Página del autor

Pincha aquí si quieres ir a la página del autor

lunes, 22 de junio de 2015

La bandera de Pedro Sánchez


Me ha encantado que Pedro Sánchez haya acabado con la estúpida escenografía al uso, gente embobada a las espaldas del líder en un escenario, como de concurso de TV, y se haya atrevido a lucirse delante de una gran bandera de España, de la bandera nacional. Comparto, además, su definición de patriotismo, y creo que se la toma en serio. En fin, que esto me confirma que la estúpida estrategia de Rajoy para confundirle con Podemos es, además, injusta, y constituye la contrafigura del zapaterismo para cargarse los consensos básicos de la transición, que no es santa, pero estuvo realmente bien, más quisieran algunos. Si el candidato del PSOE sigue así, y estoy seguro de que tratara de hacerlo, se colocará en el centro, y los miedos de Rajoy se transformarán en votos para Pedro Sánchez: se verá muy pronto. 

domingo, 21 de junio de 2015

La realidad no importa

Creo, desgraciadamente, que vivimos una época en que la realidad importa cada vez menos, especialmente en política. Claro que no es fácil decir qué es la realidad y acertar a determinarla con alguna calidad, y cada cual podría invocar su ejemplo favorito, pero a lo que asistimos es a un vocerío irracional y sistemático que procede a declarar, de facto, que nada importa lo real, ni que lo que digamos o creamos o pensemos tenga la menor relación con eso. Que el PP acepte mansurronamente el camino de la extinción de la mano de Rajoy, que los secesionistas catalanes sigan haciendo ese camino absurdo y sin término comprensible que se han trazado. o que los líderes griegos, y los europeos, jueguen a olvidar lo que de verdad nos importa son sólo tres síntomas de esa dolencia, pero no son pequeños. 

domingo, 7 de junio de 2015

Alma de cántaro

Llevo varios días sin escribir en este rincón del alma, y es porque no encuentro nada positivo que comentar y me cansa la crítica, aunque sea inevitable. Ver cómo un partido como Ciudadanos que podría hacer un papel inestimable se está despeñando produce enorme melancolía: tenían razón quienes me decían que UPyD era una opción mucho más sólida, pero se han desvanecido en el aire por errores similares a los que está cometiendo el líder ciudadano con sus sonrisas y sus aires de no ser de este mundo. En fin, es la política, es así y si no es mejor es porque no nos la merecemos, aunque imagino que unos más que otros. 
Googlecotillenado