplausos del PP a las lágrimas de Monago son una muestra más de la infinita simpatía que el poder siente por sí mismo, faltaría más. 
Segunda mano

viernes, 7 de noviembre de 2014

Podemos hacer más o no podemos hacer menos

Soy bastante aficionado a El Mundo Today, buen humor, incisivo, no esquizoide, certero y escasamente convencional. Hoy traen en portada una pieza extraordinaria: cómo solucionar los problemas del tráfico: ¿Podemos o no Podemos?
Nexus 6 a la venta

martes, 4 de noviembre de 2014

Un buen discurso sobre el populismo


Este discurso parlamentario de la guatemalteca Gloria Álvarez incluye  un excelente argumentario contra el populismo, esa política que ofrece milagrosas soluciones sin explicar nunca cómo, una política de engaño sistemático que empobrece y envilece, pero que tiene éxito debido a los defectos y las corrupciones de las democracias.
Votando con Google  

domingo, 2 de noviembre de 2014

La corrupción no es sistémica sino sintomática

La corrupción no es la causa de nada, sino la consecuencia de varios errores de fondo en la construcción de nuestro sistema político, errores que han sido aprovechados como caldo de cultivo para el latrocinio por muy buena parte de los que mandan. 

El primer error es creer que se puede improvisar una democracia sin promover una cultura democrática, que todo es cosa de leyes, cuando las leyes suelen servir, simplemente, para que el que tiene el poder se legitime más y se proteja mejor.

El segundo consiste en creer que basta con que los ciudadanos elijan para que haya democracia. No es posible que exista ninguna forma de democracia sin división de poderes y, en España, no existe apenas división de poderes, salvo, paradójicamente la que crean los partidos merced a la división territorial, justo la que menor interés general supone para todos. En especial, es inaplazable restablecer y fortalecer la independencia de la Justicia para que no pasen cosas como que el asaltante de la casa de Bárcenas ya esté en la cárcel, y que a Bárcenas, y a los de Gürtel, todavía no se sabe por qué se les va a juzgar, si es que se les acaba juzgando. Decir que la Justicia es lenta pero implacable es un sarcasmo. 

El tercer error es haber fortalecido al ejecutivo en detrimento del legislativo y haber puesto el legislativo en manos de los partidos, es decir de la presidencia del Gobierno. Milagroso es que no vayamos todavía peor.  Esto sólo lo puede arreglar una ley de partidos que los obligue a ser transparentes, internamente competitivos y democráticos, para que se pueda recuperar al menos parte de la independencia del legislativo respecto al Gobierno, cosa absolutamente esencial. No se trata de que haya que reformar toda la legislación electoral, pero sí de que es imprescindible corregir sus principales efectos negativos. Tiene sus riesgos, pero no puede haber nada que se considere una democracia si los legisladores tienen las manos atadas por el Gobierno.

El cuarto error es haber admitido un doble paradigma político: el gasto público es siempre bueno, y los controles democráticos se consideran siempre suficientes. Pues bien, el gasto público debe ser severamente limitado y vigilado, no podemos dilapidar el dinero de nuestros impuestos, y eso es lo que crea el caldo para que la corrupción pueda crecer en una atmósfera absolutamente opaca,  y además, hacen falta severísimos controles administrativos a cargo de funcionarios públicos independientes de los partidos y del poder político, el control de interventores profesionales. Cuando el Gobierno de Felipe González se cargó el control previo del gasto, sabía muy bien lo que hacía, abrir el grifo al desenfreno y, con ello, al descontrol y a la corrupción. Dicho sea de paso, por esta vía llegará la corrupción de Podemos, si no ha llegado ya, porque está claro que no piensan en otra cosa que en gastar más, controlándolo ellos.
Suplementos energéticos