Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

miércoles, 25 de febrero de 2015

El estado de la nación

No he visto el debate, me ha bastado con seguir las informaciones posteriores para confirmar que, de nuevo, no se habla de una nación real, sino del estado anímico de quienes la gobiernan, de forma que no es extraño que el personal no se interese en exceso. Todo se rige por la autopropaganda y por la absoluta carencia de espíritu crítico, es como esa campaña de la Comunidad de Madrid para convencernos de que tenemos la mejor sanidad del mundo, lo dicho, de Madrid al cielo. Puro casticismo y pura cochambre intelectual y moral: el pote que se dan los que mandan a costa de lo que nos sacan sin miramiento alguno, y encima hay gente que aplaude. ¿Quién ha ganado? Hemos perdido todos, como siempre o casi siempre. 
Aplicaciones de aparcamiento, la culpa es siempre tuya

martes, 24 de febrero de 2015

Índices de Educación

La Secretaria de Estado de Educación ha vuelto tímidamente a la carga poniendo en duda que el modelo de financiación de las Universidades sea sostenible. Bien está, pero eso es como preocuparse por una epidemia arguyendo que disminuirá la asistencia al cine. Nuestro problema universitario, que es pináculo del educativo, se entiende muy bien con tres hechos claros, concretos e indiscutibles: primero, no tenemos ninguna universidad entre las 250 primeras del mundo, mídase como se mida; segundo, desde 1906, hace más de un siglo, nuestra universidad no ha producido ni un sólo Nobel de Ciencia (en ese período Italia, Francia, Inglaterra, Alemania y los EEUU han obtenido centenares de galardones); tercero, nuestras escuelas de negocios están entre las primeras del mundo, y se nutren, básicamente, del mismo personal docente. A cualquiera se le ocurriría una reflexión obvia, pero estamos en un país que no quiere ver las cosas de este modo, con políticos cobardes, pueblerinos  e ignorantes que presumen de saberse el Código Civil y ser los primeros de su promoción de memoriones, y así nos va.
Finlandia

viernes, 20 de febrero de 2015

Más claro, el agua

Dado el carácter evolutivo y oportunista del discurso de la casta pablista, este video puede ayudar a mucho despistado. Esto es lo que haría si pudiera: ¿vamos a ayudarle a hacerlo. Yo no, desde luego.

jueves, 12 de febrero de 2015

Lo de Sánchez y Gómez

Les recomiendo, para empezar, el excelente artículo de Nicolás Redondo, que sabe de lo que habla, en El Mundo de hoy: la crisis del PSOE no es sólo en Madrid, es mucho más de fondo. El problema, que le pasará también en su momento al PP, es que no se puede seguir viviendo de las rentas de algo que se ha desvanecido, y el PSOE se está quedando sin espacio: a base de intentar hacerse con todo se está abocando a la nada.
Partiendo de esa base, Sánchez va en la buena dirección, y Gómez está claramente de más. El problema puede estar en que Gómez no esté solo, que haya mucho socialista madrileño de ese tipo. El PP se deshizo en su momento de Matanzos y gente así, pero ahora tendrá que hacer una limpia mucho más radical. Gómez es el Matanzos del PSOE, sólo que en el PSOE hay más tipod e ese estilo que Matanzos en el viejo PP.
Si de toda esta convulsión con la amenaza absurda de Podemos salen unos partidos reformados y redefinidos, habrá merecido la pena, pero será un parto muy difícil.
Coches inteligentes

sábado, 7 de febrero de 2015

El sentido de la izquierda

Los que han sido simpatizantes zapateriles son, en general, dignos de lástima, pero también hay quienes han visto en Zapatero algo valioso aunque muy mal encauzado: yo estaría entre estos, aunque para responder a la pregunta de qué ZP era el auténtico, y, por tanto, cuál es el gusto zapateril más equivocado, habría que saber más de lo que yo sé, y, en particular, conocer a ese personaje tan curioso un poco de cerca. Detrás de todo esto esta una cuestión realmente no nada fácil, a saber, ¿qué puede ser la izquierda a estas alturas? Zapatero escogió una vía fácil, aunque con algún que otro zig-zag. En años de prosperidad,  fue una especie de izquierda a la americana sólo que imbuido de la curiosa tradición específicamente anti-española de la izquierda de por aquí. Cuando la prosperidad, aparente o real que eso es metafísica y no de la mejor, se vino abajo, el zapaterismo dejó de poder dar dádivas y se quedó en nada. 
Podemos es otro intento de reinventar la izquierda, y puede que sus efectos no sean del todo malos, aunque la fórmula es archi-primitiva, es un paso atrás respecto a Zapatero que fue su profeta. ¿Y qué será Sánchez si consigue no ser nada? Muchas preguntas que nadie se hace y por eso la izquierda tiende a ser mayoritaria: es una solución sin problemas, flatus vocis que enamora en un país indolente y, en el fondo, bastante escéptico que, además nunca acaba de escarmentar. 
Silenciar el móvil

lunes, 2 de febrero de 2015

Carmona, el desaprensivo

A este Carmona del PSOE, amigo de las cámaras antes que de cualquier verdad, acaban de aplicarle un tratamiento de choque los que protestaban por un desahucio al que el pájaro quería sumarse. Casi diría que me alegro, aunque no está bien ninguna muestra de intolerancia, pero tan tonto como creer que los soñadores tiene soluciones a todo, es creer que algunos personajes políticos no tienen nada que ver con los problemas que afligen a los más necesitados y menesterosos. Un poco de vergüenza no está mal para que algunos políticos del PSOE y del PP no se crean que pueden librarse de las iras populares, aunque no sean ni siquiera razonables, pero pensar que todo el PSOE es como es y Carmona es distinto es de coña, sobre todo que Carmona crea que se lo puede hacer creer a alguien.
Amazon